Viernes, 22 Junio 2018

Sentencia del TSJ de Cantabria

Ratificada la condena a una empresa para que tenga médico a jornada completa

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ratificó la condena impuesta por un Juzgado de la Social de Santander a la factoría química Solvay, para que contrate a jornada completa el médico de empresa que hace unos meses redujo a media jornada

Santander 11/12/2017 medicosypacientes.com
TSJ de Cantabria.

La sentencia, contra la cual se puede interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo para la unificación de doctrina, desestimó las pretensiones de Solvay al considerar que para la reducción de la jornada del médico no se cumplió la previsión normativa de consultar a los delegados de prevención sobre ello.

En la resolución, la magistrada ponente aseguró que Solvay "se limitó a poner en conocimiento de los delegados" la reducción de la jornada, cuando la preceptivo hubiese sido que estos emitiesen un informe sobre la modificación horaria del servicio médico.

En los fundamentos de derecho de la sentencia, la ponente fijó que una Unidad Básica Sanitaria (UBS) ya constituida -como es el caso de la de Solvay desde hace varios años- no puede reducirse y debe estar compuesta como mínimo por un médico y un enfermero, ambos a jornada completa.

Para ello se basó en los contenidos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) que impide a aquellas empresas con más de 250 trabajadores, y que su personal esté sujeto a actividades con riesgos químicos, puedan reducir la jornada a su facultativo.

Esta sentencia y la anterior del Juzgado de lo Social número 6 de Santander fue emitida tras el conflicto judicial iniciado por el sindicato USO para evitar la reducción a la mitad de la jornada laboral del médico.

Por ello, tras conocer la sentencia USO consideró que la misma es "una importante victoria", además de extrapolable en su aplicación a todas las empresas de Cantabria, e incluso "abre la puerta" a las del resto de España que cuenten con más de 250 trabajadores y que estén en los sectores químico, construcción, siderometalúrgica o eléctrico.

Asimismo, para el sindicato, esta sentencia "es de gran utilidad" para el colectivo médico especialista en medicina del trabajo, "al que abre mayores expectativas de empleo por cuenta ajena en las medianas y grandes empresas, tanto en nuestra región como en el resto del Estado".