Jueves, 26 Abril 2018

Tratar mujeres sanas podría evitar unos 3.000 nuevos casos al año de cáncer de mama en España

17/06/2008

Madrid, 16 de junio 2008 (Redacción) .

El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) está llevando a cabo el primer estudio en nuestro país para la prevención del cáncer de mama en mujeres sanas con alto riesgo de padecerlo. El objetivo del estudio Excel es inhibir la aparición de un cáncer que probablemente ya se esté generando en 500 españolas con alto riesgo.

Para el presidente de GEICAM, el doctor Miguel Martín, “se trata de una de las investigaciones más novedosas que se está desarrollando en nuestro país y el primer estudio de quimioprevención que se pone en marcha. Responde a una filosofía terapéutica muy concreta: durante años hemos tratado el cáncer de mama cuando estaba diseminado. Después comprobamos que podíamos tratarlo antes de que se produjera la recaída o después de la cirugía, como tratamiento adyuvante. Ahora, estamos en un momento crucial en el que plantearnos dar un paso adelante y tratar el tumor antes de que aparezca clínicamente, lo que denominamos quimioprevención, es decir, inhibir la aparición de un cáncer que probablemente ya se esté generando en mujeres con alto riesgo. Se trata de un salto cualitativo en el manejo de la enfermedad”.

Por su parte, el doctor José Enrique Alés, coordinador del estudio y del Comité Organizador de la I Reunión RAGMA, explica que si se cumplen las expectativas, se podría reducir en un 65% la aparición de cáncer de mama en la población. “Esto equivale a evitar entre 2.000 y 3.000 nuevos casos de cáncer de mama que se producen cada año en España”, añade este experto. El estudio Excel está probando si un inhibidor de la aromatasa, el exemestano, en la prevención de cáncer de mama en mujeres de alto riesgo. Después de tres años, se han reclutado unas 300 mujeres candidatas a participar y se espera llegar a 500. España es el único país europeo, junto con Estados Unidos y Canadá que participa en este estudio y en total se contará con una muestra de 4.560 mujeres. Se espera que los resultados finales estén dentro de dos años.

Hábitos de vida y cirugía profiláctica

En relación a la dieta y hábitos de vida, hoy en día todavía es algo que está en estudio, pero ya existen datos, como son los estudios del doctor Rowan Chlebowski, de la Universidad de Los Ángeles, que sugieren que una dieta equilibrada, baja en grasas, con una disminución del aporte calórico, favorece la reducción del riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, incluso en tumores de mama con receptores negativos. “Un tipo de cáncer de mama para los que hoy en día no contamos con ninguna medida preventiva eficaz. Otro tema que se ha tocado en el último congreso de ASCO, es el de la vitamina D. Un estudio canadiense ha mostrado que las mujeres con déficit de vitamina D tenían más riesgo de recaída de cáncer de mama. Pero se trataba de pacientes con niveles muy bajos de esta vitamina, ya que cuando se tienen cifras normales, el añadir más no supone ningún beneficio”, señala el doctor Alés.

En ocasiones las personas con alto riesgo deciden optar por la intervención quirúrgica preventiva. En ella se extirpa el órgano de riesgo y sólo se realiza cuando existe una probabilidad muy elevada de sufrir el tumor. “Actualmente la mastectomía con carácter preventivo sólo está indicada en mujeres con muy alto riesgo de desarrollar cáncer de mama o de recaída”, afirma el doctor Alés. El grupo principal de candidatas son las mujeres portadoras de una mutación de los genes BRCA 1 y BRCA 2. Sin embargo, este año se han presentado resultados en ASCO que señalan que en los últimos 5-10 años en Estados Unidos ha habido un aumento en el número de mastectomías realizadas con carácter profiláctico. Los investigadores de la Clínica Mayo sugieren que este incremento, puede deberse al mayor uso de la Resonancia Magnética mamaria como método de diagnóstico precoz. “La RM tiene ventajas, pero también inconvenientes. Tiene mayor sensibilidad que la mamografía o la ecografía para tumores en general, pero tiene el inconveniente de que es menos específica, con más falsos positivos”, explica el doctor Alés.