Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Un 32% de mayores de 64 años pueden tener quejas de falta de memoria

17/02/2009

Según la presentación realizada por especialistas españoles en el 10º Congreso Virtual de Psiquiatría, Interpsiquis 2009

Madrid, 17 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

El Comité Organizador de Interpsiquis.com ha dado a conocer las conclusiones del estudio presentado por un equipo de especialistas españoles en el 10º Congreso Virtual de Psiquiatría, Interpsiquis 2009, un congreso co-esponsorizado por la Organización Mundial de Psiquiatría. Reproducimos a continuación dichas conclusiones:

Resumen:

1.- La prevalencia de quejas de memoria en la ciudad de Madrid para mayores de 64 años es de 32,4 %.

2.- Hay asociación entre quejas y edad. Las quejas de memoria aumentan desde el 24,2 % en el grupo de 65-69 años al 57,1 % en el grupo de 90 y más años. La edad y las quejas de memoria tienen una relación controvertida en los distintos estudios. Para Basset y Folstein con un estudio poblacional de individuos entre los 18 y 92 años, las diferencias entre menores de 65 no son significativas, pero sí lo son para los mayores, pasando de 42,7 % de personas con quejas a los 65-74 años a 88% para los mayores de 85 años. Algunos autores indican que hay asociación solo para algunos rangos de edad de mayores. En otros estudios se asocian con las quejas fundamentalmente factores psicológicos y no la edad. Un interesante estudio de sujetos de edad 39-89 indica que no hay relación entre edad y número total de olvidos, sino entre olvidos en diferentes situaciones. Las muestras clínicas pueden no dar asociación entre edad y quejas dado que los sujetos son seleccionados o bien se seleccionan ellos mismos por otros criterios o intereses. Para estudios de relación edad con mayores los que realmente dan solución al tema son los estudios poblacionales. La mayoría de estudios comunitarios sí han encontrado esta relación, aunque no todos.

3.- Hay asociación entre quejas y rendimiento cognitivo. Al dividir la muestra en dos grupos, Quejas Sí y Quejas No, se observa un mayor porcentaje de fallos en orientación temporal en el grupo con quejas. Esta diferencia se observa en todos los ítems de orientación y es más notable en el caso de "día de la semana" y "mes". El tema del rendimiento cognitivo y las quejas también es objeto de controversia. La mayoría de estudios poblacionales encuentran asociación, sin embargo cuando se introducen en el estudio sujetos con patología, esta asociación puede desaparecer. Se han mencionado en la introducción factores de tipo psiquiátrico (sobre todo depresión), otros autores indican que son importantes los factores de personalidad. Probablemente las quejas son un síntoma multicausado: estado de ánimo y ansiedad, alteraciones en la ejecución sobre todo de memoria, factores de personalidad, calidad de vida general y otros.

4.- Observamos diferencias en las quejas de memoria en las variables sexo y estudios, con más quejas en mujeres (35,2 % frente a 28 %) y en nivel de estudios más bajo, 36,7 % en estudios primarios frente a 24,9 % en estudios superiores.

5.- Hay diferencias en las quejas de memoria al comparar las categorías de diversas variables. El porcentaje de quejas es más del doble en las personas dependientes que en las independientes para las actividades básicas (Índice de Katz) e instrumentales (Escala de Lawton) de la vida diaria y en aquellas que perciben su salud como regular o mala, frente a las que la consideran excelente.

6.- Los predictores de quejas de memoria son Lawton (nº de actividades realizadas) Estudios, Calidad de vida medido por el Coop/Wonca y Edad. Sin embargo los valores de la Odds Ratio (OR), es decir, la forma de expresar la proporción de veces que un suceso ocurra frente a que no ocurra, son bajos, aunque el modelo es significativo y clasifica mejor a quienes no tienen quejas de memoria. Esta relación con la calidad de vida y el hecho de ser dependiente o independiente es uno de los factores menos estudiados y que en nuestro estudio, que es poblacional, destaca de modo importante.

7.- El aspecto que hemos llamado de respuestas poco congruentes nos plantea varias cuestiones, entre ellas: ¿Qué explicación damos al hecho de que algunas personas que dicen que no tienen problemas de memoria, manifiesten que tienen fallos en una o las dos preguntas sobre fallos de memoria? No hemos encontrado variables que nos expliquen o que estén asociadas a este fenómeno. Pudiera ser sencillamente una cuestión de terminología: no se tienen "problemas de memoria" de modo global y significativo, pero sí se tienen fallos concretos de memoria; por otra parte las opciones de respuesta de la pregunta de fallos de memoria requiere sólo respuesta de frecuencia, pero no de gravedad ( olvidar dónde se ponen las cosas puede ir desde el olvido benigno de las personas sin patología, al olvido de las personas con Demencia leve o Deterioro Cognitivo Leve que realmente las olvidan, se pasan a veces horas buscándolas y creen incluso que se las han escondido o robado). Es posible que intervengan también aspectos de la metamemoria en cuanto conocimiento, control y sentimiento sobre el funcionamiento de la propia memoria que hagan compatible un sentimiento general de no tener problemas de memoria con el conocimiento real de los fallos. Para profundizar en este tema harían falta estudios con diseño adecuado a la búsqueda de estas respuestas poco congruentes.

El artículo íntegro puede ser consultado a pie de página.

Montejo Carrasco, P.; Montenegro Peña, M.; Llanero Luque, M.; Ruiz Sánchez de León, JM.; Fernández Blázquez, MA.
Madrid Salud. Ayuntamiento de Madrid.
Centro de Prevención de Deterioro Cognitivo. Servicio de Prevención, Promoción de la Salud y Salud Ambiental. Instituto de Salud Pública.

Más información: