Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Un estudio respalda el uso de 'stents' con fármacos como alternativa a la cirugía para tratar la enfermedad multivaso

09/07/2009

Recomendado en los casos en los que el riesgo de mortalidad quirúrgica del paciente es elevado o para los que rechazan la cirugía

Madrid, 10 julio 2009 (Europa Press)

"La revascularización coronaria con 'stents' farmacoactivos en pacientes diabéticos con enfermedad multivaso es comparable en términos de muerte, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular frente a la cirugía coronaria", según el doctor Antonio J. Domínguez, del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Málaga e investigador de un estudio en este campo, publicado en 'Revista Española de Cardiología' (REC, 'www.revespcardiol.org').

Precisamente, esta es la principal conclusión de esta investigación, cuyo objetivo ha sido conocer la evolución a medio plazo (dos años) de los pacientes diabéticos multivaso con afección de la descendente anterior proximal que fueron revascularizados con stents farmacoactivos frente a los que recibieron cirugía. A pesar de esta circunstancia, la ventaja de la cirugía es que "reduce la necesidad de revascularizar el vaso tratado", matizó el cardiólogo.

La cirugía coronaria es el tratamiento de elección de la enfermedad coronaria multivaso, la afectación de al menos dos de las tres arterias coronarias principales, siempre que una de ellas sea la arteria coronaria descendente anterior en su segmento proximal.

No obstante, los 'stents' farmacoactivos son la alternativa para los casos en los que el riesgo de mortalidad quirúrgica del paciente es elevado. Los pacientes con diabetes mellitus representan a la cuarta parte de la población sometida a procedimientos de revascularización coronaria percutánea. Se trata de grupo de pacientes presenta un pronóstico peor que los no diabéticos.

En la actualidad, la estrategia de revascularización coronaria en el paciente diabético multivaso continúa siendo controvertida y en los últimos años, los 'stents' farmacoactivos han mostrado superioridad frente a los convencionales en esta población en varios estudios aleatorizados.

Sin embargo, la evidencia de que puedan ser una alternativa a la cirugía de revascularización coronaria en el paciente diabético multivaso es aún muy escasa. "Actualmente, la revascularización quirúrgica es la opción recomendada para el paciente diabético con enfermedad coronaria multivaso", señala el experto.

En definitiva, actualmente la cirugía coronaria sigue siendo el tratamiento de elección de la enfermedad multivaso -ya que ofrece la ventaja de menos procedimientos de revascularización en el seguimiento-, pero los 'stents' con fármacos son, según concluye Domínguez, "la alternativa para los casos en los que el riesgo de mortalidad quirúrgica del paciente es elevado o para aquellos que rechazan la cirugía, pese a la recomendación del cardiólogo".