Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Presidente OMC: “La mayoría del PP es una oportunidad para hacer los cambios necesarios, desde la lógica política y la racionalidad sanitaria”

23/11/2011

“La mayoría alcanzada por el Partido Popular en las elecciones del domingo, es una oportunidad para hacer los cambios necesarios desde la lógica política y la racionalidad sanitaria”, según ha manifestado el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, a diversos medios de comunicación que le han preguntado su valoración de los resultados electorales y lo que espera la corporación del Gobierno del PP

Madrid, 22 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Dr. Rodríguez Sendín.

“La mayoría alcanzada por el Partido Popular en las elecciones del domingo, es una oportunidad para hacer los cambios necesarios desde la lógica política y la racionalidad sanitaria”, según ha manifestado el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, a diversos medios de comunicación que le han preguntado su valoración de los resultados electorales y lo que espera la corporación del Gobierno del PP.

Para el Presidente de la OMC, “si el PP cumple lo que tiene escrito en su programa y las propuestas y compromisos adquiridos durante la campaña electoral, que en buena parte son coincidentes con las demandas que la profesión médica y el sector sanitario en general pide desde hace varios años. Con que cumpla su programa, nos daríamos por satisfechos”.

El Dr. Rodriguez Sendín se refirió a varias de las propuestas del programa del PP, entre ellas, la de lograr un Pacto de Estado y dijo que esta medida “es imprescindible y prioritaria para hacer gobernable y vertebrar la política sanitaria, es decir, para conseguir que exista una adecuada coordinación entre las políticas de las distintas comunidades autónomas, algo que venimos demandando desde una década, y que evitaría que la lucha partidaria afecte a las decisiones que hay que tomar”.

Pero, cualquier medida que tome el Gobierno de Mariano Rajoy tiene que partir, según el Presidente de la OMC, de “no tocar para nada la calidad de las prestaciones sanitarias, ni que nadie tenga que esperar más de lo tolerable o de lo establecido ni para recibir atención, pruebas diagnósticas o tratamientos. Es necesario conocer la verdad y recibir un modelo explicativo para conocer el horizonte que se nos plantea. No se puede decir que no se hacen recortes y encontrarnos con los efectos de los mismos, porque así, el profesional, que es el que tiene que dar la cara ante los pacientes, no puede comprometerse y trabajar con entusiasmo”.

“La situación además genera incertidumbre e inseguridad que no propician precisamente ni el compromiso ni favorecen la eficiencia. Para ello, el máximo representante de la profesión médica, pide “transparencia” al nuevo Gobierno, que “diga la verdad de cuánto se debe y cuánto necesitamos para cubrir la financiación de la cartera de servicios que probablemente haya que revisar, así como conocer cuál es el objetivo que se plantea en cada CC.AA”.

El Presidente de la OMC es consciente de lo que denominó “bolsas de ineficiencia” en el SNS, pero aseguró que mejorarían con “un mejor gobierno sanitario, profesionalización de la gestión de los servicios sometiéndola a criterios de transparencia, mérito y capacidad; un modelo retributivo de los profesionales, vinculado a resultados y calidad de la asistencia, y un sistema de información sanitaria del SNS interoperable con todos los sistemas autonómicos de salud, con una única historia clínica y tarjeta sanitaria”.

Afirmó que “ahora el PP puede mejorar el modelo retributivo y organizativo” y, aunque es consciente de que esto no será suficiente para solucionar el déficit”, dijo que “será de gran ayuda”. Añadió que “en los últimos años se han hecho cosas prescindibles y se ha gastado irresponsablemente”.

Aludió a la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), del 2003, de gran aceptación en el ámbito profesional, pero que “apenas se ha desarrollado” y abogó porque el PP cumpla su programa y lleve a cabo este desarrollo, aunque “hay que ver cómo lo hace efectivo”.

Preguntado por la Ley del Tabaco, que ha sido noticia por las declaraciones de Mariano Rajoy al respecto de que “le gustaba más como estaba anteriormente”, el Presidente de la OMC se reafirmó en que “cambiarla sería un retroceso porque no es un problema de gustos, sino de perdidas de salud y de muertes de aquellos que fuman contra su voluntad”. Dijo que “los objetivos en salud no pueden cambiarse ni por dinero ni por nada” y “la libertad plena responsable es aquella con la que, con tus decisiones, no atentas contra la libertad y la salud de otros”. Incluso fue más lejos y manifestó que a la Ley le faltan ciertas obligaciones, como por ejemplo, la de los padres hacia sus hijos. “No es normal que porque un padre le de a un hijo un tirón de orejas, eso pueda considerarse maltrato y luego no pase nada si, apelando a su libertad, intoxica a su hijo por fumar durante cuatro o cinco horas en un coche cerrado”.

Finalmente, hizo referencia a la Ley del Alcohol, “la gran asignatura pendiente de un país diana donde vienen de otros países a emborracharse”. Afirmó que existe “una relajación extraordinaria para que nuestros niños consuman alcohol y no hay que confundir el vino, ni la libertad de las personas adultas para consumir alcohol, con la ingesta de este tipo de bebidas a edades muy tempranas. Eso me tiene aterrorizado porque he visto, como médico, el daño irreparable, que causa el alcohol especialmente en los niños”.

Se adjuntan declaraciones del presidente de la OMC recogidas por las Agencias Europa Press y Servimedia.