Viernes, 19 Enero 2018

Dr. Juan Simó: “Consultas: más en Especializada pero menos en Primaria y en urgencias: ¿medicina de excesos?”

Dr. Juan Simó: “Consultas: más en Especializada pero menos en Primaria y en urgencias: ¿medicina de excesos?”

Artículo

El Dr. Juan Simó, médico de familia del Centro de Salud de Rochapea (Pamplona) destaca en este artículo que durante los peores años de la crisis creció el número de consultas en Atención Especializada (especialmente el número de consultas sucesivas) mientras que disminuyó el número de consultas a los médicos de familia de los centros de salud

Madrid 07/11/2016 medicosypacientes.com

Dr. Juan Simó.

El número de primeras consultas en Atención Especializada prácticamente se mantiene constante desde 2010, en línea con lo que ocurre con el número de consultas en los centros de salud y en las urgencias hospitalarias. Sin embargo, las consultas sucesivas en Atención Especializada aumentaron considerablemente. Así, respecto de 2007, las consultas sucesivas en Atención Especializada crecieron un 19,6%. Lo que significa que las consultas sucesivas en Atención Especializada aumentaron más de 7 veces lo que aumentan las consultas a los médicos de familia de los centros de salud (2,9%) y más de 4 veces lo que aumenta la población (3,9%) durante el mismo periodo.

Las dos principales fuentes de alimentación de primeras consultas en Atención Especializada son las derivaciones hechas por los médicos de los centros de salud y las hechas por los médicos de las urgencias hospitalarias ("la otra atención primaria"). La reducción de la población a partir de 2010, la reducción de las consultas de los médicos de familia a partir de 2009 y el mantenimiento prácticamente constante, cuando no reducción, de las consultas a las urgencias hospitalarias durante todo el periodo estudiado podrían estar detrás del práctico nulo incremento del número de primeras consultas a especializada a partir de 2010. ¿Cuál es entonces la causa del incremento tan notable de las consultas sucesivas a Especializada?

Parece que nuestra sanidad pública empieza a tener un serio problema de “medicina de excesos” en el ámbito de las consultas de atención Especializada. Parece crecer el número de quienes confunden proactividad con hiperactividad, derrochan más acción que reflexión y prefieren errar por “comisión” o por exceso que por “omisión” o por defecto. Parece que con ellos crece la intensidad diagnóstica y terapéutica sin que por ello desaparezca la Ley de Cuidados Inversos. 

Catalizan todo esto la creciente fragmentación asistencial, el desempoderamiento de la atención primaria y del médico de familia, una medicina defensiva que sigue haciendo de las suyas y la creencia de los ciudadanos (y también de muchos médicos) de que es posible eliminar (o "controlar") todos los riesgos para la salud. La hiperactividad que conduce al sobrediagnóstico y al sobretratamiento podría constituir ya, aunque silente, un verdadero problema de salud pública. Mientras que el “esperar y ver” es ya un vestigio de un pasado más austero pero quizá por ello de mejor sentido común clínico y menos iatrogénico. Y desde esta última perspectiva, parece que empieza a ser necesario proteger a los pacientes de la intervención especializada innecesaria como una medida fundamental de prevención cuaternaria.

Acceda aquí al artículo completo