Domingo, 31 Mayo 2020

Dr. Rodríguez Del Río: “Los médicos frente al coronavirus”

Dr. Rodríguez Del Río: “Los médicos frente al coronavirus”

Blog AP25

El Dr. Francisco Javier Rodríguez Del Río, vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Secretario de la Vocalía Nacional de Atención Primaria Rural y Coordinador del Grupo de Trabajo AP25, habla del papel de los médicos de Atención Primaria frente al coronavirus. “El coronavirus es una responsabilidad de políticos, gestores, sanitarios y ciudadanos, de todos nosotros depende en tomar conciencia para controlar la transmisibilidad y evitar el colapso como en otros países”, asegura

Madrid 10/03/2020 medicosypacientes.com

Dr. Francisco Javier Rodríguez Del Río

El Dr. Francisco Javier Rodríguez Del Río. vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Secretario de la Vocalía Nacional de Atención Primaria Rural y Coordinador del Grupo de Trabajo AP25
.
Pensábamos que no llegaría pero finalmente se atiende en todos los centros de sanitarios. Desde los medios hemos visto todo tipo de noticias; España está preparada frente a la llegada del coronavirus… pero la realidad fue otra.  Hemos podido observar como en las ultimas 48-72 horas hemos duplicado el número de casos confirmados, infraestimando todos los pacientes con "síntomas gripales" que siguiendo el protocolo correspondiente, si no cumplen criterios epidemiológicos, y sin signos de gravedad, se atienden desde domicilio, no se realiza atención estudio microbiológico, no son clasificados como coronavirus, y son diagnosticados como "gripe" o "cuadro gripal". Este fallo no es culpa de los sanitarios de Atención Primaria sino al seguimiento de unos criterios estrictamente epidemiológicos, y sabemos que  desde hace una semana se han descrito  casos en pacientes que no han realizado viajes a países y zonas de riesgo, con lo cual esta circunstancia facilita el infradiagnóstico y que el enfermo siga contagiando.
 
Tenemos muchas opiniones, algunos expertos dicen que tiene una baja transmisibilidad, que una baja letalidad…El problema no es quizás este, más bien es que la población es la primera vez que entra en contacto con el virus, que no existen vacunas, que no hay tratamientos específicos frente a la infección y que la Organización Mundial de la Salud ha publicado que es 3 veces más letal que la gripe, y tan sólo llevamos 2.5 meses de convivencia con este germen, con lo cual las estadísticas prosiguen al alza. No obstante, no consiste en generar alarma para crear angustia en la población, pero tampoco se puede banalizar, porque además de ser una crisis económica mundial, es una crisis sanitaria, pues ni siquiera los mejores hospitales del mundo están capacitados para controlar esta "epi-pandemia", ni mucho menos en centros de salud urbanos o rurales. 
 
Pretendo que mis pacientes comprendan esta situación explicándole la importancia de protegerse y realizar medidas higiénicas de manos, no usar aparatos de calefacción o climatización por aire, evitar contacto con gestos, besos, contacto, evitar zonas de aglomeración, vitas de enfermos o pacientes ancianos… Aun no he visto en la televisión o en los centros escolares charlas explicativas sobre cómo debemos de realizar una higiene de manos, o el no acudir a los centros sanitarios por cuestiones banales, o evitar aglomeraciones, como hay que protegerse para toser... Es obligación de los Ciudadanos y deber del personal de los centros de salud priorizar lo imprescindible, es el momento de trabajar la telemedicina desde los centros, es decir resolver por teléfono receta electrónica, resultados de pruebas complementarias que no precisen de la presencia del paciente, y reservar en la asistencia a los centros sanitarios principalmente las patologías que requieran de una exploración física directa e indirecta siempre y cuando el centro no disponga de un servicio de videoconsulta. 
 
Empezó China, después Italia y ahora progresamos nosotros. Actualmente casi 300 pacientes nuevos por cada día (según estadísticas de las últimas 72 horas), hemos visto centros sanitarios masificados, imágenes con calles con poca densidad de población, controles estrictos de higiene en centros laborales, centros educativos cerrados…
 
Primero en China, luego  Italia y no es que sean países con peor sanidad o con menos medios sanitarios-humanitarios o peores gestores… porque es el mismo ciclo que empieza a suceder en España.
 
Hoy me llaman compañeros a informar de que desde Madrid se están enviado niños a estar con los abuelos para que ellos los cuiden, hay centros escolares que se han cerrado debido a las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid, desde los centros de trabajo se debe de fomentar  que la población que esté con familiares enfermos no manden a niños con los abuelos y estas familias puedan conciliar y utilizar sus periodos de descanso para evitar contagiar a los abuelos y seres queridos, población más frágil y a la que las estadísticas está castigando con los mayores índices de mortalidad. La transmisibilidad actualmente es como una diana, en situación creciente de casos, cuanto más concentración de ciudadanos  enfermos o que portan la enfermedad (vehículos, auditorios, centros sanitarios, espacios deportivos, viajes…) más puntos sumamos en la posibilidades de contagio.
 
Durante la etapa preelectoral a muchos vocales nos calificaron de oportunistas por solicitar a nuestros políticos mejoras en las condiciones laborales como 10 minutos por paciente, mas seguridad en los centros, acceso a pruebas complementarias, carrera profesional… No se contempló ninguna de estas mejoras. ¿Qué pasaría si ahora los sanitarios hiciésemos una huelga como  hacen otras profesiones en las épocas estivales? Sinceramente no se lo imaginan porque saben que los sanitarios no dejamos a la población desatendida cuando nos necesitan y aun así aunque los sanitarios padezcan una enfermedad crónica como inmunodepresión, diabetes, tumores… seguimos atendiendo a quienes nos necesitan.
 
Al menos esperamos que esta reflexión les sirvan para tener en cuenta que nosotros estamos para atender a la población y que los sanitarios que nos contagiemos por coronavirus, en relación con nuestra práctica asistencial, lo mínimo que esperamos, es que sea reconocida como accidente laboral.
El coronavirus es una responsabilidad de políticos, gestores, sanitarios y ciudadanos, de todos nosotros depende en tomar conciencia para controlar la transmisibilidad y evitar el colapso como en otros países.