Jueves, 13 Diciembre 2018

II Congreso Andaluz de Derecho Sanitario

Ricardo de Lorenzo: “El ‘interés superior del menor’ ha de respaldar la obligatoriedad de la vacunación”

El presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario clausuró el encuentro entre juristas y profesionales sanitarios celebrado en Málaga

Málaga 10/06/2018 medicosypacientes.com
De izda. a dcha. Ricardo de Lorenzo, Juan Antonio Repetto y Eduardo Martín.
En su conferencia de clausura, De Lorenzo puso el foco en "la identificación del 'interés superior del menor' con la protección de su vida y su salud y con la consideración de las consecuencias futuras de toda decisión que le afecte”. Igualmente, el presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario tocó otro de los asuntos más candentes, la vacunación: “Teniendo en cuenta el consenso científico acerca de que la vacunación supone un balance positivo en la comparación de riesgo-beneficio para la salud, el 'interés superior del menor' puede respaldar un principio de obligatoriedad de vacunación, por encima del voluntarismo actualmente existente, en cuyo seno podrán inscribirse aquellas excepciones perfectamente objetivadas que se consideren pertinentes”.
 
En la clausura oficial del evento participó Diego Vera, director general de la Fundación General de la Universidad de Málaga; Ricardo de Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario; Juan Antonio Repetto, presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, y Eduardo Martín Serrano, presidente de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario. Martín Serrano incidió en la necesidad de la celebración de estos foros y anunció que desde su asociación ya se está trabajando en la organización de la tercera edición: “Gracias a estos foros los profesionales de ambos sectores compartimos y aprendemos juntos de ámbitos que son de importancia esencial en nuestro desarrollo profesional”.
 
La Asociación Andaluza de Derecho Sanitario nació en 2011 con el deseo de propiciar el encuentro adecuado entre dos grandes humanismos, como son el Derecho y la Medicina, entendida ésta última en su más amplio sentido de ciencia sanitaria o ciencia de la salud. La importancia de la realidad contemplada ha servido de acicate para que algunas personas nos movilicemos con el propósito de estudiar tales cuestiones, tratando, como es lógico, de influir en su conformación. El punto de partida no es otro, pues, que el reconocimiento de la complejidad de la materia sobre la que se debe proyectar el esfuerzo y su pertenencia a realidades científicas diferentes.