Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Profesionales del SUMMA 112 actualizan su formación en asma a través de un curso

25/10/2012

Médicos y enfermeras del SUMMA 112 podrán ampliar sus conocimientos sobre asma a través del “curso de Actualización en el Tratamiento de Asma” cuyo objetivo es instruir a estos profesionales en el campo de la fisiopatología, los desencadenantes de las crisis de asma y su terapéutica, la identificación precoz de las crisis, su gravedad y cómo actuar para controlarlas, evitando así ingresos hospitalarios

Madrid, 26 de octubre de 2012 (medicosypacientes.com)

Médicos y enfermeras del SUMMA 112 podrán ampliar sus conocimientos sobre asma a través del “curso de Actualización en el Tratamiento de Asma” cuyo objetivo es instruir a estos profesionales en el campo de la fisiopatología, los desencadenantes de las crisis de asma y su terapéutica, la identificación precoz de las crisis, su gravedad y cómo actuar para controlarlas, evitando así ingresos hospitalarios.

El curso esta organizado por la Asociación de Asmáticos de Madrid, ASMAMADRID, en colaboración con el Grupo de Educación en Asma y Alergia (EDUCASMA del Hospital Universitario La Paz).

Según explica Conxi Grau, Presidenta de ASMAMADRID, “acogiéndonos a nuestro objetivo fundacional principal que es el desarrollo de la Educación para la Salud, hemos ampliado nuestra actividad educativa en asma dirigiendo este curso a instruir a médicos y enfermeras en el conocimiento de la fisiopatología, desencadenantes de las crisis de asma y su terapéutica. Identificar precozmente las crisis, su gravedad y cómo actuar para controlarlas, evitando así ingresos hospitalarios. Asimismo, se darán a conocer las técnicas de uso adecuado de los diferentes dispositivos de inhalación, así como familiarizarse con el contexto legal actual que regula los baremos sobre incapacidades y la enfermedad profesional. Estamos convencidos de que su utilidad repercutirá positivamente en el paciente asmático”.

“La educación sanitaria en asma mejora la calidad de vida de los pacientes, disminuye el riesgo de crisis y también reduce los costes sanitarios. Cuanto más precoz sea el tratamiento se va a resolver la crisis asmática mucho mejor. Si no se actúa en los primeros instantes de la forma adecuada, a veces los bronquios se inflaman tanto que hay que tratar con medicación mucho más potente”, señala el Dr. Javier Contreras, Coordinador de EDUCASMA.

Según resultados del Estudio Europeo de Salud Respiratoria (ECHRS-II), en nuestro país el asma afecta a entre un 5 y el 8% de la población adulta y del 8 al 12% de los niños, es decir, más de 2 millones de personas de todas las edades y con tendencia al incremento.

En los últimos años, el asma mal controlado se ha convertido en un importante  problema para los sistemas sanitarios, no solo desde el punto de vista de la salud, sino también desde una perspectiva económica, por el notable incremento del gasto que ocasiona y la disminución de la productividad laboral.

Considerando que el asma es una de las patologías más frecuentes en la infancia y la juventud, y ocasiona una importante morbimortalidad, así como un gran consumo de recursos sanitarios, es fundamental que los médicos y enfermeras que forman parte de los servicios de emergencia tengan el conocimiento actualizado del tratamiento de las crisis de asma para poder reducir los ingresos hospitalarios y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Guías de Manejo

A pesar de los recientes avances en el tratamiento del asma y de los esfuerzos en la elaboración de Guías de Manejo (GINA, GEMA, etc.), se da la paradoja de que el control de la mayoría de los pacientes continúa siendo subóptimo, debido en gran parte a un infra tratamiento.

En este sentido, entre las causas que provocan el mal control cabe citar el incorrecto cumplimiento del tratamiento por parte del paciente y factores relacionados con la educación de la persona asmática.

La infra valoración por parte de los pacientes de los síntomas del asma es otro de los motivos de esta falta de control, ya que acepta como normal una serie de síntomas habituales que, resignadamente, toma como inevitables.

Las diferentes Guías de Manejo coinciden en la necesidad de atajar este problema. Un paciente bien controlado, no tiene exacerbaciones, ni síntomas significativos y disfruta de una función pulmonar normal o muy cercana a la normalidad. Esta situación de buen control se corresponde con una mejor calidad de vida y buena tolerancia al esfuerzo físico.

Aunque con un buen tratamiento de las crisis de asma es posible reducir el número de hospitalizaciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes, este control de la sintomatología habitualmente no se consigue, casi siempre debido a infra tratamiento. Las guías del Nacional Heart, Lung and Blood Institute recomiendan a los profesionales sanitarios instruir a los pacientes en el automanejo, incluyendo el uso de los medicamentos, técnicas de auto monitorización y medidas de control ambiental.

La necesidad de realizar el tratamiento escalonado según las directrices de las Guías de Manejo del asma, permitiría reducir ingresos por asma y por tanto el consumo de recursos sanitarios.