Lunes, 11 Diciembre 2017

Manifiesto de Asociaciones vinculadas a la hepatitis C

Profesionales y pacientes exigen un plan de cribado para detectar nuevos casos de hepatitis C

Diez asociaciones de pacientes y la Alianza para la Eliminación de la Hepatitis Vírica en España (AEHVE) plantearon al Gobierno y a las comunidades autónomas la necesidad de compatibilizar la extensión efectiva en todo el territorio del tratamiento de la hepatitis C para los pacientes, con independencia de la gravedad de la enfermedad, con el inicio de un plan de cribado que permita aflorar los casos no diagnosticados

Madrid 04/12/2017 medicosypacientes.com/ R.M.P.
Los Dres. Fernández, García-Samaniego, García, Molero y Lavandeira.

Así lo pusieron de relieve, en un acto celebrado en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), durante la presentación de un manifiesto de reivindicaciones que estas organizaciones quieren trasladar a la Administración. “Sería una oportunidad perdida y un error estratégico esperar a la finalización del tratamiento de todos los pacientes diagnosticados para articular un plan de cribado”, según expuso el coordinador de AEHVE, el hepatólogo del Hospital La Paz Dr. Javier García-Samaniego.

Además, participaron el Dr. José María Molero, representante de SEMFYC en la AEHVE, el Dr. Conrado Fernández, jefe de la Unidad de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (HUFA), Álvaro Lavandeira, representante de ASHEMADRID e IFSA Salud y Adolfo García, presidente de PLAFHC Madrid. Los expertos incidieron en que si la estrategia no se aborda en paralelo a la extensión del tratamiento, España corre el riesgo de desperdiciar los resultados obtenidos hasta ahora (actualmente es el país del mundo que más pacientes ha tratado por millón de habitantes en los dos últimos años con los nuevos antivirales de acción directa).

El Dr. Javier García-Samaniego detalló que “estamos en condiciones de lograr que la infección por VHC sea residual en 2021, pero para ello hay que hacer las cosas bien en prevención y diagnóstico” y puntualizó que "sin cribado no hay eliminación". Con esta medida esperan atajar la cantidad de afectados por esta enfermedad que no han sido diagnosticados, una cifra que podría llegar a las 100.000 personas. Según apuntó el experto, se trata de una prueba "barata y efectiva" con la que tan solo se precisa el análisis de una gota de sangre seca, y que contaría con un coste de entre "dos y tres euros por paciente". No obstante, previamente habría que establecer el segmento de población que habría de someterse a la prueba.

Según los afectados, deberían incluirse usuarios de centros de drogodependencia, diagnosticados de enfermedades de transmisión sexual, hombres con relaciones homosexuales, pacientes con infección crónica por hepatitis B o personas que hayan pasado por cirugía antes de los años 80, entre otros sectores. Sin embargo, los profesionales reconocieron que existe un "debate científico" sobre la cohorte para este cribado, según precisó el doctor García-Samaniego. Y es que se calcula que en España hay entre 190.000 y 200.000 personas afectadas por hepatitis C, de las cuales sólo entre el 50% y el 70% estarían diagnosticadas.

El Dr. José María Molero, representante de SEMFYC en la AEHVE, señaló que “la coordinación y colaboración debe ser un elemento esencial entre la atención en el hospital y otros servicios sociosanitarios para acabar con la hepatitis C” y subrayó el papel destacado que tienen que asumir las instituciones para poner en marcha políticas de prevención.

Por su parte, el Dr. Conrado Fernández, jefe de la Unidad de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (HUFA) aseguró que “algunos cribados de otras patologías son más complejos, pero en el caso de la hepatitis C sólo requiere organización y saber qué es lo que se quiere cribar”. Asimismo, explicó que “los fármacos ahora son más accesibles y cada paciente que se cura, sale del sistema, por lo que se ha pasado de un tratamiento coste-eficiente, a que sea coste-útil”.

Adolfo García, presidente de PLAFHC Madrid, comentó que “las iniciativas han de ir encaminadas a buscar a los pacientes que no saben que tienen hepatitis C y a los que se infectan por desconocimiento, para ello se han de desarrollar políticas de prevención, porque contamos con las estructuras, capacidades y herramientas necesarias para no perder tiempo y trabajar todos en la misma dirección, porque nos encontramos ante una oportunidad histórica de acabar con la enfermedad”.