Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Sindicatos médicos andaluces exigen que las horas dedicadas a formación continuada se computen como tiempo de trabajo

11/07/2012

Según denuncian los Sindicatos Médicos Andaluz y de Granada a los médicos en Andalucía le quieren incrementar la jornada hasta las 37,5 horas, mediante reducción de jornada complementaria, continuidades asistenciales, trabajo por las tardes, trabajo en bado, sin embargo, como constatan "no están teniendo en cuenta que ya los médicos realizan en su tiempo libre más de 3 horas a la semana de formación que debería de considerarse tiempo de trabajo al igual que se hace en otros sectores", algo que exigen que se tenga en cuenta

Granada, 11 de julio 2012 (medicosypacientes.com)

Según denuncian los Sindicatos Médicos Andaluz y de Granada "a los médicos en Andalucía le quieren incrementar la jornada hasta las 37,5 horas, mediante reducción de jornada complementaria, continuidades asistenciales, trabajo por las tardes, trabajo en bado... sin embargo no están teniendo en cuenta que ya los médicos realizan en su tiempo libre más de 3 horas a la semana de formación que debería de considerarse tiempo de trabajo al igual que se hace en otros sectores (Universidad y Educación)". Ante tal pretensión se ha elaborado un manifiesto pidiendo el apoyo y colaboración de los médicos andaluces en base a cuatro puntos.

Estos sindicatos han mostrado su rechazo "por el desprecio mostrado por la Junta de Andalucía por los trabajadores sanitarios, con el Decreto 1/2012, para el reequilibrio económico –financiero de la Junta de Andalucía, y, en especial, a su personal más cualificado, médicos, ya que las medidas de ajuste, previstas por el Gobierno, para salir de una crisis que no hemos generado, castiga duramente a estos profesionales, sobre todo porque gran parte de sus retribuciones son variables".

Tras argumentar que la dureza de estos recortes van encaminados a no perder puestos de trabajo en Andalucía, el SAS, pretende hacer uso de este incremento de horas para así despedir personal contratado, olvidando que este personal resulta imprescindible para el funcionamiento de los centros, dada la ausencia de convocatorias en la última década. Para ello propone, al margen de lo establecido en este Decreto, emplear el incremento horario previsto para la jornada ordinaria en jornada complementaria, "lo que supondrá, además de una ilegalidad, un mayor recorte económico que el aplicado al resto de empleados públicos. La desigualdad de la aplicación respecto a otros sectores de la Administración: Universidades, Comunidad Docente o Justicia, también supone un trato discriminatorio y vejatorio hacia los médicos y resulta difícil de comprender, sobre todo porque los médicos son el servicio mejor valorado por los ciudadanos", según dichas organizaciones sindicales.

Sin embargo, el SAS quiere ignorar, que la medicina avanza a pasos agigantados y todos queremos unos servicios de calidad, es por ello que la profesión exige unos altos niveles de formación continuada, pero la elevada presión asistencial a la que están sometidos los profesionales hace que los médicos tengan que realizar esta actualización de conocimientos, así como la investigación que favorece estos avances, fundamentalmente, en nuestro tiempo libre y que ello, sin duda, supone varias horas entre cinco y diez semanales a expensas de nuestro tiempo de ocio y el dedicado a la vida familiar.

Los médicos andaluces realizan 35 horas semanales de permanencia en los centros en jornada ordinaria, además para poder atender a la población durante las 24 horas del día, los 365 días del año "están obligados a realizar una jornada complementaria, que es la que permite garantizar la asistencia a la población de forma permanente, pero que eleva nuestra jornada semanal real hasta las 48 horas".

Formación continuada

1. La Formación Continuada de los médicos son una necesidad para la profesión por la rápida evolución de los avances en salud y un compromiso moral de los profesionales con la sociedad y los ciudadanos, pero además constituyen una obligación deontológica y legal.

2. Los médicos carecemos de tiempo suficiente en nuestra jornada laboral, para atender nuestras necesidades formativas básicas de actualización de conocimientos y adquisición de habilidades por lo que nos vemos obligados a realizarlo fuera de ésta, a expensas de su tiempo libre y de ocio.

3. Los médicos dedicamos a lo largo de toda nuestra vida profesional un elevado número de horas a la semana a formación continuada para garantizar la mejor asistencia a los ciudadanos.

4. El esfuerzo adicional que los médicos realizamos no ha tenido, hasta ahora, ningún tipo de reconocimiento ni compensación, ya es hora de que esto cambie.

5. La Jornada real del médico debe contemplar el reconocimiento de su jornada ordinaria, la jornada complementaria y la dedicación de estos profesionales fuera de la jornada laboral, en forma análoga al personal docente y, por tanto, estas horas, entre dos horas y media y diez horas a la semana, deben computarse como efectivamente trabajadas.

El documento íntegro se puede descargar a pie de página.