Campaña medicina rural

Lunes, 28 Noviembre 2022

SEMERGEN insta a que, tras su aprobación, la nueva Ley Antitabaco se implante por igual en todo el territorio nacional

14/12/2010

Desde esta Sociedad Científica se considera, igualmente, necesario que se vigile de cerca el desarrollo y su cumplimiento, al igual que se ha hecho con otras normativas como por ejemplo la de Tráfico que tan buenos resultados ha dado en la prevención de accidentes y en la reducción de la mortalidad

Madrid, 15 de diciembre 2010 (medicosypacientes.com)

Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) se considera que la modificación de la Ley Antitabaco de diciembre de 2005 debe ser totalmente clara y no puede dar lugar a interpretaciones que puedan perjudicar el sentido y el fondo de la nueva ley de prevención del tabaquismo. De ahí que considere muy importante que la nueva normativa se implante por igual en todo el territorio nacional y que se vigile de cerca el desarrollo y su cumplimiento, como ha ocurrido, por ejemplo, con la Ley de Tráfico, que tan buenos resultados ha dado en la prevención de accidentes, la reducción de la mortalidad y su cumplimiento.

A través de un comunicado, SEMERGEN insta a que se cumplan tres condiciones que considera imprescindibles: que los niños y los jóvenes no se inicien en el consumo de tabaco; que los fumadores dejen de fumar lo antes posible, para evitar enfermedades y muertes; y que todos podamos respirar el aire que no esté contaminado por el humo del tabaco.

A partir de lo anteriormente expuesto, desde esta Sociedad Científica se considera imprescindible que todos los espacios cerrados públicos "sean lugares sin humo de tabaco y, desde luego, que esto incluya a los sectores de la hostelería y del ocio. Además de cuidar al cliente servirá de prevención para que la población observe que lo normal es no fumar".

Además, se recuerda que los sistemas de ventilación no son eficaces, y que será muy difícil separar las zonas de fumadores. Además, habrá que vigilar que los menores no pasen a dichas zonas, y tampoco los trabajadores, incluidos los dedicados a la limpieza.

Por otro lado, es muy importante que se ofrezcan todos los medios posibles para que los fumadores dejen de fumar y, en este sentido, la nueva ley de tabaquismo debe facilitar el acceso a los tratamientos que han demostrado ser coste-eficaces, incluidos los tratamientos farmacológicos, que deben ser financiados por el Sistema Nacional de la Salud, de la misma forma que son financiados otros medicamentos para el tratamiento de otras patologías crónicas, como la hipertensión o la hipercolesterolemia.