Martes, 20 Febrero 2018

Campaña FAD

Expertos piden que se aumente la concienciación social sobre el problema del consumo de alcohol en menores

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) ha lanzado la segunda campaña de su acción "Movimiento Alcohol y Menores", titulada "Bienvenidos al Trecho'", con el objetivo de aumentar la concienciación social sobre el problema del consumo de alcohol en menores, ya que se calcula que en este colectivo se producen unas 480.000 borracheras cada mes 

Madrid 07/02/2018 medicosypacientes.com
El consumo de alcohol por parte de menores sigue siendo una conducta problemática.
El objetivo de esta campaña de sensibilización social "Bienvenidos al Trecho" que la FAD presentó ayer en rueda de prensa es propiciar la reflexión acerca de la responsabilidad individual y colectiva que todos tenemos ante la necesidad de prevenir y ocuparnos colectivamente de los problemas relacionados con los consumos de alcohol en menores: déficits de  desarrollo, absentismo escolar, violencia entre iguales, accidentes, etc. En definitiva se trata de que todos, individual y colectivamente, nos planteemos qué podemos hacer para paliar los efectos de este tipo de conducta de riesgo de los más jóvenes.
 
Según se señala en las piezas creativas “Todos podemos hacer algo por insignificante que parezca para acabar con el consumo de alcohol en menores. Solo hay que dejar de decir lo que haríamos y empezar a hacerlo. Todos. Juntos. Bienvenidos al Trecho, el camino en el que las cosas se empiezan a hacer”. Pequeños gestos, pequeños detalles que indican el grado de compromiso individual y colectivo en el enfrentamiento a una problemática.
 
Para hacerle frente, en distintas piezas de la campaña se llama a la acción a las familias –incluyendo a los hermanos/as-, a los docentes, a distribuidores y productores de bebidas alcohólicas o a celebrities, entre otros muchos colectivos, a la vez que se proponen acciones muy concretas que todos podemos llevar a cabo.  
 
La campaña permanecerá activa durante los próximos seis meses y la Fad ha querido agradecer a los medios de comunicación que, de forma completamente desinteresada, colaboran en su difusión. Se han diseñado spots para televisión y redes sociales (20” y 120”), tres cuñas de radio, varios modelos de gráfica para publicidad exterior y prensa, página web (www.eltrecho.com(link is external)) y vídeos para su uso en digital.
 
Además, en la rueda de prensa se ha hecho un llamamiento para adherirse al manifiesto “La sociedad civil ante el consumo de alcohol en menores”, una declaración elaborada por la Fad y 40 entidades más, a través de la web www.eltrecho.com .En palabras del vicepresidente de la Fad, Ignacio Calderón: “Adherirse al manifiesto significa que, como sociedad, manifestemos que el consumo de alcohol en menores nos preocupa y que estamos dispuestos a hacerle frente. Todos. Juntos”. 
 
La "Movilización Alcohol y Menores" es una iniciativa impulsada por la FAD que busca crear un frente común que aborde esta problemática desde la sociedad civil y desde los ámbitos de actuación que pueden cumplir un papel más relevante en su enfrentamiento. Fue creada en enero de 2017, y desde entonces las diferentes entidades implicadas han trabajado con el objetivo de alcanzar acuerdos y crear posturas comunes respecto a la prevención del consumo de alcohol en menores. Este trabajo ha dado como resultado un Manifiesto Común y 132 recomendaciones de actuación concretas dirigidas a diferentes colectivos.
 
Se parte del convencimiento de todas las entidades integrantes de que “no es posible limitar el señalamiento de responsabilidades a un sector social, el de los menores (o incluso a los y las jóvenes), y sus familias. Debemos adoptar una mirada que amplíe el foco en la comprensión de un problema (el del consumo de alcohol en menores). Entendiendo que es un problema social global, sostenemos que todos tenemos algo que ver en su génesis y desarrollo, pero también todos tenemos una responsabilidad compartida en su afrontamiento y abordaje”.
 
La salud de los jóvenes en peligro
 
El consumo de alcohol por parte de menores sigue siendo una conducta problemática que supone un riesgo para la salud de los más jóvenes. Sobre todo cuando el consumo se caracteriza por episodios de ingesta desmesurada.
 
En este sentido, y según datos del Barómetro 2017 elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, emborracharse y perder el control es un comportamiento que compensa a un 40% de los y las jóvenes de 15 a 29 años a pesar de los riesgos que pueda entrañar.
 
Concretamente en la franja de menores de edad (15 a 17 años) y aunque la muestra es demasiado pequeña para poder generalizar, el porcentaje de los encuestados que afirma que emborracharse les compensa es incluso dos décimas superior (42%). Esta “compensación” nos da una idea de cómo esta conducta de riesgo está integrada en los comportamientos juveniles.
 
La FAD  ha trabajado y trabaja en la prevención de los consumos de alcohol, poniendo el foco específicamente en adolescentes y jóvenes. Las actuaciones preventivas desarrolladas por esta Fundación y dirigidas a los más jóvenes persiguen dos objetivos claros: retrasar la edad de inicio de los consumos de alcohol que, aunque continúa años estable, sigue siendo preocupantemente baja (entre los 13 y los 14 años); y reducir los problemas relacionados con los consumos de alcohol como, por ejemplo, déficits de  desarrollo, absentismo escolar, violencia entre iguales, accidentes.
 
 


El objetivo es propiciar la reflexión acerca de la responsabilidad individual y colectiva que todos tenemos ante la necesidad de prevenir y ocuparnos colectivamente de los problemas relacionados con los consumos de alcohol en menores: déficits de  desarrollo, absentismo escolar, violencia entre iguales, accidentes, etc. En definitiva se trata de que todos, individual y colectivamente, nos planteemos qué podemos hacer para paliar los efectos de este tipo de conducta de riesgo de los más jóvenes.