Martes, 15 Octubre 2019

Debate Estado de la Nación

Rajoy defiende sus medidas  sanitarias y Rubalcaba le propone una ley que refuerce el modelo de SNS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación que se  celebró ayer en el Congreso, ha defendido las medidas adoptadas en sanidad, mientras que el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha propuesto una Ley que "refuerce" el actual modelo sanitario

20/02/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 21 de febrero de 2013 (medicosypacientes/E.P.)

En su primera intervención, el Presidente del Gobierno solo mencionó la sanidad para  hacer alusión a las ventajas que ha supuesto el plan de pago a proveedores, que "ha permitido que, a cambio de control y rigor en las cuentas de las administraciones, se haya mantenido el funcionamiento de la sanidad, la educación, los servicios sociales y, en general, los servicios básicos para el ciudadano".

Tras la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba, el Presidente del Gobierno defendió las medidas emprendidas en materia sanitaria para hacer frente una deuda que superaba los 16.000 millones de euros: cambio de modelo de aportación del usuario en farmacia, modificación de la cartera de servicios "para hacerla más razonable" y la adecuación de la legislación sanitaria española a la europea en el tema del derecho a las prestaciones. Y también habló de los distintos modelos de gestión pública y de gestión privada existentes en España.

Sobre este último tema, Mariano Rajoy, puso como ejemplo a Andalucía, donde existen ?dijo- fórmulas de colaboración con la sanidad pública. Y aseguró que  "de los  64 hospitales públicos, sólo 25 son de gestión tradicional y los otros 21 operan con diferentes modelos de gestión" y que esta comunidad destina "263 millones de euros a conciertos con 18 hospitales".

El Presidente del Gobierno pidió al PSOE que "digan la verdad y no hagan demagogia" con la sanidad y, en especial, cuando se habla de otros modelos de gestión diferentes al tradicional y le recordó que el "tema de los modelos de gestión" no es decisión del Gobierno central "sino de las comunidades en el ejercicio de sus competencias".

En su réplica a Rubalcaba, recordó la deuda sanitaria que recibieron al llegar al Gobierno, que superaba los 16.000 millones de euros y había crecido un 173 por ciento del 2009 al 2011 y, aunque  dijo que no iba a entrar en detalles, dio la cifra las dos comunidades que encabezaban el tiempo medio de pago: en primer lugar, Andalucía, que superaba los 713 días, y, en segundo lugar, Baleares, "donde estaban gobernando ustedes hasta hace poco tiempo".

Rajoy justificó que si se ha cambiado el modelo de aportación del usuario en farmacia, lo que se conoce como copago farmacéutico, es porque "no se actualizaba desde el año 70".

Asimismo, destacó que en su primer año de Gobierno "se ha hecho una cartera de servicios razonable, se ha reducido la factura farmacéutica de recetas de oficina de farmacia un 12,6 por ciento, con un ahorro de 1.365 millones en 2012".

También hizo referencia a la regulación del aseguramiento, en línea con la legislación europea para buscar solución a los 700.000 extranjeros de la Unión Europea que fueron atendidos por el sistema público español, cuando tenían cobertura en sus países de origen, mientras que 200.000 españoles carecían de ese cobertura pública y dijo que esta atención a los europeos supuso, solo en 2009, 1.000 millones de euros.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, replicó al presidente que con sus medidas "se rompe el principio de universalidad" y, en lo referente a los modelos de gestión pública-privada, tras asumir que existen fórmulas diferentes de gestión, aseguró que "la novedad es que por primera vez, se privatiza un hospital de gestión pública".

Pérez Rubalcaba propuso a Mariano Rajoy un "reforzamiento del modelo sanitario actual" que avale un sistema "universal", "sin barreras de acceso",  y "descentralizado", de modo que "se garantice la movilidad de los enfermos y de los profesionales".

A su juicio, debido a que "el sistema nacional de salud ha sido una conquista colectiva", la sanidad "no debería estar sometida ni a vaivenes políticos ni a la jurisprudencia o el arbitraje del Tribunal Constitucional".

Durante su primera intervención también hizo otra propuesta al Gobierno: que se garantice por ley que una parte del Producto Interior Bruto (PIB) de España vaya destinado "obligatoriamente" al Sistema Nacional de Salud (SNS) para hacer frente a la crisis que afecta al actual sistema sanitario. "Deberíamos garantizar por ley que haya una parte de nuestro PIB que se dedica obligatoriamente a la sanidad"

Por otra parte, pidió que se implante la financiación selectiva de medicamentos y se permita la subasta de medicamentos como una fórmula para ahorrar, "una fórmula para pedirle a la industria farmacéutica un esfuerzo en lugar de solicitar el copago a los pensionistas".

Rubalcaba dedicó parte de su discurso a denunciar la externalización de los servicios sanitarios de hospitales públicos, y dijo que el partido del Gobierno "llevaba años buscando el negocio de la sanidad", como muestra el que algunas de las comunidades autónomas dirigidas por el Partido Popular  se hayan "embarcado" en una privatización de los centros y hospitales.

"El objetivo de la sanidad pública ?afirmó- no es que alguien gane dinero, es curar a los ciudadanos tengan o no tengan recursos sus familias" y añadió que  "nadie va a creer que poner médicos en la calle o cerrar las Urgencias, en lugar de pedir un esfuerzo a la industria farmacéutica, es una buena forma para luchar contra la crisis".

A su juicio, el modelo sanitario que pretende el Gobierno está apoyado por la privatización y la ruptura de la universalización, y significa "un cambio de modelo sanitario que es hospitales privados para enfermos baratos y hospitales públicos para crónicos y enfermos caros".

"Doble red sanitaria: hospitales de primera ?afirmó- para los asegurados de primera y hospitales públicos depauperados para el resto de los ciudadanos" y añadió que "están construyendo una sociedad dual cuyos efectos va a pagar la sociedad durante mucho tiempo".

"Si ustedes se empeñan en seguir privatizando hospitales ?dijo- nosotros emplearemos todos los medios a nuestro alcance para impedirlo y cuando gobernemos los volveremos a hacer públicos; si ustedes se empeñan en seguir cobrado a los pensionistas, nos vamos a oponer frontalmente en esta cámara y cuando gobernemos recuperaremos sus derechos; y si se empeña en seguir mantenido colectivos excluidos de la sanidad pública nosotros lo vamos a denunciar, y cuando recuperemos el poder, que será pronto, volveremos a recuperar los derechos de esos colectivos" y propuso que  "Deberíamos llegar  a un acuerdo sobre todo esto".