Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Reducir seis factores de riesgo aumentarían en cinco años la esperanza de vida mundial

03/09/2009

Un informe de la OMS, de próxima aparición, incluirá una descripción pormenorizada de la carga de morbimortalidad mundial y regional asociada a 24 riesgos sanitarios diferentes. Esos factores de riesgo van desde riesgos ambientales, como la exposición al humo provocado por combustibles sólidos en interiores, hasta riesgos fisiológicos, como la hipertensión arterial

Madrid, 4 septiembre 2009 (Europa Press)

La reducción del consumo de alcohol y de agua insalubre, la reducción de los índices de desnutrición infantil y de hipertensión arterial, la mejora del saneamiento y la disminución de las prácticas sexuales "de riesgo", incrementarían la esperanza de vida a nivel mundial en 5 años, según ha afirmado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con los primeros datos correspondientes al informe 'Riesgos para la salud mundial' -de próxima aparición-, estos seis factores de riesgo son los responsables de la cuarta parte de las defunciones que se producen en todo el mundo y de la quinta parte de los años de vida condicionados por alguna discapacidad adquirida.

En este sentido, el informe incluirá una descripción pormenorizada de la carga de morbimortalidad mundial y regional asociada a 24 riesgos sanitarios diferentes. Esos factores de riesgo van desde riesgos ambientales, como la exposición al humo provocado por combustibles sólidos en interiores, hasta riesgos fisiológicos, como la hipertensión arterial, informó la OMS.

Los riesgos sanitarios a escala global atraviesan un "periodo de transición". En los países desarrollados, la disminución tanto de las tasas de fecundidad como de la mortalidad por enfermedades infecciosas en los primeros años de vida se traducen en una pirámide de población más envejecida.

Al mismo tiempo, están cambiando también los hábitos de actividad física, alimentación y consumo de tabaco y alcohol. Por su parte, los países en vías de desarrollo están afrontando una "carga creciente" de enfermedades crónicas además de las enfermedades infecciosas.

En este estudio de próxima aparición se cuantificarán los efectos de los factores de riesgo entre 1990 y 2005, lo que permitirá analizar las tendencias de la exposición a los riesgos y de sus efectos, y se incluirán nuevos factores de riesgo como la ingesta de sal, la carencia de ácido fólico y la violencia de género.