Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Presidente OMC: “De que le vale a un paciente tener derecho a una prueba diagnóstica, si no se le garantiza cuándo se la van a hacer”

02/11/2012

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodriguez Sendin, respondió a más de veinte preguntas que le trasladaron periodistas y asistentes al Foro de la Nueva Sociedad, tras su ponencia. La vacunación contra la gripe, el control del gasto sanitario en hospitales, la sostenibilidad del SNS con 17 modelos sanitarios distintos, la racionalización de las pruebas diagnósticas ante los recortes, la percepción del corporativismo entre los médicos, la posibilidad de un copago según la renta y el papel de los colegios han sido algunos de los temas planteados

Madrid, 31 de octubre 2012(medicosypacientes.com)

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodriguez Sendin, respondió a más de veinte preguntas que le trasladaron periodistas y asistentes al Foro de la Nueva Sociedad, tras su ponencia. La vacunación contra la gripe, el control del gasto sanitario en hospitales, la sostenibilidad del SNS con 17 modelos sanitarios distintos, la racionalización de las pruebas diagnósticas ante los recortes, la percepción del corporativismo entre los médicos, la posibilidad de un copago según la renta y el papel de los colegios han sido algunos de los temas planteados.

Preguntado sobre si es sostenible el SNS con 17 sistemas sanitarios diferentes o habría que pensar en redefinir el modelo, Juan José Rodríguez Sendín afirmó que “las transferencias sanitarias a las comunidades autónomas han supuesto un cambio importantísimo consiguiendo que las comunidades pobres, que tenían una grandes desigualdades, hayan mejorado muchísimo su capacidad en prestaciones sanitarias” y  lo explicó asegurando  que “hace 30 años, los profesionales de referencia  en España siempre estaban en Madrid y Barcelona, mientras que en la actualidad,  en cualquiera de las 52 capitales de nuestro país, encontramos un hospital  en el que se hace la mejor medicina posible y profesionales tan preparados como en cualquier otro lugar”. Y todo este cambio, según el ponente, supone “una redistribución de la riqueza y, lo más importante, que los ciudadanos de cada ciudad se están beneficiando de esas capacidades profesionales que ahora podemos disponer todos”.

Para el presidente de la OMC, esto no quiere decir que las transferencias sean el “mantra que justifique las desviaciones” y dijo que “es perfectamente compatible hacer las cosas mucho mejor y respetar aquello que han sido avances sustanciales para el ciudadano y, a la vez,  aproximar la responsabilidad a los centros de tomas de decisiones”. “Es más –añadió- soy partidario de una segunda o tercera descentralización para la cual hay que llevar parte de los recursos para que sean responsabilidad de los centros donde se toman las decisiones”

Para Juan José Rodriguez Sendin, eso no es incompatible con que tengamos un Gobierno, un Ministerio de Sanidad y una autoridad sanitaria que “se ocupe y realice lo que se tiene que hacer y no es incompatible con se tomen decisiones en el Consejo Interterritorial por el interés de los ciudadanos españoles”.

Sobre si los recortes supondrán una racionalización de las pruebas diagnósticas y puedan conllevar un acceso más difícil a estas, señaló, en primer lugar, que “recortar lo ineficiente debería haber sido siempre”. Reconoció que “los médicos tenemos pedir de vez en cuando disculpas porque, a veces, creemos que las cosas son de una manera y al cabo del tiempo comprobamos que son de otras y hacemos tratamientos que, de repente, se descubre que son perjudiciales”, algo que “forma parte del riesgo que asumimos en esta profesión y que no es evitable”.

Para el doctor Rodriguez Sendin,  es necesario “reinvertir en otras cosas lo que estamos haciendo no del todo bien o lo que sobra”. “Otra cosa –dijo- es que no tengamos garantizado para aquella cartera de servicios los tiempos y las formas precisas” y tras  preguntarse “de que le vale a un paciente que tenga garantizada una prueba diagnóstica, si no se le dice como se le va a hacer o no se le garantiza los tiempos máximos de espera”, afirmó que “este es el gran problema que tenemos: las listas de espera que tienen que ser lógicamente suficientes, específicas y selectivas”.

Sobre la posibilidad de un copago sanitario según la renta, Juan José Rodríguez Sendín dijo que “si se trata de copago para garantizar determinados servicios o un cierto orden con las limitaciones y las garantías que se precisen, puede ser necesario, pero establecer un copago por recibir asistencia, creo que no lo necesitamos y sería muy negativo porque abriríamos un hueco por un lado y se nos iría el agua por otro”.

De la vacunación del personal sanitario contra la gripe, por ser un colectivo más expuesto, el presidente de la OMC opinó que “los médicos harán lo que establezca la autoridad sanitaria” y, tras explicar que en este asunto hay claroscuros porque una parte de la profesión tiene una postura y otra parte tiene otra, abogó por “volver a investigar porque, probablemente, la situación de la población y de la gripe hoy podría ir mejor” e insistió en que “los médicos deben de hacer honestamente lo que creen que deben de hacer”.

Ante la pregunta de que en el programa electoral de CIU se asegura que en una Cataluña independiente los casos de cáncer serían menores y su curación mayor, el presidente de la OMC contestó, cierta ironía que “dentro de las medicinas alternativas, acabamos de descubrir una nueva. Como médico, estaría encantado de que esto fuera una gran solución, pero me temo que no cuenta con evidencia” y aseguró que  “lo que no va a ser es una práctica médica que admitamos en la Organización Médica Colegial”.

Tampoco rehusó responder a una pregunta sobre la imagen de corporativismo de los médicos. “Entiendo –afirmó- que la gente lo pueda pensar, esto no quiere decir que sea así. Como decía un compañero, los pacientes se les mueren a los médicos, no se les mueren a otras profesiones y esto siempre plantea una extraordinaria disconformidad”. Tras explicar que “la profesión médica tiene un código deontológico de los más estrictos y sancionamos a aquellos que se desvían”, dijo que “la imagen que tiene la sociedad de los resultados en salud no tiene por qué coincidir con culpabilidades. A veces, son las propias limitaciones de la naturaleza y, en otras ocasiones, tienen razón”.

Finalmente, ante la petición de explicar a un médico recién terminado el periodo de formación especializada porqué debe colegiarse, dijo que “cuando decidió hacer esta profesión sabía que era una profesión especial; que ha tenido que acceder a la facultad de medicina con más de un 9 de nota media y, después de diez u once años, probablemente se vaya al paro o tenga que ir fuera de España. Y, a pesar de todo, vienen los mejores y cada vez tenemos más gente”.

“El médico sabe que esta profesión –añadió-  es especial porque cuida de la  salud y porque no la regula el mercado. Tiene que tener una regulación específica que se admite en todo el mundo y que en Europa  no es discutible. El problema es quien hace esta regulación y control y, lógicamente, solo lo pueden hacer dos partes: o las administraciones sanitarias, los gobiernos, o la propia profesión. El que la controle la propia profesión nos ha dado muy buen resultado, pero, para poderlo hacer y seguir así necesitamos ser autónomos e independientes”, " y la única forma de ser autónomos e independientes –prosiguió- es que dependamos para subsistir de nosotros mismos, de la propia profesión ".