Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Rincón del paciente: Los trastornos de ansiedad

10/03/2011

Cuando la ansiedad, esa preocupación, miedo, temor o inquietud que aparece ante acontecimientos que son difíciles de controlar por el individuo, es excesiva y dura por lo menos 6 meses, estaremos ante un trastorno de ansiedad generalizada

Todo el mundo se preocupa y tiene temores en determinadas situaciones.

Descripción de la imagen

Este trastorno de ansiedad generalizado no es infrecuente, junto con los otros tipos de trastornos de ansiedad como el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de estrés postraumático y las fobias.

Los trastornos de ansiedad afectan a más de 40 millones de adultos en los Estados Unidos, aproximadamente el 18% de la población. A nivel mundial, aproximadamente el 20% de las personas que reciben atención primaria de la salud tienen trastornos de ansiedad.

Generalmente, el paciente le expresa a su médico que nota latidos cardíacos rápidos o irregulares, que suda mucho y que la piel se enrojece, que siente tensión en los músculos, que sufre frecuentes dolores de cabeza, que no suele dormir bien,…etc., lo que unido a los cambios en el apetito, las náuseas, vómitos y diarreas con el típico nerviosismo o irritabilidad debería enfocar el diagnóstico hacia este problema de ansiedad.

De todas maneras, existen pruebas de que algunos de los síntomas descritos aparecen ante problemas del corazón, trastornos de la glándula tiroidea u otros problemas médicos, por ello se debería realizar siempre un examen exhaustivo para descartar estos problemas médicos.

El tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada suele tener varios enfoques, combinando algún tipo de terapia con medicamentos para ayudar a reducir los sentimientos y síntomas de ansiedad.

La terapia cognitiva conductual es eficaz para el trastorno de ansiedad generalizada, ya que ayuda a las personas encontrar la manera de hacer frente a sus sentimientos y aprender nuevos métodos para hacer frente a las situaciones que los hacen ansiosos.

Las técnicas de relajación a menudo son útiles y pueden incluir la meditación, el yoga y la biorretroalimentación, está demostrado que ejercicio ayuda a elevar el estado de ánimo y mejora el estado general de salud, otros tipos de terapia pueden ser útiles dependiendo de las necesidades específicas del afectado.

La medicación pueden incluir uno o más tipos de medicamentos contra la ansiedad, muchos de los cuales también se utilizan para tratar la depresión y otras enfermedades mentales, ahí radica el problema, es decir, no hay especificidad concreta, además, el abuso de estas sustancias puede al final incrementar el problema.

Desgraciadamente, ansiedad es un término que utilizamos en el día a día sin saber muchas veces qué quiere decir exactamente y sobre todo cómo afrontarla.

Fuente: Dr. Juan Carlos Moreno
para medicosypacientes.com