Miércoles, 26 Septiembre 2018

Violencia machista

Sanidad ultima la reforma de la Ley de Violencia de Género

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, anunció en el Senado que su departamento ya tiene "elaborado" el anteproyecto de reforma de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género para dar cumplimiento al Pacto de Estado al respecto, introduciendo aspectos como "la suspensión imperativa del régimen de visitas al maltratador"

Madrid 07/03/2018 medicosypacientes.com
Las denuncias han aumentado.

En una comparecencia doble ante la Comisión de Igualdad, Garcés aseguró que "el grupo de trabajo ha finalizado ya" con la redacción del anteproyecto que modificará la Ley Integral en una decena de artículos, como el 64, que regula "las medidas de salida del domicilio, alejamiento o suspensión de las comunicaciones" para la protección y seguridad de las víctimas de violencia de género.

Conforme detalló, se incorporará un apartado nuevo, que será el séptimo, para incluir entre las medidas a acordar por el juez "la suspensión imperativa del régimen de visitas", modificación que "también va a llevar aparejada una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal".

Las víctimas de violencia machista han crecido en España en los últimos años y superan ya las 150.000, con tendencia al aumento de menores implicados, tanto como víctimas como agresores, y con alguna nota esperanzadora como el descenso de mujeres asesinadas o el mayor número de denuncias y condenas.

En España, ese planteamiento de prevención, protección, persecución penal y políticas integradas debe partir de una estadística que muestra que en los nueve primeros meses de 2017 (último dato oficial disponible) se contabilizaban ya 119.213 mujeres víctimas de la violencia de género y 125.769 denuncias.

Esos datos del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del CGPJ llevarían el número de víctimas de la violencia en España al cierre del año muy por encima de las 150.000, frente a las 134.462 de 2016 y las 123.725 de 2015.

Las denuncias en el último año completo del que se dispone de estadísticas, 2016, ascendieron a 143.535, según los datos del observatorio, que reflejan un incremento del 11,1 por ciento respecto al año anterior.

La Fiscalía General del Estado, en su última memoria anual, se felicita de ese incremento de las denuncias, pero recuerda que, según la Macroencuesta de violencia contra la mujer de 2015 la cifra oculta -casos sin denunciar- era del 65%, y lamenta que solo un 1,44 por ciento de las denuncias fueran presentadas por familiares o amigos, pese a que un 81 por ciento de las víctimas dice haber comentado su situación.

Sin embargo, ese crecimiento ha sido inversamente proporcional al número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, que alcanzó su máximo histórico en 2008 con 76 víctimas, se situó en 2016 en su registro más bajo, con 44, y se mantuvo por debajo de cincuenta (49) el año pasado.

Uno de los asuntos más preocupantes de las estadísticas es el incremento del número de menores implicados en casos de violencia de género. Aunque la Fiscalía General del Estado considera que se trata de una cifra "moderada" en su última memoria anual, advierte de la poca trascendencia que los niños otorgan a estas conductas y el hecho de que sea cada vez más baja la edad de víctimas y agresores, algunos de entre 12 y 14 años.