Campaña medicina rural

Miércoles, 5 Octubre 2022

¡Cómo pasa el tiempo…, hoy hace un año!

¡Cómo pasa el tiempo…, hoy hace un año!

Vacunación coronavirus

El Dr. Mariano Casado, secretario del Colegio de Médicos de Badajoz, reflexiona acerca de la vacuna contra la COVID-19 el día que hace un año que autorizaron la primera. En este análisis, ofrece una panorámica de cómo fueron las primeras semanas de vacunación en España, y cómo se establecieron los protocolos

Badajoz 20/12/2021 medicosypacientes.com

Dr. Mariano Casado

Hoy día 21 de diciembre hace justo un año que la Comisión Europea autorizaba la vacuna Comirnaty. En aquel día y en nota de prensa de la propia EMA, se otorgaba una autorización de comercialización condicional para la vacuna Comirnaty, desarrollada por BioNTech y Pfizer, y destinada a prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en personas a partir de los 16 años. 

Con este hecho, se allanaba el camino para la primera autorización de comercialización de una vacuna COVID-19, en la UE, por parte de la Comisión Europea, con todas las garantías, controles y obligaciones que ello conlleva. 
 
Tras esta autorización, la compañía Pfizer acordó con la propia Comisión Europea la distribución de la vacuna, para comenzar a vacunar entre los días 27 y 29 de diciembre en todos los países de la Unión Europea. España comenzó la vacunación el mismo domingo 27 de diciembre, previa confirmación de la distribución de alrededor de 4,5 millones de dosis, 350 000 dosis cada semana durante las siguientes 12 semanas, comenzando el martes 29 de diciembre de 2020. 
 
Con todo ello, el día 25 de diciembre de 2020, cruzaba la frontera el primer camión, que procedente de Puurs (Bélgica), lugar donde se encuentra ubicada la fábrica de Pfizer y, que escoltado por la Guardia Civil, traía el primer envío de vacunas. Como dato anecdótico, este envío quedó custodiado en el cuartel de la Guardia Civil de Lerma, en Burgos, bajo control del Ejército. Al día siguiente, 26 de diciembre, el cargamento llegó a las instalaciones logísticas del operador ID Logistics en Cabanillas del Campo (Guadalajara) y desde allí se inició su distribución al resto de España.                                   
 
Toda esta infraestructura se llevó a cabo con las más estrictas medidas de seguridad y de secreto, a fin de evitar cualquier contratiempo o incidencias. El proceso logístico que había establecido el ministerio de Sanidad se desarrollaba de esta manera con la finalidad de poder garantizar que las primeras dosis de la vacuna pudieran estar a disposición de todas las comunidades y ciudades autónomas, en el tiempo récord de 24 horas, es decir el día 27 de diciembre, para seguidamente poder dar así comienzo a la vacunación aquel mismo día. A partir de aquella fecha, se estableció el sistema de entregas semanales, con una media de 350 000 dosis, siguiendo así un procedimiento coordinado y similar en toda la Unión Europea.
 
Ese mismo día 27 de diciembre de 2020, todos los medios de comunicación se hacían eco de cómo la señora Araceli Hidalgo, una mujer de 96 años, residente del centro de mayores Los Olmos, de Guadalajara, recibía la primera dosis de la vacuna en España.
 
A partir de aquel momento, en España, se ponía en funcionamiento la Estrategia de vacunación en España, que en septiembre de 2020 había acordado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y que establecía que teniendo en cuenta la disponibilidad progresiva de dosis, era indispensable realizar un ejercicio de priorización, en base a los principios éticos y criterios de riesgo que incluían riesgo de exposición, de transmisión y de enfermedad grave, así como el impacto socioeconómico de la pandemia en cada grupo de población.
 
En el documento sobre “Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España”, de fecha 2 de diciembre de 2020, se especificaba ampliamente el “marco ético y los principios y valores que rigen la evaluación de los grupos de población a priorizar”. Este marco quedaba fijado por los principios bioéticos aceptados universalmente, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y, en el ámbito específicamente bioético, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos y el Convenio relativo a los derechos humanos y la biomedicina (Convenio de Oviedo). Igualmente se hacía mención específica a la Ley 16/2003, y concretamente al artículo 20.2 párrafo 3º: “En la elaboración de las carteras de servicios se tendrá en cuenta la eficacia, eficiencia, efectividad, seguridad y utilidad terapéuticas, así como las ventajas y alternativas asistenciales, el cuidado de grupos menos protegidos o de riesgo y las necesidades sociales, y su impacto económico y organizativo”. Con ello se proponía un modelo mixto para la priorización de la vacunación, teniendo presente el principio de igualdad, de equidad y de protección frente a la vulnerabilidad, así como los principios de eficacia, eficiencia, efectividad, seguridad y utilidad terapéuticas.
 
Pocos días después, el día 6 de enero de 2021, la Comisión Europea autorizaba la vacuna de ARNm de Moderna tras la valoración positiva de la EMA, con la disponibilidad de que las primeras dosis de esta vacuna se pudieran hacer utilización durante el mismo mes de enero.
 
El resto de la historia se fue escribiendo sola hasta llegar hasta hoy, y por lo que se ve esta será larga…