Campaña medicina rural

Jueves, 11 Agosto 2022

Uno de cada cuatro jóvenes de 16 a 24 años fuma a diario y el 20,6 por ciento bebe alcohol intensamente una vez al mes

01/12/2010

Si bien la Encuesta Europea de Salud en España 2009 refleja un alto grado de satisfacción por la atención sanitaria en España, al mismo tiempo indica que los trastornos de salud más frecuentes son la hipertensión arterial, los dolores lumbares y cervicales, y las migrañas y dolores de cabeza frecuentes, entre otros. Asimismo, refleja el paulatino aumento de la obesidad entre la población, ya que más de la mitad de las personas de más de 18 años está por encima del peso considerado normal. Además, aún se mantienen generalizados algunos hábitos nocivos, como el consumo de alcohol y tabaco

Madrid, 1 de diciembre 2010 (medicosypacientes.com)
Descripción de la imagen

Según se extrae de la Encuesta Europea de Salud en España correspondiente a 2009, el 70,9 por ciento de los españoles mayores de 16 años considera que su salud es buena o muy buena, más los hombres (75,8 por ciento) que las mujeres (66,1 por ciento). Este estudio ha sido realizado por el Instituto Nacional de Estadística en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, a través de 22.188 entrevistas a personas de más de 16 años durante doce meses entre 2009 y 2010, más de la mitad de los encuestados mayores de edad están por encima del peso considerado normal y, por el contrario, el 8,4 por ciento de los jóvenes de 18 a 24 años tiene peso insuficiente, especialmente chicas (un 13,3 por ciento frente al 3,6 por ciento de los chicos de esa edad).

También los jóvenes de entre 16 y 24 años fuman a diario (26,2 por ciento) y beben de forma intensiva al menos una vez al mes (20,6 por ciento). La mitad de ellos (11,4 por ciento) lo hace al menos una vez a la semana y, según el estudio, en este caso las diferencias entre hombres y mujeres son muy pequeñas.

Los trastornos más frecuentes padecidos por los mayores de 16 años diagnosticados por un médico son la hipertensión arterial (17,2 por ciento), los dolores lumbares (16,3 por ciento) y cervicales (14,2 por ciento), la alergia crónica (12,0%), y las migrañas y dolores de cabeza frecuentes (8,6 por ciento). Les siguen la ansiedad crónica (6,0 por ciento), la diabetes (5,9 por ciento), la depresión (5,3 por ciento) y el asma (4,3 por ciento).

Además, el 10,5 por ciento de la población de 16 años y más ha padecido dolor o molestia física en grado severo o extremo durante las cuatro semanas anteriores a la encuesta, y en el grupo de 75 años el porcentaje se eleva hasta el 23,4 por ciento (16,0 por ciento en los hombres y 28,3 por ciento en las mujeres). Esta dolencias conllevan que el 7,3 por ciento de los encuestados tenga alguna dificultad para realizar las actividades básicas de la vida diaria como asearse, alimentarse o vestirse (5,2 por ciento de hombres y 9,3 por ciento de las mujeres), aunque la cifra sube a uno de cada cuatro (26,5 por ciento) en los mayores de 65 años. El 14,6 por ciento encuentra también limitaciones para realizar las actividades domésticas.

Asimismo, más de la mitad de los encuestados mayores de edad están por encima del peso considerado normal y, por el contrario, el 8,4 por ciento de los jóvenes de 18 a 24 años tiene peso insuficiente, especialmente chicas (un 13,3 por ciento frente al 3,6 por ciento de los chicos de esa edad).

Utilización de los
servicios sanitarios

Según la encuesta, tres de cada diez encuestados había acudido al médico de familia un mes antes de ser consultados y un 10 por ciento, a un especialista. Las mujeres son las que más acuden a la consulta, tanto del médico de Atención Primaria (33,7 por ciento frente al 23,2 por ciento de los hombres) como al especialista (14,4 frente al 9,2 por ciento de varones).

Durante el año anterior a la encuesta, el 8,1 por ciento de los hombres y el 10,4 por ciento de las mujeres tuvieron que ser hospitalizados. Siete de cada diez aseguran estar satisfechos con la atención recibida, cifra algo menor que respecto a los que acudieron a consulta, de los que el 80 por ciento aseguraron salir satisfechos de la atención. El 4,4 por ciento ha consultado algún servicio de medicina alternativa.

Por lo que se refiere al consumo de medicamentos, la mitad de los mayores de 16 años ha consumidos fármacos recetados por un médico en las dos semanas previas al cuestionario (45 por ciento de los hombres y el 60,7 por ciento de las mujeres). Otro 15,9 por ciento reconoce haber tomado medicamentos no recetados por un médico.

Para mantener la salud que mayoritariamente consideran buena los consultados realizan actividades preventivas como vacunarse contra la gripe, como hicieron dos de cada tres mayores de 65 años. Siete de cada diez se toma la tensión y se mide el colesterol y la glucosa en sangre y en una proporción similar, las mujeres de 45 a 64 años se hicieron una mamografía.

Casi el 30 por ciento de los
españoles fuma a diario

Sin embargo, aun se mantienen generalizados algunos hábitos nocivos, como el consumo de alcohol y tabaco. Así, el 26,2 por ciento fuma a diario, el 3,7 por ciento es fumador ocasional, el 20,4 por ciento se declara ex fumador, mientras el 49,7 por ciento nunca ha fumado. Entre los varones se siguen dando porcentajes más altos de fumadores (31,2 por ciento lo hace a diario) mientras en las mujeres lo son el (21,3 por ciento).

Entre los jóvenes de 16 a 24 años, el porcentaje de fumadores es simular a la media, con un 26,3 por ciento de los jóvenes que lo hace a diario. Este porcentaje se eleva a algo más del 33 por ciento para las edades de 25 a 54 años y luego disminuye a medida que avanza la edad.

El 11,4 por ciento de los consultados se considera fumador pasivo, ya que han estado expuestos en distinta medida al humo del tabaco en su lugar de trabajo, el 24,5 por ciento en su casa y el 40 por ciento en medios de transporte y lugares públicos cerrados.

Durante el último año, el 39,1 por ciento ha consumido alcohol, ocasionalmente, es decir, menos de una vez por semana; el 35,4 por ciento no ha consumido, el 12,6 por ciento lo ha hecho varias veces por semana y el 13 por ciento las consume diariamente.

Además, casi uno de cada diez (9,1 por ciento) admite que consume alcohol de manera intensiva al menos una vez al mes, y un 5 por ciento lo hace semanalmente. Esta situación es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres (10,5 frente al 6,3 por ciento de consumo intensivo al menos una vez al mes).

Este patrón de consumo es mucho más frecuente entre los más jóvenes. De hecho, el 20,6% de las personas de 16 a 24 años beben alcohol de manera intensiva al menos una vez al mes. Y la mitad de ellos al menos una vez por semana (el 11,4 por ciento). En el caso de consumo intensivo semanal las diferencias entre hombres y mujeres son pequeñas.

En el ámbito laboral, las principales situaciones problemáticas que encuentran las personas en su trabajo son las posturas forzadas o manejo de cargas pesadas (40,9 por ciento), la presión o sobrecarga en el trabajo (39,0 por ciento), el riesgo de accidente (37,8 por ciento) y los problemas de ruido o vibraciones (33,5 por ciento).

Más información en el documento adjunto