Lunes, 16 Diciembre 2019

Dr. Pérez Artigues: "Los conflictos entre médicos, un problema deontológico"

Dr. Pérez Artigues: "Los conflictos entre médicos, un problema deontológico"

Artículo

El presidente de la Comisión de Deontología Médica del Colegio de Médicos de Baleares, Dr. Pérez Artigues, analiza en este artículo cómo los conflictos entre médicos se están convirtiendo en un grave problema, a la vista del incremento de reclamaciones que están recibiendo las Comisiones Deontológicas. Al respecto hace un llamamiento para concienciar al colectivo en cuanto a las actitudes y comportamientos adecuados en las relaciones con sus colegas

Palma de Mallorca 07/10/2016 medicosypacientes.com

Dr. Pérez Artigues.

Juan A. Pérez Artigues. Presidente de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Baleares (COMIB)
 
La existencia de tensiones entre médicos, originadas por muy diversas razones, es un hecho que lleva a reclamaciones presentadas en los colegios de médicos con relativa frecuencia, constatándose un incremento significativo en los últimos años en la casuística analizada en el Colegio de Médicos de Islas Baleares (COMIB). También otros colegios llaman la atención sobre la tendencia al alza de este fenómeno, sin embargo cabe mencionar el trabajo de García Guerrero J (Estudio descriptivo de la actividad de las comisiones de deontología provinciales hoy en España. Cuadernos de Bioética Nº 90. Vol XXVII, 2º 2016 mayo-agosto) en el que, en las reclamaciones analizadas en un muestreo de colegios provinciales de España, no objetiva dicho aumento.
 
Desde el COMIB intentamos analizar si la percepción que teníamos del aumento de quejas era cierta o simplemente una sensación derivada de algún que otro caso que, por su gravedad o repercusión mediática, nos llevara a pensar que este tipo de conflictos ocurren con más frecuencia que la real.
 
Al revisar los distintos expedientes disciplinarios de los que, como Comisión  de Deontología, hemos tenidos que evaluar lo primero que nos llamó la atención es el aumento global de los mismos si comparamos el periodo 2012- 2016 frente al lustro anterior.  Se realizaron 39 informes en respuesta a reclamaciones en dicho periodo 2012-2016 (en éste último año sólo revisamos hasta el mes de mayo) lo que supone un aumento del 73% frente al período de los 5 años anteriores. Para contextualizar estas cifras por si se quieren comparar con las de otros colegios de médicos, decir que el Colegio de Médicos de Baleares contaba con 5367 colegiados en el momento en que se realizó el estudio.
 
Otro dato que nos llamó la atención fue que hasta el año 2010, las quejas de médicos entre sí eran un tipo de reclamaciones que, aunque existían, constituían casos aislados en la casuística de nuestra Comisión de Deontología.
 
Dictámenes de conflictos entre médicos de una Comisión de Deontología
de un colegio de médicos provincial

Con esta información preliminar, decidimos revisar las quejas entre médicos de los últimos 5 años. Dicho estudio fue presentado como comunicación libre en el III Congreso Nacional de Deontología Médica celebrado el pasado mes  de mayo en Alicante bajo el título de “Dictámenes de conflictos entre médicos de una Comisión de Deontología de un colegio de médicos provincial”, algunos de cuyos resultados exponemos a continuación:

En la siguiente tabla se exponen, para cada año, el número de reclamaciones entre médicos en relación a las totales:

 

Año                Reclamaciones entre médicos/totales   Porcentaje de R. entre médicos

2012

                   2/8

                    25%

2013

                   3/8

                    37.5%

2014

                   5/9

                    55.5%

2015

                  3/10 

                    30%

2016

                  1/4

                    25%

TOTAL

                 14/39

                    36%

Otros hallazgos que consideramos de interés han sido:

•El número de reclamaciones entre médicos que se producen en una región geográfica concreta de nuestra Comunidad Autónoma es muy elevado y constituyen el 50% de todas las reclamaciones de dicha zona.

•Otra característica es que, pese a la tendencia a la feminización de la profesión médica, la participación de la mujer en los conflictos entre médicos es casi anecdótica, siendo casi siempre los implicados, tanto como reclamantes como reclamados, médicos varones.

•No hemos encontrado diferencias valorables al comparar la medicina pública y privada por un parte, y la medicina hospitalaria y la extrahospitalaria por otra.

•Los artículos del Código de Deontología Médica (CDM) más afectados en estos comportamientos entre médicos que han motivado una reclamación han sido:

37.1“La confraternidad entre los médicos es un deber primordial  y sobre ella sólo tienen preferencia los derechos del paciente”

37.2 “Los médicos deben tratarse entre sí con la debida deferencia, respeto, lealtad, sea cual fue la relación jerárquica que exista entre ellos. Tienen la obligación de defender al colega que es objeto de ataques o denuncias injustas”

37.3 “Los médicos se abstendrán de criticar despectivamente las actuaciones de sus colegas. Hacerlo en presencia de sus pacientes, de sus familiares o de terceros es una circunstancia agravante.”

38.3“Las discrepancias entre los médicos no han de propiciar su desprestigio público. Se evitará el daño o el escándalo, no estando nunca justificadas las injurias a un colega. Se evitarán las polémicas públicas; las divergencias se resolverán en el ámbito profesional o colegial.”

Es difícil poder establecer una relación causal entre el aumento de las reclamaciones entre médicos y algún hecho concreto, aunque en nuestra Comunidad Autónoma hemos observado la coincidencia del inicio de este repunte con un periodo de recortes en el ámbito sanitario y mayor conflictividad entre las autoridades sanitarias y el personal asistencial. Obviamente, este hecho no nos puede llevar a ninguna conclusión de tipo causal, pero cuando menos debe llevarnos a la reflexión.

El hecho de que en que una región concreta de las islas tengamos mayor conflictividad entre médicos nos ha llevado a realizar una actividad formativa en Deontología en dicha zona este mismo año.

Probablemente, hombres y mujeres afrontemos los conflictos de forma diferente lo cual podría explicar el poco protagonismo de las mujeres médico, tanto como reclamante como reclamadas, en este tipo de quejas.

Finalmente, como comentario a los artículos del CDM que con más frecuencia han podido ser vulnerados, recordar sobre todo que las diferencias entre médicos deben dirimirse en los ámbitos profesionales y colegiales

Conclusiones

Hemos constatado en los últimos 5 años un aumento de las reclamaciones entre médicos que han sido remitidas a la Comisión de Deontología del COMIB para la realización del preceptivo informe, lo cual constituye un verdadero problema que es necesario abordar desde la Deontología.

Los médicos deben tratarse con la debida deferencia, respeto, lealtad; sin embargo por encima de la confraternidad entre los médicos están la lealtad al paciente y la defensa de sus derechos. Por ello es  muy importante que las divergencias entre médicos se resuelvan en el ámbito profesional y colegial. Evitar comentarios públicos que desprestigien a un colega no sólo previne el daño que le podemos hacer al mismo sino también el que le hacemos a la relación médico-paciente, al generar incertidumbre e inseguridad al paciente que debe ser atendido por dicho médico.

Estos conflictos interprofesionales, que se dan en diversos ámbitos como el asistencial, científico, de investigación, académico, público y mediático nos llevan a la necesidad de concienciar al colectivo en cuanto a las actitudes y comportamientos adecuados en las relaciones con sus colegas. Por ello, proponemos a los médicos un comportamiento más reflexivo  en sus relaciones interprofesionales y un conocimiento real y más profundo del Código de Ética y Deontología Médica.