Miércoles, 20 Marzo 2019

En Córdoba

SEMERGEN celebra sus 2ª Jornadas Nacionales de Cuidados Paliativos

Concienciar y mejorar las aptitudes y competencias de los médicos de Atención Primaria en el abordaje de las enfermedades al final de la vida, ha sido el objetivo de las 2as Jornadas Nacionales de Cuidados Paliativos, organizadas, este fin de semana en Córdoba, por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), bajo el lema  “Multidisciplinar: Desde el diagnóstico hasta más allá”

Córdoba 08/03/2019 medicosypacientes.com
Asistentes a las Jornadas de Cuidados Paliativos de SEMERGEN en Córdoba.
Estas jornadas, que congregaron a más de un centenar de especialistas, pusieron de relieve la importancia y el auge de esta disciplina entre los facultativos. Tal y como afirmó el Dr. Manuel J. Mejías Estévez, presidente del Comité Científico y coordinador del grupo de trabajo de Cuidados Paliativos de SEMERGEN, “Hemos intentado canalizar las necesidades formativas de los médicos de familia en Cuidados Paliativos, bajo un programa atractivo y muy novedoso no sólo en contenidos sino también en forma, contando con ponentes sénior y residentes de contrastada calidad profesional.”. Todo esto, indicó, “nace con la intención de dar la oportunidad a los asistentes de conocer la visión global y particular de los Médicos de Familia, ante la cronicidad avanzada y los cuidados paliativos”.
 
Debido al aumento de la cronicidad en la población y, como consecuencia, la necesidad de brindar cuidados paliativos a estos pacientes, el Dr. Mejías señaló que, actualmente, “el médico de familia precisa de medios materiales y de tiempo para el abordaje de estos enfermos y sus familias. Para ello, es necesario una formación multidisciplinar básica actualizada, para fomentar la atención ambulatoria y domiciliaria de estos pacientes, dado que ello cumple los criterios de preferencia de estas personas. Asimismo, constituye un importante índice de satisfacción de la asistencia recibida, además de suponer un importante ahorro de costes”. 
 
Papel del médico de familia
El médico de familia trata a los pacientes desde el principio hasta el final de la vida, pero, sobre todo, tiene un papel esencial en la última etapa. Aproximadamente, en un cupo de 1.000 pacientes mensuales, un médico de familia trata entre 7 y 12 pacientes en situación de fase final de la vida, la cual puede durar meses o años y plantea unas necesidades específicas de cuidados. El 80% de esas necesidades las gestiona el médico de Atención Primaria, quien debe asegurar la calidad de vida del paciente, ayudarle a controlar los síntomas y acompañar a los familiares.
 
Según cálculos de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, el ratio idóneo de cobertura se establece en una unidad de cuidados paliativos (UCP) por cada 80.000 habitantes. Tan solo Cataluña y La Rioja destinan los recursos mínimos necesarios y cubren esta demanda, por lo que hay 15 comunidades autónomas, más Ceuta y Melilla, que necesitan aumentar el número de recursos para llegar al ratio oportuno. Andalucía, Comunidad Valenciana, País Vasco, Canarias y Asturias son, en esta clasificación, las que cuentan con un servicio de cuidados paliativos más escaso, con una sola unidad por cada 150.000 habitantes o más.
 
Entre los temas que se debatieron cabe resaltar las últimas novedades sobre cómo tratar las enfermedades crónicas avanzadas no oncológicas, desde la perspectiva del médico de familia. Se ofrecerá una perspectiva real multidisciplinar, que abarca desde el diagnóstico hasta el final de cada enfermedad, desde una visión integradora y práctica. Además, no faltarán algunos de los temas clásicos más demandados, como el manejo del dolor y otros síntomas en cuidados paliativos, la atención en los últimos días, la eutanasia como tema controvertido y de actualidad, etc. Las jornadas, además, servirán para establecer una mejor coordinación entre Atención Primaria y cuidados paliativos, en este tipo de enfermos que se encuentran al final de su vida.
 
Este encuentro científico se mantiene en la línea de SEMERGEN de promover la formación, ya que como el Dr. Mejías señala, “cuando un profesional sanitario sabe qué necesidad detectar y cómo abordarla, es capaz de transmitirla a otros profesionales y, por ende, ayudar al paciente y su familia a manejarla”. Por otro lado, es necesario destacar que estas jornadas son solidarias, dado que ofrecen un espacio gratuito para todas aquellas asociaciones y entidades sin ánimo de lucro que quieran compartir estos días de encuentro.