Viernes, 21 Septiembre 2018

Estudio publicado'BMC Public Health'

Subir los impuestos sobre el tabaco en la UE podría reducir el consumo de cigarrillos y las muertes asociadas con fumar

El aumento de los impuestos sobre el tabaco para elevar los precios de los cigarrillos podría reducir el consumo de tabaco y las muertes asociadas con el tabaquismo en los 28 países de la Unión Europea (UE), según un estudio publicado en la revista 'BMC Public Health'

Madrid 20/09/2017 medicosypacientes.com/E.P.
En los países de ingresos más altos, subir los impuestos sobre el tabaco podría aumentar los ingresos en prevención
En los países de ingresos más altos, subir los impuestos sobre el tabaco podría aumentar los ingresos que se podrían gastar en programas de prevención y control, mientras que en los países de ingresos más bajos los ingresos tributarios podrían verse afectados negativamente.
 
El coautor del estudio, el doctor Christian Schafferer, profesor asociado del 'Department of International Trade' en la 'Overseas Chinese University', en Taichung, Taiwan, subraya: "Nuestras conclusiones podrían ayudar a los responsables políticos a adoptar medidas eficaces para reducir el consumo de nicotina en Europa, demostrando que la implementación de las medidas MPOWER, propuestas por la Organización Mundial de la Salud [OMS] en 2008 y que incluyen aumentos en el impuesto sobre el tabaco y el apoyo a los fumadores, tiene efectos positivos en la reducción del consumo de tabaco en todos los países".
 
Y añade: "Alentamos a las autoridades sanitarias a incrementar los esfuerzos para implementar estas medidas. Por ejemplo, en los países de altos ingresos, donde la imposición es menos efectiva que en los países de bajos ingresos, es necesario adoptar otras medidas para controlar el consumo de tabaco, como restricciones a la publicidad, etiquetas de advertencia y asistencia para dejar de fumar".
 
Los investigadores utilizaron un modelo informático para simular los efectos de un aumento del 10 por ciento en el precio del cigarrillo en el consumo de cigarrillos, los ingresos fiscales y las muertes asociadas con el tabaquismo en los 28 países de la UE. Su modelo demostró que Bulgaria y Rumania evitarían más de 251.860 fallecimientos por el tabaco, seguido por Letonia y Polonia con 210.061, mientras que en los 24 países de la UE restantes el número de muertes evitadas sería de aproximadamente 1,4 millones.
 
El efecto del aumento del 10 por ciento en el precio del cigarrillo en el consumo de cigarrillos sería más pronunciado en Bulgaria y Rumanía, donde una subida promedio de precio de 0,155 dólares por paquete reduciría el consumo de cigarrillos en un 12,27 por ciento. En Letonia y Polonia, un incremento medio del precio por paquete de 0,232 dólares reduciría el consumo en un 8,29 por ciento. En los 24 países de la UE restantes, el consumo general caería en un 5,03 por ciento tras un aumento del 10 por ciento en los precios.
 
Sin embargo, al modelar el efecto sobre los ingresos tributarios, los autores encontraron que si bien un aumento medio de los precios del 10 por ciento daría lugar a un incremento general medio de los ingresos de alrededor del 6,76 por ciento en toda la UE, la subida de los impuestos sobre los productos de tabaco no beneficiaría a los países de ingresos más bajos.
 
El doctor Schafferer explica: "Bulgaria y Rumanía verían realmente una disminución significativa en los ingresos fiscales, lo que sugiere que las autoridades sanitarias de los países de bajos ingresos pueden carecer de financiación crucial para implementar las medidas MPOWER. Se requerirían ingresos externos --donaciones de otros países europeos-- paragarantizar la aplicación de estas medidas y el éxito en la lucha contra el uso de cigarrillos en estos países".
 
Para modelar los efectos del aumento de los precios de los cigarrillos, los autores utilizaron datos del Banco Mundial, la OMS y Euromonitor International, una base de datos de inteligencia empresarial, para los años 2005 a 2014. En el año 2014, el consumo de cigarrillos per cápita fue el más elevado en Eslovenia (2.098 cigarrillos), República Checa (1.720), Austria (1.631), Grecia (1.552) y Rumanía (1.501), mientras que los demás países de la UE siguieron con 1.500 cigarrillos por persona al año.
 
El precio al por menor promedio era más alto en Reino Unido con 9,48 dólares por paquete, mientras que los países de bajos ingresos tenían precios más bajos de cigarrillos, lo que puede haber llevado a un mayor consumo de cigarrillos.