Viernes, 24 Septiembre 2021

Dra. Macarena Bravo: “Apostar por Atención Primaria”

Dra. Macarena Bravo: “Apostar por Atención Primaria”

La Dra. Macarena Bravo, médico de Familia de la Delegación de Educación, Cultura y de Deportes de Ciudad Real, analiza en este artículo de opinión para el Blog AP25 del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), la situación de la Atención Primaria en España “la pandemia ha puesto de manifiesto la obsolescencia de nuestra Atención Primaria, llevamos más de 20 años anunciando que este sistema no se sostiene, consultas desbordadas de pacientes, sin actividades de prevención primaria y realizando pocas de promoción de la salud” 

Madrid 04/06/2021 medicosypacientes.com

Dra. Macarena Bravo

Dra. Macarena Bravo, médico de Familia de la Delegación de Educación, Cultura y de Deportes de Ciudad Real.

La Atención Primaria fue concebida como el primer nivel asistencial para atención al paciente englobado en un ente familiar y social en la comunidad, un todo donde salud y enfermedad, bienestar y malestar, comunicación e introspección juegan un papel en conjunto. Pero lo primordial del primer nivel asistencial consistía en realizar actividades de prevención de enfermedad y promoción de la salud, con el objetivo de tener un paciente sanitariamente saludable, independiente, que precise atención cuando se interrumpe su estado de bienestar y no puede gestionarlo por sí mismo.

Pero desde su concepción la Atención Primaria ha ido degradando este concepto convirtiéndose en un sistema al que a las administraciones se les ha olvidado la promoción de la salud, prevención de enfermedad y buscar la autonomía sanitaria del paciente. Señores gestores un sistema de salud público no consiste en hacer un gasto sanitario indiscriminado, donde el paciente consume alcohol y tabaco de forma libre, come grasas saturas 6 días a la semana, ingieren cantidades desmesuradas de carbohidratos, los niños caminan en invierno descalzos por la casa o juegan al futbol mientras llueve, empapándose y sufriendo posteriormente bronquiolitis, laringitis, bronconeumonías… y posteriormente para eso disponen de un sistema sanitario con cobertura universal en el que gastamos recursos para realizar una prevención secundaria, incrementar el gasto farmacéutico o derivar al paciente a una atención hospitalaria si no mejora, pues lo que estamos entonces gestionando es un mal uso sanitario, generando listas de espera, y el paciente que enferma o agrava por su condición clínica tiene que esperar para optar a un tratamiento adecuado.

La pandemia ha puesto de manifiesto la obsolescencia de nuestra Atención Primaria, llevamos más de 20 años anunciando que este sistema no se sostiene, consultas desbordadas de pacientes, sin actividades de prevención primaria y realizando pocas de promoción de la salud.  Ha seguido funcionado con el sacrificio, algunas veces sin sentido de sus profesionales, pero en la pandemia ha mostrado la realidad con listas de espera de 7-10 días para ser atendido con una consulta telefónica, gran escasez de sanitarios, consulta con cupos en el entorno urbano de más de 1500 cartillas y en el entorno rural más de 1000 cartillas y repartidos entre varios pueblos, con pacientes que ante la menor duda necesitan consultar con un sanitario, pues al no tener una educación sanitaria, no es capaz de razonar si 37º es fiebre… Las urgencias desbordadas de motivos no urgentes, ya que como tenemos un sistema de atención continuada, más que de urgencias, incluso cualquier trámite administrativo se lo resolverán desde un centro de urgencias. Las administraciones no se han encargado de hacer autosuficiente al paciente pero cuando el sanitario intentar realizar esta labor, la administración defiende el derecho de la atención continuada del paciente sobre la educación  sanitaria que realiza el profesional. Pero  vuelvo a insistir en que la promoción de la salud y autonomía de la salud no podemos demorarla más y es prioritario comenzar con la educación para la salud desde la escuela, que sea impartida por profesional docente sanitario. Esta debe de ser la primera piedra en una Atención Primaria sólida, y a partir de aquí con una administración que realice una inversión justa en Atención Primaria donde deben de pasar del actual 15-16% de inversión media al 25% y llegar como Indica la OMS al 50% en circunstancias de pandemia, aunque lamentablemente aún tenemos comunidades autónomas como Castilla la Mancha que en plena pandemia y en campaña de vacunación han realizado la supresión de plazas médicas.

Para no seguir destrozando nuestro sistema sanitario, desde el Ministerio de Sanidad tienen que “ponerse la pilas” y gestionar más plazas MIR y EIR, acreditar más centros docentes, incluidos en los centros rurales y favorecer la formación de tutores docentes. Desde el Ministerio de Educación deben concienciarse que los Médicos y Enfermeros también deben de estar presente en las aulas y centros educativos, y desde las administraciones deben de dar estabilidad laboral a sus sanitarios, hacer una consolidación de los puestos de trabajo para evitar la “pérdida” de sanitarios entre comunidades y afianzar los sanitarios a los cupos de pacientes, para que el enfermo, su familia y la comunidad, tengan una continuidad asistencial por el mismo profesional, que a su vez es la clave para garantizar una atención sanitaria de calidad.

Running sports | Autres