Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Una jornada presenta las ventajas y oportunidades de la cirugía mínimamente invasiva

08/11/2010

Se ha celebrado en Madrid la “Jornada de Actualización en cirugía mínimamente invasiva y percutánea de la columna vertebral” en donde se ha mostrado cómo reduce un 30 por ciento el tiempo de hospitalización en este tipo de pacientes. El desarrollo de instrumental quirúrgico más preciso permite visualizar y abordar el problema en la columna mediante pequeñas incisiones, e incluso percutáneamente

Madrid, 10 de noviembre 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Dres. Eduardo Hevia y Pablo Palacios

Uno de los grandes problemas de la cirugía lo constituyen las vías de abordaje, y en la cirugía específicamente vertebral, el abordaje a la columna exige amplias exposiciones. “Gracias a los avances tecnológicos registrados en los últimos años, disponemos de instrumentales más precisos que nos permiten visualizar y abordar el problema en la columna mediante pequeñas incisiones, e incluso percutáneamente, para solucionarlo. Esto es lo que se conoce como cirugía mínimamente invasiva (MIS) y percutánea de la columna vertebral”, señala el Dr. Pablo Palacios Cabezas, traumatólogo del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro.

Con el objetivo de poner en común las dificultades, los resultados y los últimos avances registrados en este tipo de cirugía, los doctores Pablo Palacios y Eduardo Hevia, traumatólogos del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, perteneciente al Grupo Hospital de Madrid (HM), en colaboración con la Universidad CEU San Pablo y Biomet, han organizado la Jornada de Actualización en Cirugía MIS y Percutánea de la Columna Vertebral, a la que asistieron más de cien especialistas en cirugía de la columna vertebral, traumatólogos y neurocirujanos, tanto nacionales como portugueses, y que contó con ponentes con amplia experiencia en este tipo de cirugía.

Tal y como afirma el Dr. Hevia, “en esta jornada han participado especialistas con una gran experiencia en estas técnicas, que se aplican tanto a las fracturas como a los problemas degenerativos o a la cirugía discal, todos ellos aspectos significativos de la patología de la columna”.

“Las intervenciones mínimamente invasivas no precisan de grandes incisiones para acceder a la zona que necesita ser operada, lo que hace que el postoperatorio sea más corto y menos doloroso, con un alta hospitalaria más precoz y una incorporación más rápida a la rutina diaria. En concreto, se calcula que la estancia media de los pacientes en el hospital tras someterse a una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral se reduce aproximadamente un 30 por ciento, lo que supone una media de dos días y medio, además de disminuir claramente el dolor secundario a la cirugía, y por tanto el consumo de analgésico. Asimismo, se ha observado una mejor respuesta a largo plazo en cuanto a los dolores residuales que pueden quedar debidos a la vía de abordaje”, continúa el Dr. Palacios.

Tal y como indican los expertos, “se producen menos lesiones en las partes blandas, al tiempo que también se genera una menor pérdida sanguínea en los pacientes y menos dolor post operatorio”. “Se ha observado -añaden- que esta intervención mantiene los mismos buenos resultados a largo plazo con los mismos rangos de seguridad en relación con las cirugías abiertas”.

Características de la cirugía MIS y percutánea

“La cirugía mínimamente invasiva está indicada tanto para gente joven como para pacientes de edad avanzada. Esto se debe a que se trata de una cirugía menos agresiva, que consiste en realizar una intervención tradicional, pero de manera cerrada”, afirma el Dr. Palacios.

Para poder realizarla, los centros hospitalarios “deben cumplir una serie de requerimientos técnicos que incluyen el uso de instrumental diseñado específicamente para este fin: aparatos de rayos especiales, navegadores, lupas y microscopios, entre otros. A ello hay que sumar la capacidad del cirujano, que debe tener el entrenamiento y aprendizaje suficiente para realizar este tipo de intervenciones”, continúa el especialista.

Así, “esta cirugía se realiza a través de unas incisiones muy pequeñas, e incluso a través de agujas, con lo que disminuyen las hemorragias y aumenta el beneficio para el paciente; no hay que olvidar que este campo, desde el punto de vista tecnológico, varía muy deprisa, con la aparición de nuevos instrumentales, que permiten realizar las cirugías de una manera más rápida y eficaz”, concluye el Dr. Hevia.