Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Un centenar de médicos inician su formación en ética médica en el curso de la OMC y del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset

15/11/2011

El “Título de Experto en Ética Médica”, curso pionero puesto en marcha por la Organización Médica Colegial (OMC), a través de su Fundación para la Formación (FFOMC), y el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y la Fundación Ortega-Marañón “es una obligación de la OMC, según puso de manifiesto en su inauguración el presidente de la organización, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín

Madrid, 14 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

La inauguracíón del curso fue
seguida por un alto número de
alumnos.

El viernes, día 11, arrancó el curso “Título de Experto en Ética Médica”, el primero de estas características en España, que imparten 35 profesionales expertos en la materia y que está dirigido a todos los médicos/as y profesionales interesados en adquirir formación académica en ética médica, con especial orientación a las labores a desempeñar a través de las Comisiones Deontológicas de los Colegios de Médicos, de los Consejos Autonómicos o en las unidades de ética asistencial de los centros sanitarios. En el acto de inauguración participaron, además del presidente de la OMC, el subdirector del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, el profesor Antonio López Vega, y el director académico del curso, el Dr. Rogelio Altisent.

Para el Dr. Rodríguez Sendín, el origen de este primer curso de experto, "que era una obligación para nuestra Organización", remarcó, reside en la ética y deontología como fundamentos esenciales de la profesión médica y de la necesidad de formar maestros para la transmisión de los valores fundamentales de la profesión médica a los más jóvenes. “Aspiramos a una ética de máximos, que nunca va a poder encontrarse en la ley, y que es capaz de mantener con fuerza no sólo los valores clásicos de nuestra profesión, aunque ahora estén más actualizados y más vivos, sino algo tan valioso como es la relación médico-paciente”.

Durante su intervención, el doctor Rodríguez Sendín aportó una serie de reflexiones que, a su juicio, "conviene retener". Una de ellas, sobre “la universalidad de la colegiación que incluye a todos los colegiados en una comunidad moral, en una casa de libertad y respeto, en un ámbito que incita a la superación y disuade de comportamientos no éticos o deficientes, entendiendo por éstos todo lo que no es correcto desde nuestra perspectiva”, y que es -como añadió- "para lo que está nuestra Organización”.

Una segunda reflexión, también referida a la OMC y a los Colegios de Médicos, “como espacio ético de libertades profesionales y directivas, puestas al servicio exclusivo del paciente y del SNS como elemento imprescindible para dar respuesta a nuestros compromisos y valores de siempre”. En tercer lugar, dijo que la OMC es “un foro de pensamiento estructurado para crear inteligencia ética y clínica, dando respuesta así, a las necesidades de nuestros pacientes y del SNS”.

Descripción de la imagen

El presidente de la OMC, acompa-
ñado por el director académico
(izq) y el subdirector del Instituto
Ortega-Gasset (dcha).

Se refirió, además, al momento complicado que está viviendo el sistema público de salud y aludió a las soluciones y compromisos que recientemente ha propuesto la Organización a los políticos para intentar salir de la crisis, “todos ellos –dijo-, soluciones y compromisos de carácter ético, como, por ejemplo, conocer la verdad, compromiso con los pacientes, no aceptar los recortes si afectan a la calidad asistencial, co-responsabilidad social compartida o vocación de servicio”. “De tal forma, -añadió- que todo lo recogido en el manifiesto aprobado por la Asamblea General, el pasado 28 de octubre, está plasmado, a su vez, en el Código Deontológico”.

Por su parte, Antonio López Vega, subdirector del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, manifestó a la OMC la gratitud por “su disposición a la realización conjunta de este curso de humanidades que sin duda –dijo- será de gran utilidad para gran pregunta que se plantean los médicos: ¿qué esperan los ciudadanos enfermos de los médicos?”.

Antonio López Vega señaló que “la crisis que vivimos es una oportunidad para un nuevo modo de convivir” y “el conocimiento de la ética médica será de gran ayuda para los profesionales de la medicina salgan reforzados hacia una nueva época”.

Por su parte, el Dr. Altisent expresó su deseo de que de los grupos de trabajo del curso, en el que están inscritos un centenar de médicos/as de toda España, salga un documento sobre estrategias educativas para mejorar el trato humano con los pacientes y poder transmitir estas enseñanzas a las siguientes generaciones.

El objetivo principal de este curso es conseguir que los médicos desarrollen habilidades para el análisis de cuestiones éticas de la práctica asistencial y adquirir experiencia en los procedimientos y actividades desarrollados en las Comisiones de Deontología. “Todos los médicos deberían tener una base sólida de conocimientos sobre ética médica y deontología para dar una respuesta ágil y adecuada a las cuestiones nuevas e inéditas con las que a diario nos sorprende la profesión médica. Y para ello, se precisa poseer una formación más específica, conocimientos prácticos y habilidades muy concretas, que no se pueden adquirir de forma espontánea”, según ha manifestado el presidente de la OMC.

Esta iniciativa formativa de la OMC y el Instituto Universitario Ortega y Gasset, pionera y con un marcado enfoque multidisciplinar, ha sido diseñada sobre una treintena de temas fundamentales de Ética Médica entre los que cabe destacar: cuestiones éticas y deontológicas de la historia clínica; confidencialidad y secreto profesional; la relación clínica, sus tipos e implicaciones éticas; métodos y procedimientos en la toma de decisiones; ética de la prescripción; cuestiones éticas al comienzo y al final de la vida; calidad asistencial y seguridad del paciente; y funciones y actividad en las comisiones de deontología, en los comités de ética asistencial y en los comités de ética de investigación clínica, por citar sólo algunos de ellos.

Descripción de la imagen

El público siguió con atención el inicio del curso.

Para el director académico del curso, el doctor Rogelio Altisent, “promover un curso de estas características era una aspiración que se venía valorando desde hace tiempo como una necesidad y, a la vez, como una obligación, porque los Colegios de Médicos como instituciones de derecho público reciben la encomienda de la sociedad para asumir la responsabilidad en la promoción y la regulación de la Deontología Médica”.

Esta iniciativa no se considera una actividad de formación continuada sino que se trata de un título universitario que servirá a aquel que lo obtenga para promocionarse en todos los terrenos en los que se maneje la ética médica, en todos los aspectos profesionales en los que esté presente esta disciplina.
“El título que se va a expedir a los alumnos que participen en este curso es un título propio de nuestro instituto, con vistas a reconvertirlo en el futuro en un título oficial de la Universidad Complutense a la que el Instituto está adscrito”, según explicó el subdirector del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, el profesor Antonio López Vega.

El contenido del curso se desarrollará a lo largo de 190 horas, entre los meses de noviembre de 2011 a junio de 2012, de las cuales el 80 por ciento serán on-line y el otro 20 por ciento restante, presencial.
El enfoque que se persigue es, según el profesor López Vega, desde “la dirección metodológica de los mejores recursos para cada una de las funciones. En ese sentido, vamos a aunar sinergias y a optimizar lo mejor de cada parte”.

Finalmente, recordar que todos los contenidos que se abordarán se encontrarán virtualizados en el contexto del campus o plataforma virtual de la FFOMC a la que se accederá a través de la web: www. ffomc.org. La documentación será aportada por los 35 profesores en los talleres de los que consta el curso, que son cuatro: noviembre, febrero, abril y junio. Se podrá obtener a través de la plataforma sin necesidad, prácticamente, de papel.