Lunes, 11 Diciembre 2017

II Congreso Cooperación Internacional OMC

Voluntario Cruz Roja Española: “La sensibilización e información es una herramienta muy poderosa para la situación de los refugiados”

Tras el cierre de fronteras y los acuerdos de la UE aproximadamente 50.000 personas quedaron atrapadas en Grecia en diferentes campos de refugiados en todo el país, viviendo en condiciones infrahumanas que se han visto agravadas con la llegada del frío. Por ello, para Emilio José Romero Trigo, enfermero voluntario de Cruz Roja Española y experto en Atención Psicosocial en Emergencias, “la sensibilización e información es una herramienta muy poderosa” para concienciar tanto a profesionales sanitarios como a la población en general y “conseguir que la situación en la que viven todos los refugiados no quede en el olvido”

Madrid 21/01/2017 medicosypacientes.com/ S.G.
Emilio José Romero Trigo, enfermero voluntario de Cruz Roja Española
Romero Trigo participará en el II Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC), este jueves y viernes, 26 y 27 de enero en Santander, para hablar de la asistencia sanitaria a los refugiados en la denominada Crisis del Mediterráneo.
 
Este encuentro, organizado por la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC (FCOMCI) y el Colegio de Médicos de Cantabria, supone para el experto, según cuenta en esta entrevista, “una gran iniciativa de compartir información y experiencia para que se conozca la situación que las personas migrantes y refugiadas están viviendo” y, según añade, con la esperanza de “que se logren los acuerdos necesarios o se encuentre una solución a la situación de estas personas”.
 
-¿Cuál es la actual situación de los refugiados en los campos de Grecia? ¿Cuántos refugiados se encuentran en esas condiciones?
 
Los campos de refugiados actualmente han mejorado progresivamente sus instalaciones y servicios con la idea de mejorar las condiciones de vida y prepararlos para la llegada del frío, muchos de ellos aún tienen mucho trabajo que hacer pero la línea es seguir progresivamente trabajando en las mejoras para garantizar la mejora en las vidas de la población que habita estos campos.
 
Tras el cierre de fronteras y los acuerdos de la UE aproximadamente 50.000 personas quedaron atrapadas en Grecia en diferentes campos en todo el país. Desde entonces los números han ido variando en función de las circunstancias .En la actualidad según los datos recientes ofrecidos por ACNUR , alrededor de 30.000 personas continúan en Grecia continental tanto en emplazamientos oficiales como improvisados y alrededor de 15.000 personas en las islas.  
 
- ¿Qué balance haría de la situación de los refugiados en este último año?
 
En los primeros momentos y en la situación previa al cierre de las fronteras la situación de las personas migrantes /refugiadas era muy diferente pues se encontraban en tránsito por lo que la intervención de salud estaba adaptada a esta característica como intervención es en emergencias sin poder profundizar en algunas cuestiones por que la premura en la continuidad de la ruta. Actualmente las personas migrantes /refugiadas se encuentran en campos formales e informales donde se trabaja en la mejora de las condiciones de vida y el acceso a necesidades básicas.
 
-¿Cómo es la atención sanitaria que reciben los refugiados? ¿Cuál está siendo la intervención de Cruz Roja sobre terreno? 
 
Actualmente en los dos campos que Cruz Roja Española trabaja se realiza Atención primaria de salud. Con la intención de cubrir los diferentes servicios que se pueden ofrecer en los centros de atención primaria tanto en la atención médica y de enfermería, así como toda la atención integral a las mujeres y a los niños. Atención a Embarazadas y Materno-infantil con una matrona y pediatría. Asimismo, se contempla la Atención psicosocial comunitaria con los equipos multidisciplinares de Psicosocial y la promoción de higiene con promotores que llevan a cabo campañas de sensibilización en salud y colaboran por ejemplo en las campañas de vacunación.
 
-¿Cuáles son las enfermedades más comunes? ¿Cree que es necesario formar a los cooperantes que trabajan en los campos de refugiados para el diagnóstico adecuado? 
 
Dentro de la circunstancia de permanencia regular y una vez finalizado el transito como tal de las primeras fases de la emergencia, la morbimortalidad ha ido sufriendo cambios acordes con la situación. Donde en las primeras fases las intervenciones eran de emergencia y la patología estaba muy relacionada con la travesía y el propio hecho del tránsito, desde hace meses y en estos momentos predominan las Enfermedades crónicas como DM, HTA, Dislipemias y enfermedades mentales hacen el groso de las consultas, derivado de la estabilidad requerida de la atención sanitaria que precisan los migrantes/refugiados.
 
También hacemos controles de los estados de salud materno infantil y embrazadas y otras derivadas de las enfermedades estacionales como Gripe, Infecciones respiratorias y Gastroenteritis.
 
La formación en un buen diagnóstico es la base para poder trabajar ya que en ciertos contextos no tenemos a disposición los medios necesarios para todo tipo de pruebas adicionales sin embargo el groso de la patología se corresponde con la patología común de cualquier centro de atención primaria de salud.
 
-Expertos han alertado de la presencia de algunas enfermedades 'olvidadas', como la leishmaniasis cutánea y la tuberculosis cutánea, en los campamentos de refugiados. ¿Considera que al no ser comunes en Europa, son más difíciles de diagnosticar? ¿Qué medidas se pueden tomar para prevenirlas?
 
Recordar que algunas de esas llamadas “enfermedades olvidadas” aún no han desaparecido del todo de la cuenca mediterránea. En estos momentos se trabaja estrechamente en coordinación con los servicios del Ministerio de Salud griego en la vigilancia de enfermedades infecciosas de acuerdo a directrices establecidas para detección precoz de enfermedades. De hecho, se están llevado a cabo desde hace meses campañas de vacunación en coordinación con autoridades sanitarias locales.
 
-¿Cuáles son los mayores retos en cuanto a personal, recursos o apoyos locales a los que se enfrenta Cruz Roja en Grecia?
 
Como sabemos Grecia atraviesa una gran crisis económica y la Cruz Roja no ha sido ajena a ella. Desde el comienzo de la Emergencia la cruz roja helénica ha estado presente en esta emergencia y continua trabajando día a día volcada en esta población desplazada además de atender las necesidades de la población de acogida, en este caso la población griega. pero decir que tienen una capacidad de trabajo increíble y han aportado conocimientos en cosas que hace muchos años que trabajan, por ejemplo, en las campañas de vacunaciones.
 
La HRC trabaja estrechamente con todas las cruces rojas que colaboramos en el operativo, entre ellas nosotros CRE y saben gestionar la situación por sí mismos, actualmente y hace tiempo ya se contrata personal de salud local para la gestión sanitaria de los campos y desde hace mucho los responsables de los campos de la HRC tomaron las riendas de los mismos con la ayuda puntual de otras cruces rojas.
 
-¿Cuáles son, a su juicio, las mayores necesidades de la población refugiada?
 
Actualmente y no dejándonos llevar por los sensacionalismos de las últimas semanas y sabiendo que hay campos que aún deben mejorar más, pero ya se trabaja en ello. Creo que se debe aligerar el proceso administrativo para las solicitudes de asilo y mejorar los canales de comunicación con las personas que viven en los campos.
 
-¿Cómo está siendo la respuesta por parte de las instituciones locales, de las autoridades y de la población?
 
Desde el inicio de la crisis ha habido una estrecha colaboración por parte de la Cruz Roja Griega y las diferentes cruces rojas, con el Gobierno central, autoridades locales para trabajar en el objetivo común y en la mejora de la vida y la atención a las necesidades básicas de los migrantes/refugiados. En muchas ocasiones hemos observado casos de solidaridad espontanea por parte de la población griega a pesar de las circunstancias difíciles del país. A lo largo de los meses se ha conseguido la mejora en la coordinación de las diferentes organizaciones  en el terreno, sin olvidar el enorme reto logístico y en todos los aspectos que ha supuesto el tener a la población migrante repartida en más de 40 campos diferentes a lo largo y ancho de todo el país.
 
-¿Qué medidas consideran que se podía realizar para poner fin esta situación? ¿Cree que la celebración de Congresos como éste sirve para alzar la voz? ¿Qué papel juegan los profesionales sanitarios?
 
Desde mi punto de vista, la sensibilización e información es una herramienta muy poderosa. No solo para que los profesionales sanitarios conozcan la situación de estas personas, sino la propia población general. Cualquier acto e iniciativa de compartir esta información y experiencia beneficia a que esta situación no caiga en el olvido y se conozca la situación que las personas migrantes y refugiadas están viviendo. Con la esperanza que se logren los acuerdos necesarios o se encuentre una solución a la situación de estas personas, por parte de organizaciones que prestamos asistencia en el terreno continuar con el compromiso de continuar mejorando la vida y el acceso a necesidades básicas de las personas viviendo en los campos.