Campaña medicina rural

Martes, 29 Noviembre 2022

Reunión bilateral entre el presidente de la Ordem dos Médicos y la Comisión Permanente de la OMC, en Badajoz, para revisar la situación de la profesión médica y de la Sanidad en España y Portugal

20/05/2012

El presidente de la Ordem dos Médicos, el doctor José Manuel Silva, celebró el pasado viernes, en Badajoz, una reunión con la Comisión Permanente de la OMC para analizar la situación actual de la profesión médica y de la Sanidad en España y Portugal, dentro de la ronda de encuentros bilaterales que mantienen ambas Organizaciones médicas, con el fin de abordar aspectos comunes de ambos países, además de acordar el intercambio de conocimientos profesionales y médico-científicos. Uno de los aspectos puestos sobre la mesa, en esta ocasión, ha sido la importancia de compartir un espacio común en relación a las normas éticas y deontológicas, con un intercambio de los Códigos Deontológicos y ver qué aspectos están contemplados en cada uno para que ambas organizaciones puedan enriquecerse mutuamente en estas materias

 

Madrid, 21 de mayo 2012 (medicosypacientes.com)

El presidente de la Ordem dos Médicos, el doctor José Manuel Silva, celebró el pasado viernes una reunión con la Comisión Permanente de la OMC, en Badajoz, para analizar la situación actual de la profesión médica y de la Sanidad en España y Portugal, dentro de la ronda de encuentros bilaterales que mantienen ambas Organizaciones médicas, con el fin de poner sobre la mesa aspectos comunes de ambos países, además de acordar el intercambio de conocimientos profesionales y médico-científicos. Uno de los aspectos puestos sobre la mesa, en esta ocasión, ha sido la importancia de compartir un espacio común en relación a las normas éticas y deontológicas, con un intercambio de los Códigos Deontológicos y ver qué aspectos están contemplados en cada uno para que ambas organizaciones puedan enriquecerse mutuamente en estas materias.

A la reunión acudieron por parte de la OMC, los doctores Rodríguez Sendín, Gutiérrez Martí, Romero Agüit, Fernández Torrente y Rodríguez Vicente, junto al coordinador del área internacional, el doctor Huerta. Durante el encuentro se analizó en profundidad el impacto de la crisis sanitaria actual que se vive en ambos países y su repercusión tanto en la gestión como en la salud de la población. Dentro de este apartado se abordó el papel de las nuevas tecnologías sanitarias y de la variabilidad en la práctica clínica, incluyéndose la financiación de nuevos fármacos. Se habló de que si bien ésta debe supeditarse a criterios científicos rigurosos, tampoco es conveniente descartar el uso de aquellos medicamentos que mejoren la calidad de vida del paciente y a la evolución favorable de su patología.

Al respecto, la orden médica portuguesa explicó el funcionamiento de su Comité de Calidad para evaluar las técnicas médicas, y que está interrelacionado con un Comité interministerial de Portugal, encargado de la evaluación de prácticas y tecnologías médicas que garantizan, a pesar de la crisis y de la difícil situación del sistema sanitario portugués, que los nuevos tratamientos y los nuevos fármacos innovadores se siguen recetando y financiando aunque con unos criterios muy rigurosos.

Se abordó también la situación del copago en ambos países con sus respectivas consecuencias. Se puso el acento, por parte de ambas organizaciones profesionales, en los cambios que se están produciendo en cuanto a los planteamientos asistenciales y organizativos tanto a nivel hospitalario como en Atención Primaria.

El presidente de la Ordem dos Médicos recordó que Portugal vive en estos momentos una situación económica complicada, bajo unas estrictas medidas económicas impuestas por las autoridades internacionales, ante lo cual lamenta que no se están teniendo en cuenta tanto los aspectos de salud sino sobre todo los económicos a la hora de tomar decisiones sobre la asistencia sanitaria a la población. Es por ello que la Ordem dos Médicos está muy centrada en defender el interés de los pacientes, en el marco de su compromiso por la calidad asistencial y por el mantenimiento de unos mínimos estándares de calidad.

Otro de los temas tratados está relacionado con la actuación conjunta de ambos países en el plano de las relaciones internacionales y con respecto al futuro de las Organizaciones Médicas Europeas, revisándose la situación en cada una de ellas, con planteamientos y puntos de vista comunes en el sentido de que hay que reformarlas y dotarlas de finalidad, en este caso, de que la voz de los médicos sea una sola ante las autoridades europeas y que se alcancen objetivos comunes.  Asimismo, se analizo el papel de la Península Ibérica dentro de la Asociación Médica Mundial con planteamientos compartidos con el grupo latinoamericano, y con el Foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM).