Campaña medicina rural

Lunes, 15 Agosto 2022

Presidente de la OMC: “El SNS no puede ser motivo para jugar al despiste”

02/12/2011

El presidente de la Organización Médica Colegial, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, ha instado a los dirigentes sanitarios a que no utilicen el Sistema Nacional de Salud como “motivo para jugar al despiste”. En su opinión, “es inaceptable que se esté utilizando el doble discurso de que, por un lado, nuestro sistema es barato y excepcional, como se ha venido difundiendo desde hace muchos años, y, por otro, que ahora se diga que no es soportable su sostenimiento y sea necesario buscar mecanismos para cambiar las reglas del juego". Así lo expuso durante su intervención en el transcurso de la Asamblea de la FACME, a la que fue invitado

Madrid, 1 de diciembre 2011 (medicosypacientes.com)

El presidente de la Organización Médica Colegial, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, ha instado a los dirigentes sanitarios a que no utilicen el Sistema Nacional de Salud como “motivo para jugar al despiste”. En su opinión, “es inaceptable que se esté utilizando el doble discurso de que, por un lado, nuestro sistema es barato y excepcional, como se ha venido difundiendo desde hace muchos años, y, por otro, que ahora se diga que no es soportable su sostenimiento y sea necesario buscar mecanismos para cambiar las reglas del juego”. Así lo expuso el máximo representante de los médicos ante los presidentes de las principales Sociedades Científicas Médicas, en el transcurso de la Asamblea de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), celebrada ayer en la sede de la Organización Médica Colegial, presidida por el doctor José Manuel Bajo Arenas.

El presidente de la OMC aprovechó este escenario para discrepar sobre algunas de las propuestas lanzadas por el consejero de Sanidad de Cataluña Boi Ruiz. Una de ellas, que los ciudadanos paguen obligatoriamente una póliza de salud en función de la renta. Para el doctor Rodríguez Sendín, “se articula de una manera oficial dos tipos de tratar y de tratamiento a los ciudadanos, lo cual supone la aniquilación del sistema nacional de salud tal y como está concebido”. En este sentido, se mostró tajante: “rechazamos firmemente que se genere una Medicina para pobres y otra para ricos, propiciando que alguien que pueda costeárselo tenga mejor trato y tratamiento”.

Como recordó el presidente de la OMC durante su intervención en la Asamblea de la FACME, España registra, actualmente, un gasto sanitario privado de los más altos de Europa que, de por sí, se puede entender como un copago voluntario por parte de quien dispone dinero y decide hacerse una póliza. “Otra cosa bien distinta –aclaró- es que ante la situación del país, con cinco millones de parados, el número de crónicos que soporta el sistema sanitario y la pérdida cada vez mayor de recursos económicos de la gente, se intente hacerles pagar más dinero por necesidades sanitarias. Es un sinsentido, ya  que una medida como el copago no va a resolver ni la demanda ni la financiación”.

El presidente de los médicos volvió a reclamar a los poderes políticos que se muestre la verdad y que se habilite un modelo explicativo del que puedan servirse los profesionales sanitarios de cara al paciente. “Sin un modelo explicativo –recalcó- los profesionales no pueden ni comprometerse ni dar explicaciones a los pacientes”.

Precisamente, esta demanda es una de las bases del manifiesto elaborado, recientemente, por la Organización Médica Colegial, aprobado por unanimidad por su Asamblea General de la que forman parte los 52 Colegios de Médicos de España,  y que bajo el título “Compromisos y Exigencias de la Profesión ante la crisis económica, de valores y de Gobierno en el SNS”, y que representa, en esencia, la contribución de la profesión médica a dar visibilidad a la situación actual del sistema sanitario. (www. http://www.medicosypacientes.com/colegios/2011/10/11_10_31_asamblea).

Formación médica continuada
autónoma e independiente

En este Foro de Sociedades Científicas, el presidente de la OMC reclamó, por otra parte, una formación médica continuada autónoma e independiente. “La formación médica continuada tiene que estar en manos de la profesión médica y de sus organizaciones, en especial de las Sociedades Científicas. Su regulación es necesaria porque tiene que prever su obligatoriedad, acreditación, vinculación a carrera profesional así como su financiación a través de los presupuestos sanitarios mediante mecanismos que garanticen una total transparencia.

También se refirió al trabajo conjunto que se está desarrollando la OMC y la FACME sobre validación periódica de la colegiación donde se contemplan unos requisitos de desarrollo profesional continuo y de formación continuada. Es un ejemplo del papel complementario que ejercen Colegios, Sociedades y que, junto con los Sindicatos, Consejo Nacional de Especialidades, Conferencia de Decanos y Consejo Nacional de Estudiantes ha cristalizado en el Foro de la Profesión Médica. “Hemos conseguido crear una estructura vertebrada, donde cada uno mantiene su especificidad, sabe actuar en función de sus correspondientes competencias, pero siempre sintiendo bajo la complementariedad que aportamos cada uno”.