Lunes, 25 Marzo 2019

Para el desarrollo de la especialidad médica y carrera docente universitaria

Profesionales de Medicina Legal y Forense instan al consenso entre Sanidad, Justicia y Universidad

La “Declaración de Badajoz”, aprobada durante las XXI Jornadas Mediterráneas de Medicina Legal, celebradas recientemente en la ciudad pacense, insta a un necesario y obligado acuerdo entre los Ministerios de Sanidad y de Justicia para el desarrollo de la especialidad y carrera docente en Medicina Legal y Forense. Además, piden un consenso del Ministerio de Justicia y Universidad para la vinculación de los médicos forenses a la docencia universitaria al igual que en el resto de especialidades, así como el reconocimiento de la especialidad a aquellos médicos forenses que ya vienen ejerciendo su actividad y que reúnan los requisitos necesarios

Badajoz 14/04/2016 medicosypacientes.com/S.P.
Momento de las XXI Jornadas Mediterráneas de Medicina Legal, en Badajoz.
En palabras del presidente del Comité Organizador de las Jornadas promovidas por la Sociedad Mediterránea de Medicina Legal, Dr. Mariano Casado Blanco, “en definitiva, lo que los médicos forenses reclamamos, porque creemos que ya ha llegado la hora, es que la especialidad de Medicina Legal y Forense se incorpore de forma completa al Decreto de Troncalidad y que se ponga en marcha cuanto antes para que tenga el mismo tratamiento que el resto de las especialidades médicas”.
 
Para que esto sea posible, como remarcó, “es necesario que haya un acuerdo entre los Ministerios de Sanidad y de Justicia, al objeto de que una parte de la formación de especialistas se lleve a cabo en los centros sanitarios, al igual que cualquier otra especialidad, a la que se suma otro período formativo de dos años a realizarse en los Institutos de Medicina Legal, que son dependientes  del Ministerio de Justicia.
 
En la "Declaración de Badajoz" se urge, en concreto, a “la promulgación de la norma necesaria para la convocatoria de plazas MIR prevista por el Ministerio de Justicia y a propuesta de la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Legal y Forense”.
 
Igualmente, se solicita el desarrollo normativo necesario para la incorporación en los Institutos de Medicina Legal de las plazas vinculadas en el mismo régimen que el existente para las plazas vinculadas de las especialidades médicas clínicas.  
 
Asimismo, los forenses consideran necesario que se acrediten las unidades docentes de formación de especialistas en estos Institutos, potenciando la integración de los recursos ya existentes en los centros universitarios, departamentos clínicos y especialmente departamentos universitarios de Medicina Legal.
 
Como explicó, al respecto, el Dr. Casado, “los Institutos de Medicina Legal se constituyen con tres funciones fundamentales: la función pericial, función docente y otra investigadora, que no funcionaría si no se hiciera conjuntamente con la Universidad”. En este sentido, en la Declaración se solicita el desarrollo de la actividad docente e investigadora integrada en la actividad pericial de dichos Institutos. Ello se podría llevar a cabo, como se indica, “con la firma de convenios de cooperación y colaboración con otros centros docentes e investigadores universitarios y de otras Administraciones que reúnan los requisitos adecuados”.
 
Por otra parte, la puesta en marcha de la especialidad de Medicina Legal y Forense debería contemplar la inclusión de un sistema análogo al empleado previamente en el caso de la especialidad de Medicina del Trabajo, el cual permitiría la incorporación de los médicos forenses titulares, que reúnan los requisitos de antigüedad necesarios, como médicos especialistas en Medicina Legal y Forense.
 
Al respecto, el Dr. Casado tacha de “compleja” la situación actual existente en relación con el ejercicio de la Medicina Legal y Forense al existir dos bloques claramente definidos y en muchas ocasiones separados Por una parte, el Cuerpo Nacional de Médicos Forenses, médicos por oposición adscritos exclusivamente al Ministerio de Justicia, cuya función radica en realizar actividades periciales para la Administración de Justicia.
 
Por otro, los que poseen la especialidad de Medicina Legal y Forense, vía MIR que se realiza no por la vía hospitalaria o asistencial como la mayoría, sino a través del sistema de Escuela.
 
A esta división en la que entran en juego los Ministerios de Sanidad y de Justicia, es a la que, según el Dr. Casado, “nos oponemos, ya que en España, los que verdaderamente están desarrollando la actividad de Medicina Legal y Forense son los médicos forenses, y en ese sentido, nuestra reivindicación pasa por que se les reconozca la especialidad de Medicina Legal y Forense”, concluye el presidente del Comité Organizador de estas Jornadas.
 
A estas conclusiones se han llegado después de exponer y debatir con cerca de 400 profesionales de la Medicina Legal de países como Portugal, Francia, Italia, Rumanía, Egipto, Turquía, Marruecos, Argelia o Túnez, las jornadas, promovidas por la Sociedad Mediterránea de Medicina Legal se celebran cada dos años en ciudades europeas de renombre. En esta ocasión el Dr. Mariano Casado, experto en Medicina Legal y presidente de la Comisión de Deontología del ICOMBA fue el "artífice" de que se celebraran en Badajoz.
 
Las Jornadas estuvieron dirigidas, principalmente, a Médicos Forenses, Especialistas en Medicina Legal, Inspectores Médicos, Médicos de las EVI, Médicos Especialistas en Valoración del Daño Corporal, Médicos Asistenciales, Especialistas en Medicina del Trabajo y Médicos de Mutuas de Accidentes de Trabajo, así como a profesionales del mundo del Derecho y estudiantes de Medicina.