Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Un exceso de ruido constante puede conducir a alteraciones psicológicas, digestivas y de la presión arterial

26/04/2011

Según expertos, existe, además, la posibilidad de sufrir patologías gástricas, un incremento de la adrenalina, estrés e, incluso, un aumento de los niveles de azúcar

Madrid, 27 de abril 2011 (medicosypacientes.com/E.P.)

Un exceso de ruido constante puede conducir, aparte de una pérdida auditiva a largo plazo, a alteraciones psicológicas, digestivas y de la presión arterial, según se ha recordado con motivo de la celebración, ayer, del Día Internacional contra el Ruido.

En concreto, existe la posibilidad de sufrir patologías gástricas, un incremento de la adrenalina, estrés, e incluso aumento de los niveles de azúcar. También las personas expuestas a dicho ruido pueden padecer efectos secundarios psicológicos como insomnio, irritabilidad, aumento de la fatiga e incluso aumento de la inseguridad en el trabajo.

Para evitar estas circunstancias, expertos recomiendan disminuir el tiempo de uso de los auriculares, bajar el volumen del televisor, cerrar las ventanillas del coche, o instalar revestimientos térmicos de suelos, techos y paredes con materiales aislantes en la vivienda habitual.

Asimismo, aconsejan utilizar protectores auditivos especiales, fabricados con material hipoalergénico y hechos a medida del canal auditivo de cada usuario, para trabajar o practicar deportes en ambientes ruidosos.