Jueves, 21 Octubre 2021

Dr. Francisco Javier Barón Duarte: “Brothers in Arms”

Dr. Francisco Javier Barón Duarte: “Brothers in Arms”

Artículo de opinión

El Dr. Francisco Javier Barón Duarte, especialista de la Unidad de Hospitalización de Oncología Médica del Hospital Universitario de A Coruña y vocal de la Comisión Central de Deontología del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) se cuestiona, en este artículo de opinión, como la transformación de los sistemas sanitarios afecta a la relación entre sus profesionales

Madrid 23/09/2021 medicosypacientes.com

Dr. Barón Duarte

Dr. Francisco Javier Barón Duarte, especialista de la Unidad de Hospitalización de Oncología Médica del Hospital Universitario de A Coruña y vocal de la Comisión Central de Deontología del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM)

Brothers in Arms

In the fear and alarm

You did not desert me

My brothers in arms

(Brothers in arms. Dire Straits)

En el miedo y la alarma

No me abandonasteis

Mis hermanos de armas

La Managed Care Medicine aportó hace décadas grandes ventajas al desarrollo y planificación de los sistemas sanitarios.

Alguno, por nuestra edad, vimos la transformación de sistemas sanitarios voluntariosos pero poco profesionales en sistemas modernos, competitivos y bien gestionados.

Pero como otros aspectos de la vida esta “profesionalización” en la gestión de los sistemas sanitarios a veces puede generar problemas.

Cuando era joven y hacia mi residencia, rotaba en Medicina Interna. Un adjunto junior del Servicio nos reunió a los residentes de Medicina Interna y rotantes y nos dijo. “Tenemos que ayudar al Servicio de Cirugía de nuestro Hospital. Tienen problemas y son nuestros cirujanos”

Hace unos años, en otro hospital, una compañera me comentó: “aquí venimos a trabajar; no ha hacer amigos”. Otras veces se puede escuchar frases como estas: “el Servicio X son los que se lleva la fama y a ellos les hace más caso el gerente”

En nuestro Código Deontológico el Capítulo VIII de las “relaciones de los médicos entre sí y con otros profesionales sanitarios” incluye los articulo 37 a 42[1].

El Articulo 37 siempre me pareció muy hermoso. Me recuerda de alguna forma a las Bienaventuranzas. Dice así en su punto 1:” La confraternidad entre los médicos es un deber primordial y sobre ella sólo tienen preferencia los derechos del paciente”. Reelaborado a modo de Bienaventuranza lo redactaría así: “Bienaventurados los que tratan con fraternidad a sus compañeros y pacientes”

Porque “La fraternidad apunta hacia la amistad y el afecto entre aquellos que se tratan como hermanos, la comunidad remite a la prioridad del todo sobre las partes”[2]

El enfermo y el medico son personas y por definición vulnerables y finitos. Las preguntas que muchas veces no sabe responder el médico son diversas pero se resumen en el texto “Los fines de la medicina” elaborado por el grupo de investigación del Hastings Center:“¿Por qué estoy enfermo? ¿Por qué he de morir? ¿Qué sentido tiene mi sufrimiento? La medicina, como tal, no tiene respuestas a estas preguntas…. Y, sin embargo, los pacientes recurren a médicos-as en su calidad de seres humanos, en busca de algún tipo de respuesta. En estos casos, sugerimos que el profesional recurra a su propia experiencia y visión del mundo, haciendo uso no sólo de sus conocimientos médicos, sino también de los sentimientos de compasión y fraternidad entre seres humanos”[3].

Nadie duda del valor de los avances técnicos y científicos puestos al servicio de la humanidad pero la Medicina como ciencia (patología) o saber general no puede responder a esas preguntas individuales de cada ser humano único e irrepetible que sufre y se preocupa de modo diferente.

Los médicos hacemos preguntas a nuestros colegas, a nuestros pacientes y a nosotros mismos; como nuestros enfermos que también hacen preguntas difíciles a ellos mismos, a sus familiares y a nosotros como sus médicos “amigos” (la Amistad Medica de Laín Entralgo).

En estos cuatro años que he tenido el honor de formar parte de la Comisión Central de Deontología de la Organización Medica Colegial he aprendido de mis hermanos de Comisión a ver de otra manera nuestra hermosa profesión y si volviera a encontrarme con aquella compañera diría “si compañera; hemos venido a ser amigos; tal vez no amigos personales pero si amigos de profesión y vocación:Brothers in arms”

[1]https://www.cgcom.es/sites/default/files/codigo_deontologia_medica.pdf

[2]Lierni Irizar La pérdida de lo humano. 2021;34 Ebook

[3]Callahan, D. et al. Los fines de la medicina. Cuadernos de la Fundació Víctor Grifols i Lucas. Nº 11. Barcelona  2004.