Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Rincón del paciente: Fémur corto congénito

26/11/2009

Este término recoge todas las formas conocidas sobre defecto congénito, que incluye alteraciones del fémur que van desde un acortamiento mínimo hasta una ausencia total, así como las modificaciones en su forma en sus distintas zonas

Fémur corto congénito

El término defecto femoral congénito fue mayoritariamente aceptado en un simposio realizado en 1998 en Dallas. Este término recoge todas las formas conocidas sobre defecto congénito, que incluye alteraciones del fémur que van desde un acortamiento mínimo hasta una ausencia total, así como las modificaciones en su forma en sus distintas zonas. Por otro lado, los defectos no están limitados al fémur, sino que suele acontecer con frecuencia malformaciones en otros huesos del miembro afectado y en otras partes del esqueleto.

La primera aproximación diagnóstica se puede llevar a cabo desde etapas tempranas del desarrollo del feto por medio de los avanzados aparatos de ecografía disponibles en la actualidad, además tras el nacimiento se detectará una diferencia de longitud entre los fémures en cualquier exploración sistemática de cadera del neonato, en la valoración deberá existir una perfecta colaboración entre el radiólogo y el traumatólogo.

Sin tratamiento la diferencia de tamaño entre los huesos no mejorará de forma espontánea y en los casos en los que la diferencia entre las extremidades queda por debajo de los 2,5 cm. se sugiere limitar el tratamiento a pequeñas correcciones ortopédicas o incluso ignorar la malformación ya que los problemas en la marcha y la bipedestación tendrán poca o ninguna repercusión en la vida del afectado, ahora bien, casos más severos requerirán la valoración y la terapéutica específica.

La calidad de vida de estos pacientes no es perfecta, sin embargo, sorprende que el estado psíquico de los afectados sea prácticamente normal, es decir, el componente mental en estos pacientes es mejor que el componente físico. Esto podría deberse al hecho de ser un trastorno que se sufre desde el mismo momento del nacimiento y el impacto psicosocial para el que lo sufre no es tan fuerte como puedan ser otro tipo de patologías o accidentes que aparecen con posterioridad.

Fuente: Dr. Juan Carlos Moreno
para medicosypacientes.com