Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Un estudio español demuestra los efectos beneficiosos de los frutos secos

21/05/2010

Su consumo habitual contribuye a reducir el colesterol LDL (colesterol "malo") sin afectar al colesterol HDL (colesterol "bueno"). El estudio ha sido publicado en el último número de 'Archives of Internal Medicine'

Madrid, 21 mayo 2010 (E.P.)

El consumo habitual de frutos secos ayuda a reducir de forma "significativa" los niveles de colesterol, los triglicéridos y el consiguiente riesgo cardiovascular en aquellas personas que tienen el colesterol más elevado, están más delgadas o siguen una dieta "poco saludable", según los resultados de un estudio dirigido por el Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación.

El informe, publicado en la revista 'Archives of Internal Medicine', ha compilado los datos individuales de 583 personas de ambos sexos que participaron en 25 estudios sobre el consumo de frutos secos en siete países. Tras el análisis de los resultados, los investigadores han afirmado que "todos los frutos secos reducen el colesterol y los triglicéridos de modo similar".

Otra de las conclusiones de la investigación, desarrollada en colaboración con la Universidad de Loma Linda (California), revela que el consumo de frutos secos contribuye a reducir el colesterol LDL (colesterol "malo") sin afectar al colesterol HDL (colesterol "bueno").

En este sentido, los autores aconsejan que el consumo de frutos secos se utilice como "primera herramienta terapéutica" para bajar los niveles de colesterol malo y reducir así el riesgo cardiovascular.

"Los frutos secos son un componente principal de la dieta saludable dado su alto contenido en grasas insaturadas y fibra, que contribuyen a la reducción de colesterol, pero también en minerales, proteínas, vitaminas y otros antioxidantes, que hacen que estos alimentos sean realmente píldoras naturales de salud", asevera este experto.