Martes, 29 Septiembre 2020

I Congreso Cooperación Internacional

Verónica Barroso, responsable de Amnistía Internacional: “En lugar de salvar vidas, los Estados están priorizando las fronteras”

Verónica Barroso, responsable de Relaciones Institucionales y portavoz para temas de Crisis de refugiados de Amnistía Internacional participará en el I Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC) para hablar sobre la actual crisis humanitaria y de refugiados, en la que, según explica en esta entrevista, “en lugar de salvar vidas, los Estados están priorizando las fronteras”. Asimismo, denuncia la situación de hacinamiento y falta de atención médica de las personas refugiadas solicitantes de asilo

Madrid 23/11/2015 medicosypacientes.com/S.G.
Verónica Barroso

Verónica Barroso, responsable de Relaciones Institucionales y portavoz para temas de Crisis de refugiados de Amnistía Internacional participará en el I Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC) para hablar sobre la mayor crisis humanitaria y de refugiados desde la II Guerra Mundial, donde "casi 60 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a desplazarse debido a conflictos, violencia y persecución" y donde "3.500 personas han muerto en el Mar Mediterráneo".

Asimismo, denuncia las condiciones de acogida de las personas solicitantes de asilo y refugiadas que se encuentran en los enclaves de Ceuta y Melilla en una situación de hacinamiento con falta de atención médica y psicológica y en una población donde casi la mayoría son niños y niñas. "Tampoco hay mecanismos para una correcta identificación de víctimas de trata necesitadas de protección internacional" añade.

Verónica Barroso participará en la mesa "La Crisis del Mediterráneo desde la perspectiva humanitaria. La realidad de os refugiados" en este Congreso, organizado a través de la Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) y el Colegio de Médicos de Granada, que se celebrará en esta ciudad del 26 al 28 de noviembre.

-¿Por qué se considera la mayor crisis humanitaria y de refugiados hasta ahora?

Estamos ante la mayor crisis humanitaria y de refugiados desde la II Guerra Mundial. Casi 60 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a desplazarse debido a conflictos, violencia y persecución. De ellas, más de 19 millones son refugiadas que están fuera del país de origen. El 86 por ciento de estas personas están acogidas en países en vías de desarrollo.

-¿Qué factores se producen para considerarse una "crisis humanitaria"?

La violencia, el conflicto y las violaciones de derechos humanos, entre otros, provocan las crisis humanitarias. Siria, representa la mayor crisis humanitaria de la historia, con más de 4 millones de personas refugiadas y más de 7 millones de personas desplazadas como consecuencia del conflicto. El 95 por ciento de las personas refugiadas sirias se encuentran en países vecinos como Turquía, Líbano, Irak y Jordania.

Aunque Siria representa la mayor crisis de refugiados del mundo, lamentablemente no es en modo alguno la única. En África, las personas que huyen de los conflictos y la persecución en países como Sudán del Sur, la República Centroafricana, Nigeria y Burundi han sumado cientos de miles de personas a las poblaciones de refugiados establecidas procedentes de países como Somalia, Etiopía, Sudán y la República Democrática del Congo. Se calcula que en el África subsahariana hay 3 millones de personas refugiadas. En Kenia se alza Dadaab, el mayor campo de refugiados del mundo, establecido en 1991.

-¿Cómo los países están reaccionando ante esta crisis? ¿Se llevan a cabo políticas humanitarias?

Amnistía Internacional ha venido denunciando que la respuesta dada por los Estados a la actual crisis de refugiados no es la adecuada. Los países ricos tan sólo han ofrecido plazas de reasentamiento a una décima parte de las 1,15 millones que las necesitan.

Además, en lugar de salvar vidas, los Estados están priorizando las fronteras. La realidad es que en lo que llevamos de año, 3.500 personas han muerto en el Mar Mediterráneo tratando de llegar a Europa en busca protección. Asimismo, cabe reseñar que los recientes acontecimientos ocurridos en la ruta de los Balcanes, ponen de relieve algunos de los obstáculos, tales como uso excesivo de la fuerza, devoluciones "en caliente", procedimientos de asilo sin todas las garantías, entre otros, con los que se encuentran las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas cuando llegan a Europa.

Es cierto que los Estados tienen la prerrogativa de controlar sus fronteras. No obstante, deben hacerlo de conformidad con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos. En concreto, las medidas de control de fronteras que se adopten no deben impedir que las personas refugiadas alcancen la seguridad en Europa y puedan solicitar asilo.

En total, los Estados miembros de la UE han construido más de 235 km de vallas en las fronteras exteriores de la UE, que han costado más de 175 millones de euros.

En relación con las políticas humanitarias, los Estados no han atendido los llamamientos de la ONU. Así por ejemplo, a fecha 2 de octubre el llamamiento humanitario realizado por la ONU respecto a los refugiados sirios sólo estaba financiado al 46 por ciento, mientras que el llamamiento para los refugiados de Sudán del Sur no alcanzaba más que un triste 17 por ciento de su objetivo. Esto está teniendo un impacto devastador en el acceso de las personas refugiadas a alimentos, medicinas y otra ayuda humanitaria.

-¿Es el derecho de asilo una obligación para los países receptores? ¿Cómo se desarrolla en España la política de asilo? ¿Es igual que en el resto de países de la UE?

Los países de acogida tienen la obligación de garantizar a las personas solicitantes de asilo y refugiadas el acceso a procedimientos de asilo eficientes con todas las garantías. Sin embargo, esto no suele producirse.

En particular, en España, Amnistía Internacional lleva tiempo denunciando la falta de medidas urgentes para asegurar un procedimiento de asilo con todas las garantías. La respuesta de nuestras autoridades, en lugar de permitir que estas personas accedan a procedimientos de asilo, ha sido la de invertir más de 22.000 euros diarios (entre 2005 y 2013) en la instalación y el mantenimiento de las vallas.

Según cifras de Eurostat en España tenemos más de 12.000 solicitudes de asilo pendientes de resolver. Además, España es uno de los países de la UE con las cifras más bajas de solicitudes y de concesiones de protección internacional. Mientras que en el año 2014, países como Alemania tuvieron 203.000 solicitudes de asilo, de las cuales 48.000 fueron resueltas favorablemente según estadísticas de EUROSTAT, España, tan sólo tramitó 5.952 resoluciones, de las cuales se concedieron tan solo 384 estatutos de refugiado, y 1.199 de protección subsidiaria.

Asimismo, Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación por las condiciones de acogida de las personas solicitantes de asilo y refugiadas que se encuentran en los enclaves de Ceuta y Melilla. Los Centros de Estancia Temporal (CETIs) están totalmente desbordados. Durante la visita de Amnistía Internacional al CETI de Melilla en junio de este año, había 1.300 personas, de las cuales casi el 50 por ciento eran menores de edad. A esta situación de hacinamiento se añade la falta de atención médica y psicológica en una población principalmente refugiada donde casi la mayoría son niños y niñas. Tampoco hay mecanismos para una correcta identificación de víctimas de trata necesitadas de protección internacional. Otro de los obstáculos a los que se enfrentan es la libertad de movimiento en el territorio español a pesar de que existen sentencias, como la del TSJ de Madrid de mayo de este año que establece que no se puede impedir a las personas solicitantes de asilo circular líbremente por todo el territorio español.

-¿Qué medidas se están tomando actualmente para salvaguardar la protección internacional del refugiado?

En las últimas reuniones mantenidas por los Ministros de Justicia e Interior de los Estados miembro a nivel de la Unión Europea, se han adoptado diversas medidas en materia de reubicación y reasentamiento de personas refugiadas. En concreto, la UE se ha comprometido a reubicar a 160.000 personas refugiadas en los próximos dos años, entre otras.

Asimismo, y en la reciente Cumbre de La Valeta, España se ha comprometido a acoger a más de 17.000 personas y a gestionar más de 20.000 solicitudes de asilo. Por otro lado, España ha aprobado recientemente un nuevo Programa de Reasentamiento Nacional para 2015 comprometiéndose a reasentar a 854 personas refugiadas, de las cuales 130 están pendientes de 2014.

Sin embargo, y pese a todas estas medidas que desde Amnistía Internacional valoramos positivamente, nuestra organización recuerda a las autoridades españolas que la acogida de estas personas ha de ser adecuada en cumplimiento con los estándares mínimos internacionales.

-¿Cómo es la voluntad política española en esta materia? ¿Y la de los ciudadanos?

Desde Amnistía Internacional hemos venido denunciando que hasta la fecha la respuesta del Estado español no ha sido la adecudada. Como he dicho anteriormente, a día de hoy son muchos los obstáculos que las personas solicitantes de asilo y refugiadas encuentran para poder acceder a procedimientos de asilo con todas las garantías.

Por este motivo, desde nuestra organización pedimos al Gobierno español que adopte de forma inmediata todas las medidas necesarias para cumplir con los compromisos adquiridos en materia de asilo. Asimismo, consideramos que es necesario que se lleve a cabo una revisión de la vigente legislación de asilo para garantizar que tanto los procedimientos de asilo, como las condiciones de acogida y de integración de las personas refugiadas cumplen con la legislación internacional de derechos humanos. Además, hasta el día de hoy, seguimos sin reglamento de asilo y sin transponer las Directivas europeas en materia de acogida y procedimiento.

Amnistía Internacional pide al Gobierno español que garantice más rutas legales y seguras. Para ello, debe facilitar la reagrupación familiar, conceder más visados humanitarios, acoger a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas en condiciones dignas de acuerdo a los estándares mínimos internacionales, y ofrecer un programa de reasentamiento estable, entre otros. Todo ello, poniendo especial hincapié en grupos especialmente vulnerables como las mujeres, y los niños y las niñas.

En relación con la voluntad de los ciudadanos, Amnistía Internacional da la bienvenida a la respuesta de solidaridad dada por la mayoría de las personas que de forma voluntaria están ofreciendo mantas, comida y alojamiento, entre otros, a las personas refugiadas que están llegando de países en conflicto como Siria.

-¿Qué labor está desarrollando Amnistía Internacional en la crisis de los refugiados? ¿Cuáles son sus objetivos?

Desde Amnistía Internacional estamos investigando sobre el terreno la situación en la que se encuentran las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas que están llegando a las fronteras europeas. También, estamos pidiendo a la comunidad internacional que aborde la crisis de refugiados de forma conjunta y coordinada y de una respuesta adecuda a la misma.

Asimismo, y en el contexto de la UE, Amnistía Internacional está llevando a cabo una campaña para que la Unión Europea adopte todas las medidas necesarias para garantizar rutas legales y seguras, entre otras.

El pasado mes de septiembre, Amnistía Internacional presentó a la UE la Agenda "Una unión de protección. Agenda de Amnistía Internacional para la protección de las personas refugidas en Europa". En ella pedimos a la UE que de una respuesta urgente y coordinada a esta situación de emergencia y de crisis, así como una reforma a fondo de defectuoso sistema de asilo. Para ello, pide a los dirigentes europeos que: Evite más muertes en rutas peligrosas mediante mayor número de plazas de reasentamiento, visados humanitarios, y reunificación familiar; garantice el acceso al territorio para las personas refugiadas que llegan a las fronteras de la UE; ponga fin a las violaciones de derechos humanos en las fronteras de la UE; aumente de forma considerable el apoyo financiero, técnico y operativo de los Estados miembro de la UE; permita la libre circulación de las personas refugiadas en la UE; garantice el cumplimiento de las normas de acogida en línea con los estándares internacionales; se abstenga de elaborar una lista de "países de origen seguros"; y mantenga los medios de búsqueda y rescate en las principales rutas de migración de la UE.

-¿Con qué otras organizaciones suele colaborar Amnistía Internacional y en qué consiste esta sinergia?

Llevamos años colaborando con otras organizaciones como ACNUR, CEAR, Red Acoge, entre otras. Por ejemplo, el pasado mes de septiembre, realizamos un acto conjunto con ACCEM, CEAR, CONGDE, Save the Children, y Red Acoge, junto al Ministerio del Interior con motivo de unas de las reuniones del Consejo Europeo de Ministros de Justicia e Interior sobre la crisis de refugiados para pedir a la UE que de manera urgente diera una respuesta a la situación de las personas refugiadas que llegan a las fronteras europeas.

Ante la crisis de refugiados que estamos viviendo es fundamental que las organizaciones tratemos de abordar este tema de forma conjunta. La puesta en común de nuestra experiencia y conocimiento sobre estos temas es muy importante a la hora poder buscar soluciones y pedir a las autoridades que adopten medidas para garantizar la protección internacional de las personas solicitantes de asilo y refugiadas, así como la acogida adecuada de las mismas.

-Una vez se produce el asilo del refugiado en el país. ¿Cómo es su integración local? ¿Qué tareas realiza Amnistía Internacional en esta esfera? ¿Cómo procura este organismo su protección legal y física?

Desde Amnistía Internacional no llevamos a cabo atención directa a personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas. Nos centramos más en el trabajo de investigación sobre el terreno, campaña e incidencia política.

Actualmente, tenemos abiertas dos peticiones online dirigidas a la Unión Europea y a la Embajada de Hungría, respectivamente.

https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/europa-refugiados-oct15/

https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/hungria-refugiados-sep15/

*Foto portada: ©REUTERS / Yannis Behrakis