Miércoles, 13 Noviembre 2019

Por el brote del Congo

UNICEF intensifica su labor de prevención del ébola en Sudán del Sur

El brote de ébola que se inició hace un año en el este de República Democrática del Congo (RDC) amenaza también a los países vecinos, entre ellos Sudán del Sur, donde el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) está intensificando su labor para difundir mensajes y ayudar a proteger a las comunidades frente al posible salto de la enfermedad

Madrid 29/07/2019 medicosypacientes.com
UNICEF está intensificando su labor.

Más de 1.700 personas han muerto desde que se inició el que ya es el segundo brote más mortífero de ébola de la historia. Desde enero de 2019, UNICEF y sus aliados han llegado con mensajes de prevención del virus a más de 3 millones de personas en Sudán del Sur y colaboran en las tareas nacionales de preparación.

El representante de UNICEF en Sudán del Sur, Mohamed Ag Ayoya, ha advertido de que, "con el ébola más cerca que nunca", no hay tiempo que perder. "Necesitamos estar preparados para afrontar un posible brote en el país, pero primero y, sobre todo, debemos hacer todo lo que podamos para evitar que la enfermedad llegue a Sudán del Sur", ha subrayado en un comunicado.

En un contexto así, "la implicación activa de las comunidades es clave para prevenir contagios", por lo que las agencias internacionales llaman a "trabajar estrechamente con ellas para crear conciencia y prevención sobre las rutas de transmisión". Esta concienciación pasa también por promover buenas prácticas de higiene como el lavado de manos, ya que "son las medidas de prevención más eficaces", según Ayoya.

"Nuestros equipos y aliados en el terreno, que trabajan con las comunidades, confirman que cada vez más personas son ahora conscientes del ébola y de las medidas de protección que pueden tomar para prevenir el contagio", ha destacado Ayoya, que ha puesto como ejemplo la contención de los casos detectados en junio en Uganda.

UNICEF Sudán del Sur se centra en involucrar a las comunidades que están más en riesgo, las de los estados fronterizos con RDC y Uganda. La organización y sus aliados han formado a 450 personas para que vayan puerta por puerta, organizan reuniones comunitarias e involucran a los líderes locales y religiosos para que difundan los mensajes.

La agencia necesita 4,3 millones de dólares para financiar las actividades de prevención y preparación ante el ébola hasta septiembre de este año, pero hasta ahora solo ha recibido el 14 por ciento de estos fondos.