Martes, 11 Agosto 2020

Crisis COVID-19

Sanitarios españoles asesoran al Ministerio de Salud de Mauritania para reforzar la respuesta sanitaria frente a la COVID-19 en el país

La AECID desplegó el pasado lunes una misión sanitaria para asesorar sobre el terreno al ministerio de Salud mauritano en la respuesta sanitaria a la COVID-19. El equipo, que ha transmitido a sus homólogos mauritanos los conocimientos adquiridos durante la fase más aguda de la pandemia en España, regresa mañana y seguirá dando apoyo a sus compañeros a través de encuentros virtuales

Madrid 06/07/2020 medicosypacientes.com

Durante esta semana, los integrantes de la misión, tres facultativos y dos enfermeros especializados en emergencias, han podido evaluar en persona las medidas tomadas por el sistema de salud mauritano, y aconsejar mejoras para dar una respuesta sanitaria a la COVID-19 más eficaz.

Mauritania, con 4.420.000 millones de habitantes, cuenta con un total de 42 cirujanos, 19 anestesistas y ningún especialista en urgencias sanitarias. Ante la carencia de especialistas, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) puso en marcha a inicios de 2020 un programa de apoyo a las especialidades médicas en el país a petición de las autoridades del país.

Tras el estallido de la crisis de la COVID-19, la Agencia sumó a esta iniciativa el objetivo de contribuir a reforzar los servicios de salud frente a las epidemias, en particular, la COVID-19.

El equipo de expertos sanitarios está integrado por Laura Andújar, enfermera del Servicio de Emergencias del Hospital Universitario Doce de Octubre de Madrid; Manuel Pardo, enfermero de la Gerencia de Urgencias y Emergencias 061 de la Región de Murcia y por tres doctores del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid: David Pestaña, jefe de Servicio de Anestesia y Cuidados Críticos, Esther Barbero, facultativa especialista de área del Servicio de Neumología y José Luis Casado, médico adjunto del Servicio de Enfermedades Infecciosas.

Además, el gobierno español ha entregado a las autoridades mauritanas diez respiradores y material de protección -mascarillas faciales de anestesia, arneses para las mascarillas, EPI, y filtros antibacterianos para respiradores, entre otros-, donados por el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

A esta misión se unen otras actuaciones de la AECID en Mauritania relacionadas con la pandemia, como la compra de medicamentos y otros consumibles de tratamiento y diagnóstico de la COVID-19 para el ministerio de Salud mauritano por valor de 100.000 euros.

La iniciativa tiene su origen en las conversaciones del presidente de Gobierno y la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación con sus respectivos homólogos mauritanos. Además, la identificación del equipo sanitario ha sido producto de la colaboración con la Fundación Estatal, Salud, Infancia y Bienestar Social (FCSAI), dependiente del ministerio de Sanidad español.