Domingo, 15 Septiembre 2019

Pte. Colegio Médicos Palencia: "Situación actual y perspectivas futuras de la profesión médica"

Pte. Colegio Médicos Palencia: "Situación actual y perspectivas futuras de la profesión médica"

Artículo

El presidente del Colegio de Médicos de Palencia, Dr. Francisco José Del Riego, hace una revisión, en este artículo, a algunos de los problemas que afronta actualmente la profesión médica como es la falta de planificación de RR.HH., y la situación de precariedad laboral. Además, ofrece una serie de reflexiones sobre el R.D. de Enfermería, defendiendo que la prescripción es inseparable del acto médico

Palencia 25/04/2016 medicosypacientes.com

Dr. Francisco José Del Riego.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la profesión médica es la falta de estudios prospectivos de demografía médica que informen anticipadamente sobre las necesidades de médicos en general y de las diferentes especialidades en particular en los próximos años.
 
Esto es más grave habida cuenta que la formación médica y de especialistas necesita unos 10 años de media desde que se inician los estudios de grado, por ello estos problemas aunque conocidos son difícilmente solucionable a corto plazo.
 
Desde las Comisiones Nacionales de Especialidades Médicas del Ministerio de Sanidad y Consumo, de las que formo parte, desde los Colegios de Médicos, desde los Servicios de Salud de las CCAA y desde las Sociedades Científicas se han realizado encuestas y estudios sobre las necesidades futuras de médicos en general y de las distintas especialidades, al parecer sin éxito, ya que a día de hoy nos encontramos con paro y empleo precario en algunas especialidades y falta de cobertura en otras por no haber especialistas. Todos conocemos casos concretos relatados en prensa.
 
Algunas CCAA, entre ellas la de Castilla y León han realizado planes de ordenación de los Recursos Humanos adelantando la edad de jubilación con un criterio fundamentalmente economicista (ahorro en trienios, carrera profesional y otros complementos) sin tener en cuenta las necesidades futuras. Una reciente sentencia del Tribunal Supremo confirma este plan al no prosperar el recurso  interpuesto por los Colegios de Médicos de la Autonomía.
 
Tres noticias recientes nos han traído luz para identificar las causas y posibles consecuencias de este problema. 
 
La Comisión Nacional de la especialidad de Cirugía General y del Aparato Digestivo y la Asociación Española de Cirujanos han realizado una encuesta sobre la situación de los cirujanos en España al acabar su periodo de formación, encontrando que al año de acabar el MIR sólo el 10% tiene un trabajo fijo, otro 10 % interino y el 80% contratos que podríamos llamar precarios.
 
El Consejo General de Colegios de Médicos de España ha presentado en el pasado mes de marzo la 3º oleada sobre la situación laboral de los médicos en España en la que se constata que el 50% de los médicos que trabajan en España lo hace en una situación de inestabilidad. Las condiciones retributivas y de carga de trabajo han empeorado y su percepción sobre la situación asistencial es peor.
 
Las vocalías de Atención Primaria del Consejo Autonómico de Colegios de Médicos han publicado en febrero de este año las conclusiones de un estudio sobre la demografía médica en Atención Primaria en Castilla y León, anunciando que 4 de cada 10 médicos se jubilarán en los próximos 5 años (unos 600 profesionales) con una difícil reposición de las plazas.
 
Alguna CCAA como País Vasco, Aragón y Castilla la Mancha han comenzado a rectificar sus planes de RRHH en este sentido. 
 
En Castilla y León la Consejería de Sanidad debería iniciar movimientos, escuchando a los interlocutores (Colegios de Médicos, Sindicatos y Sociedades Científicas), para prevenir anticipadamente este panorama, que de prolongarse acabará afectando a la calidad de la asistencia sanitaria, tan valorada por los ciudadanos y que se mantiene fundamentalmente gracias al esfuerzo de los profesionales, a pesar de una situación difícil por los recortes padecidos, que han afectado gravemente a los salarios y a las condiciones laborales y que hemos aceptado sin rechistar, conocedores de la situación general.
 
A raíz de la publicación del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, se ha desatado una “guerra” mediática, más en las cúpulas que en las bases, entre ambas profesiones sanitarias. 
 
Creo que la prescripción de medicamentos sujetos a prescripción médica es inseparable del acto médico y no siempre su consecuencia. Esto queda meridianamente reflejado en la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias y en la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.
 
Se puede resumir en una frase: “Prescribir no es escribir”. El Tribunal Supremo afirma que la responsabilidad del diagnóstico, tratamiento y prescripción corresponde al médico.
 
Así se ha manifestado el alto Tribunal negando al Consejo General de la enfermería la suspensión cautelar del citado Real Decreto. Así se ha posicionado el Foro de la Profesión Médica de España compuesto por la Organización Médica Colegial, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.
 
Esto no es una disputa de competencias entre médicos y enfermeros, sino algo que va en pro de la mejor protección y atención integral de la salud  de los ciudadanos, en la que médicos y enfermeros hemos ido siempre unidos y que los ciudadanos deberían demandar en base a su seguridad y a la calidad de la asistencia recibida.
                                               
Dr. Francisco José del Riego Tomás, Presidente del Colegio de Médicos de Palencia, Vicepresidente del Consejo Autonómico de Colegios de Médicos y Vocal de la Comisión Nacional de Cirugía del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.