Lunes, 25 Junio 2018

Se celebra hoy, 8 de marzo

Acabar con la brecha salarial, uno de los fines de la primera huelga feminista convocada en España

España celebra hoy, desde las 00.00 h, su la primera huelga feminista de 24 horas, convocada por la igualdad de género y para acabar con la brecha salarial actual. Promovida por el movimiento feminista español, bajo el lema "Paramos para cambiarlo todo", a ella se han sumado diversas organizaciones sindicales y estudiantiles relacionadas con el ámbito sanitario
 
Madrid 07/03/2018 medicosypacientes.com
Cartel informativo de la huelga 8-M.
Cerca de 600 entidades de la sociedad civil han mostrado su apoyo a la convocatoria de la huelga feminista de este jueves 8 de marzo, que ha comenzado a las 00.00 h. con una concentración en la Puerta del Sol, en Madrid. Las sindicales CC.OO., UGT, CGT, CNT y USO han anunciado, además, manifestaciones en prácticamente todas las capitales de provincias, junto a mesas redondas y eventos para reflexionar sobre el Día Internacional de la Mujer.
 
El apoyo de este medio millar de organizaciones se suma a mujeres de diversos sectores, incluido el sanitario, que "se han movilizado a través de manifiestos que concretan las demandas específicas desde diversos ámbitos, desde el sanitarias hasta periodistas pasando científicas y profesoras.
 
La principal concentración ha sido convocada en Madrid, con una la marcha a las 19.00 horas de Atocha, aunque la cabecera se ha situado en la Plaza de Neptuno y transcurrirá hasta Plaza de España, donde se va a leer un manifiesto. En Barcelona, la manifestación va a discurrir por la Diagonal desde el Paseo de Gracia a partir de las 18.30 horas, mientras que en Sevilla parte a las 19.00 desde Plaza Nueva, en Valencia a las 18.00 desde el Jardín del Parterre, y en Bilbao, a las 20.00 desde la Plaza del Sagrado Corazón. Mientras, en Zaragoza, desde la Glorieta de Sasera, a las 19,00 y en Santander, a las 19,30 desde la Plaza de Numancia.
 
La brecha salarial es una de las grandes razones por la que ha sido convocada esta Huelga, donde la diferencias, en lo referente a las actividades sanitarias y de servicios sociales, rondan los 8.941 euros anuales (23.889,48, salario mujeres) (32.830,89 salario hombres), según datos del Instituto Nacional de Estadística.
 
Según el estudio de la Secretaria de Mujeres e Igualdad Confederal de CCOO 'La brecha salarial, factor de quiebra democrática', " la brecha salarial es el resultado de la mayor explotación empresarial y desigualdad laboral que sufren las mujeres en su inserción y trayectoria en el mercado de trabajo, que a su vez tiene su origen en la desigualdad social, cultural, educativa, en las tareas de cuidados... etc que soportan las mujeres desde niñas y que las va predisponiendo a asumir roles y tareas diferentes durante su vida".
 
Desde la FSS-CCOO defienden que para acabar con la brecha salarial hay que actuar y minimizar todas y cada una de las discriminaciones que sufren las mujeres dentro y fuera del ámbito laboral, en esa lucha estamos y estaremos hasta conseguirlo.
 
Aunque la brecha salarial es más reducida en los tramos de edad más bajos, comienza a crecer a partir de los 30 años. A partir de su maternidad son ellas las que reducen jornadas, las que usan las excedencias y demás permisos de conciliación, que las alejan de sus profesiones y de sus puestos de trabajo. De hecho, el 75% de las jornadas parciales son para ellas, entre otros motivos porque no encuentran trabajo a tiempo completo, o porque les sale más a cuenta que pagar los cuidados para su familia.
 
La falta de corresponsabilidad de los hombres con el trabajo de los cuidados es todavía abrumadora, según critica CC.OO.  (dedicación de 2,5 horas diarias más que ellos según el INE), a lo que se une la falta de servicios públicos para los cuidados de menores y mayores de calidad y asequibles.
 
Otra discriminación a tener en cuenta es el techo de cristal o la mayor dificultad que tienen las mujeres para ocupar puestos de poder y responsabilidad. Aunque según el INE en España el porcentaje de mujeres graduadas en educación superior es de un 53,1%, su participación en los consejos de las empresas del IBEX 35 se sitúa en sólo un 20%. Hay más mujeres graduadas que hombres, pero más hombres graduados que ocupan puestos según su titulación que mujeres.
 
Estudiantes de Medicina, en apoyo a la huelga feminista
 
Desde la División de Igualdad de Género del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), coordinada por la estudiante Gema Bello, se han puesto en marcha distintas iniciativas como muestra de apoyo a esta huelga feminista, animando a todas las mujeres a colaborar en la misma, además de mostrar su apoyo a las reivindicaciones perfectamente expuestas por el Movimiento Feminista. 
 
Las reivindicaciones del CEEM pasan, en este caso, por acabar con la brecha salarial, por la mejora de la situación de generaciones futuras y pasadas, por unas familias libres de estereotipos y roles de género, por el acceso a puestos de trabajo superiores con las mismas oportunidades, por que se haga justicia con las víctimas y supervivientes, que se promuevan leyes y formación, por la coeducación en igualdad de género, por el fin de la violencia machista y del acoso con el que esta oprime, por la libertad de expresión y el reconocimiento de lo que estamos luchando y de lo que tenemos por decir y por hacer. 
 
Como colofón a esta movilización, el CEEM ha promovido la I Jornadas de Feminismo para estudiantes, que tendrá lugar del 16 al 18 de marzo en el Colegio de Médicos de Madrid, en la que se van a abordar temas como las bases del feminismo, violencia de género y mujer rural, entre otros.
 
Más de 1.000 investigadoras y profesoras universitarias españolas también se suman 
 
Otro de los colectivos que se ha pronunciado sobre la convocatoria de huelga han sido el de las investigadoras y profesoras de Universidad españolas. Más de 1.000 mujeres de este sector  España han firmado un manifiesto por este motivo en el que reivindican igualdad de oportunidades en el ámbito universitario y docente.
 
"Las mujeres que trabajamos en la universidad como profesoras e investigadoras somos muchas, como muchas son las mujeres estudiantes y nuestras compañeras trabajadoras de la administración de servicios". "Estamos no solamente mejorando la calidad de la investigación y la docencia, sino además poniendo la relación educativa en el centro de nuestro trabajo para que el cuidado de las personas, de los espacios o de los textos que estudiamos y escribimos sea un valor vital y mejore la convivencia universitaria", defienden en el manifiesto, escrito en castellano, catalán y gallego.
 
Bajo el lema #LasAcadémicasParamos-- apoyan la huelga de este jueves por varios motivos. En primer lugar, porque, según afirman, las mujeres reciben salarios más bajos y su carrera académica está "más llena de obstáculos" que la de sus compañeros.
 
Además, debido a que "los sesgos implícitos de género discriminan a las mujeres en la percepción de méritos en los procesos de evaluación, acreditación, selección y promoción, en la revisión y aceptación de artículos, en la evaluación de proyectos de investigación e incluso en el volumen de citas recibidas" por sus trabajos académicos.
 
También critican que, a pesar de ser "mayoría" entre las personas graduadas, las mujeres suponen una "minoría" entre las personas que ocupan puestos de mayor remuneración y prestigio, entre las personas galardonadas con premios y distinciones o entre las personas invitadas a impartir conferencias. Según apunta el manifiesto, sólo hay un 21% de mujeres catedráticas en España y tres rectoras entre las universidades públicas españolas.
 
Las investigadoras reivindican una "dimensión de género" que se integre de manera transversal en la investigación, pues consideran que los proyectos dirigidos por mujeres tienen menos posibilidades de ser financiados. Además, según denuncian, las investigaciones sobre género y sexualidad "siguen siendo tratadas como estudios secundarios en todas las disciplinas".
 
Además exigen una docencia "socialmente relevante y al servicio de la transformación social, que tenga en cuenta las experiencias y necesidades de hombres y mujeres y que reconozca las contribuciones realizadas por las mujeres", por lo que piden que la perspectiva de género se integre en los programas de las asignaturas y en las metodologías docentes de todos los programas de grado y postgrado.