Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Sanidad da nuevos pasos sobre la implantación de la receta electrónica

30/09/2008

Se trata ahora de avanzar en la interoperabilidad de este tipo de receta

Madrid, 30 de septiembre 2008 (Redacción)

Las nuevas tecnologías y sistemas de información en las consultas, sobre todo en Atención Primaria, así como la implantación de la receta electrónica van a traer consigo, sin duda, “un cambio cualitativo en la prescripción, con oportunidades como la vinculación de la historia clínica informatizada del paciente con la receta electrónica, que conlleva una mejora de la calidad de la prescripción farmacéutica y por ende de la salud de la población". Así se expuso durante la jornada de debate, "El impacto de las nuevas tecnologías y la evaluación económica en la prescripción de medicamentos" organizada por la Revista “Medical Economics”, y celebrada recientemente en Madrid.

Durante la misma se ahondó sobre la marcha de la implantación de la receta electrónica en las diferentes comunidades autónomas. En declaraciones a “Médicos y pacientes”, una de las expertas que participaron en la mesa redonda en la que se debatió sobre este tema, la representante del Servicio Andaluz de Salud Mª José Piña, coordinadora del proyecto “Receta XXI”, aseguró que Andalucía se encuentra a la cabeza en cuanto a su implantación”, constatando que el 50 por ciento de los centros ya cuentan con este sistema.

De hecho, como explicó, “hemos recibido visitas de otras CC.AA. para conocer más detalladamente nuestro proyecto”.

Un siguiente paso a dar, en este sentido, consiste en lograr la circulación de los datos de la receta electrónica por todo el territorio español. La Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud atribuye al Ministerio de Sanidad la competencia de garantizar la interoperabilidad y la referida circulación de datos a través de una intranet sanitaria, además del desarrollo del sistema de información farmacéutico en el SNS.

Al respecto, como avanzó Piña, se tiene previsto, precisamente, avanzar en el proyecto de interoperabilidad de la receta electrónica, y sobre cómo se va a llevar a cabo, para lo cual el Ministerio de Sanidad ha programado una serie de reuniones con los representantes autonómicos correspondientes. “Se trata –como añadió la experta andaluza- de una puesta en común de aspectos como intercambio de datos, el lenguaje que se precisa para ello, las herramientas que se requieren, con la esperanza de que se llegue a un acuerdo para seguir avanzando”.

Todo ello, con la mira puesta también en Europa, ya que como adelantó la representante del SAS, este mismo proyecto también está planteado a nivel europeo.

Funcionamiento de la receta electrónica

El sistema de interoperabilidad de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud (SNS) debe estar integrado por una serie de componentes, según la información que se facilita desde el Ministerio de Sanidad.

Ministerio Sanidad

Esquema de funcionamiento de
la receta electrónica en el SNS.
Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo

Por un lado, se precisa la identificación del paciente, así como la identificación inequívoca del medicamento prescrito bajo marca comercial o principio activo para su dispensación en cualquier oficina de farmacia, a través del nomenclátor oficial del sistema nacional de salud que posibilita la identificación inequívoca de los medicamentos.

Además, se requiere de un modelo de datos básico y común para todas las recetas en relación con la identificación del paciente, medicamentos y prescriptor.