Jueves, 9 Abril 2020

Dr. Esteban Sanmartin: "Descuidando al cuidador y borrasca Gloria"

Dr. Esteban Sanmartin: "Descuidando al cuidador y borrasca Gloria"

Publicación AP25

El Dr. Esteban Sanmartin Sánchez, Vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Huesca, expresa, en este artículo de opinión, la situación en la que se han encontrado los médicos rurales en zonas “despobladas” tras el paso la Borrasca Gloria, quedando incluso días incomunicados por la nieve y la falta de planes, atenciones y “cuidados” por parte de las Comunidades Autónomas a estos profesionales

Madrid 24/01/2020 medicosypacientes.com

Dr. Esteban Sanmartín

Dr. Esteban Sanmartin Sánchez, Vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Huesca.
 
Hace unos meses escribía sobre el descuido al que nos someten, los diferentes Servicios de Salud de España, a los principales cuidadores, los Profesionales Sanitarios.
 
Comentaba que bastaba  pasarnos el cuestionario Zarit a nosotros mismos para darnos cuenta de los pocos cuidados que las diferentes CCAA nos proporcionan.
 
En estos momentos, con el paso de la Borrasca Gloria, se han quedado incomunicadas algunas zonas de nuestras comunidades y se ha dificultado el acceso de los Sanitarios a ellas. 
 
Esto en el medio Rural sucede con alguna frecuencia y ha sido causa en ocasiones de accidentes e incluso ha conllevado la muerte de algún compañero médico en el desempeño de sus labores.
 
Esto no tendría mayor relevancia ya que siempre, los Médicos Rurales, hemos tenido que realizar nuestra labor en medio hostil y sufriendo las inclemencias del tiempo. Pero cuando desde alguna Dirección Médica nos envían comunicados como el que detallo a continuación nos sentimos maltratados:
“Buenos días:
 
Por indicación del Director de Atención Primaria se informa que el personal que hoy día 21 de enero no se haya presentado en su puesto de trabajo, deberá justificar su ausencia o recuperar el día acudiendo a trabajar en jornada de tarde. La no presentación en el plazo de 10 días posteriores a la misma supondrá la concesión automática de un día de libre disposición.”
 
Parece que importa poco la atención a los usuarios y menos que los médicos Rurales no sepamos conducir en nieve ni dispongamos de cadenas o de vehículos todo terreno, que por cierto no nos los proporciona la Administración, sino que son los nuestros. 
 
Tampoco importa que pongamos en riesgo nuestras vidas. En vez de amenazar con esas misivas valdría más tener realizados Planes de Contingencia para estas situaciones contando con la ayuda de las fuerzas de seguridad (Guardia Civil en medio Rural) y de Protección Civil.
 
¿Han pensado nuestros ilustres gestores, como ayudar a los Compañeros que se han quedado aislados en algunos puntos de atención continuada durante tres o cuatro días?, espero que al menos les den un poco de ánimo para continuar. En alguna zona de Teruel han estado 4 días seguidos de guardia sin poder salir, sin luz, con restricción de llamadas a móviles para no agotar las baterías, trabajando con lámparas de un grupo electrógeno. 
 
Claro en los despachos de las direcciones se está cómodo y caliente.
 
QUE POCA EMPATÍA Y QUE FALTA DE PLANIFICACIÓN. QUE DESCUIDO A LOS CUIDADORES.
 
No es de extrañar que hoy podamos leer en Médicos y Pacientes. COM, la noticia siguiente:” Los certificados médicos para salir de España expedidos por el CGCOM aumentan un 18,7% en 2019 con respecto a 2018”, y no precisamente de especialidades en las que nos sobre personal sino en las que seguramente somos más deficitarios, Medicina de Familia, Anestesia y Pediatría.
 
Si siguen en el maltrato a los cuidadores se van a quedar solos en los despachos sin nadie y nada que gestionar. Espero que esto cambie en este nuevo ciclo y que se cuente más con los profesionales a la hora de planificar.
 
Un saludo a todos y sobre todo a los Médicos Rurales que trabajan en la España despoblada y a los vecinos que la habitan. Que el devenir nos libre de la incompetencia. Gracias a la borrasca Gloria por poner al descubierto la ineficacia y el maltrato que algunos nos propinan.