Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Uno de cada seis pacientes ingresados en los hospitales españoles es atendido por un especialista en Medicina Interna

18/03/2009

Además, estos servicios son responsables de cerca de 570.000 altas anuales, lo que supone un 15% de la actividad total de hospitalización. El progresivo envejecimiento de la población hace previsible un incremento de la demanda asistencial de pacientes con una elevada complejidad en los próximos 10 años

Madrid, 20 de marzo 2009 (medicosypacientes.com)

El buen funcionamiento del Sistema de Salud norteamericano se debe en gran medida a la presencia del especialista, conocido como hospitalista. Su buena labor queda patente en un estudio elaborado por la Universidad de Texas y publicado en el último número de “The New England Journal of Medicine”. Y es que la labor de estos profesionales destaca porque son eficientes, diminuyen costes, acortan la estancia media de los pacientes en los centros hospitalarios, tienen en cuenta los aspectos de calidad y seguridad, e inciden en la coordinación con el médico de Atención Primaria, para proporcionar una buena atención.

El hospitalista dedica su labor a la atención de pacientes que están en los hospitales. A lo largo de las dos últimas décadas, la figura de los hospitalistas parece consolidarse desde un punto de vista económico y práctico. Tal es así, que en 2006 en Estados Unidos, eran cerca de un 20% los internistas que ejercían como hospitalistas, que trabajaban tanto en grandes como en pequeños hospitales. De hecho, tanto en los centros hospitalarios, como en el 84% de los hospitales universitarios, la media de hospitalistas por centro es de tres.

En el caso de los hospitales norteamericanos, la contratación de este tipo de profesionales ha permitido ejercer un control clínico más exhaustivo sobre los pacientes hospitalizados, ya que gracias a su labor se aprovechan mejor los recursos hospitalarios y se ofrece una atención de mayor calidad, facilitada en parte por una buena comunicación con otros especialistas, que permiten mejorar la coordinación entre profesionales y la continuidad en la atención a los pacientes.

Papel de la Medicina Interna en España

En España, la Medicina Interna ejerce esta labor de los hospitalistas americanos, tratando al mayor número de los pacientes ingresados en los hospitales por causa médica, habitualmente por las enfermedades más prevalentes como Diabetes, Insuficiencia Cardiaca, EPOC, Infecciones de diversos tipos, Intoxicaciones y Enfermedad tromboembólica.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que agrupa a más de 4000 internistas de todo el territorio Nacional, actualmente bajo la presidencia del Dr. Pedro Conthe, está realizando una importante labor de acercamiento a otras sociedades científicas que abordan también el manejo de estos pacientes y, en especial con los médicos de Atención Primaria, con los que comparten una visión integradora de sus problemas médicos. El internista puede desarrollar esta labor en el hospital, cuando más se necesita un generalista de confianza, integrando las valoraciones de otros especialistas. Por ello, la especialidad de Medicina Interna se ha convertido en la columna vertebral de la Atención Sanitaria Hospitalaria.

Labor eficaz de atención al paciente

La actualidad en España viene marcada por cifras que determinan que uno de cada seis pacientes ingresados en los hospitales españoles es atendido por un especialista en Medicina Interna. Además, estos servicios son responsables de las cerca de 570.000 altas anuales, lo que supone un 15% de la actividad total de hospitalización.

De acuerdo con los datos del informe “Altas atendidas por los Servicios de Medicina Interna en los Hospitales General del Sistema Nacional de Salud”, llevado a cabo por el Grupo de Trabajo de Gestión Clínica de la SEMI, “un aspecto importante del análisis de los pacientes atendidos en un Servicio de Medicina Interna es que el 76,4% de los mismos tienen al menos otra enfermedad además de la que causó el ingreso, y casi el 50% presentan por lo menos dos”, indica el Dr. Antonio Zapatero, coordinador del Grupo de Trabajo de Gestión Clínica de la SEMI.

En este sentido, al igual que sucede con los hospitalistas, “lo que el internista aporta es una valoración global del paciente pluripatológico, evitando que el paciente tenga que ser visto por varios especialistas médicos en el ingreso”, añade el Dr. Zapatero. Estas cifras son relevantes si se tiene en cuenta que como añade el especialista, “el 93,4% de los ingresos de Medicina Interna proceden de los Servicios de Urgencias, siendo esta especialidad el principal destino de los pacientes vistos en esa área en la mayor parte de los hospitales. De ahí la importante labor de colaboración de los internistas con otros especialistas”.

Futuro de la atención de Medicina Interna

Ante el progresivo envejecimiento de la población, es previsible un incremento de la demanda asistencial en los próximos 10 años de pacientes con una elevada complejidad. Y es que, el papel del internista dentro del Sistema Nacional de Salud es esencial para tratar a este tipo de pacientes, que son, sobre todo, personas de edad avanzada y que presentan más de una patología asociada.

Patologías como la diabetes, la insuficiencia cardiaca, la enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC), la cardiopatía isquémica, la hipertensión arterial, la insuficiencia renal o el asma son algunas de las patologías crónicas que en la actualidad se han convertido en una pandemia en nuestro país. Y, debido al aumento de la edad de la población, cada vez hay más pacientes que sufren varias enfermedades crónicas simultáneamente. La continuidad asistencial hace de los internistas, los especialistas más adecuados para su seguimiento y tratamiento.

Esta evolución hace que la Medicina Interna sea una especialidad en alza, y la proyecta como una de las especialidades con un mejor futuro. Para ofrecer, por primera vez, una visión de la especialidad, los próximos días 24 y 25, la SEMI ofrecerá en Madrid una presentación de la especialidad a los estudiantes de medicina que se preparan para el MIR, teniendo en cuenta que la asignación de plazas se realizará a principios del próximo mes de abril.

Más información: