Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Presidenta del Colegio de Médicos de Valencia en “El Mundo”: “Sanidad debe organizarse”

10/10/2012


La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, la doctora Rosa Fuster, firma un artículo en la edición valenciana de "El Mundo", en el que aboga por un sistema central que coordine todas las intervenciones

Valencia, 9 de octubre 2012 (medicosypacientes.com)

"Sanidad debe organizarse", por la Dra. Rosa Fuster, presidenta del Colegio de Médicos de Valencia,  publicado en "El Mundo", edición Comunidad Valenciana

Desde que empezaron los recortes en la sanidad pública advertí que la población acabaría pagando los platos rotos si no se creaba un sistema para evitar las listas de espera quirúrgicas. Ha ocurrido en Cataluña y Baleares y es normal que al suprimir el Plan de Garantía de no Demora (plan de choque), que enviaba a clínicas privadas un número considerable de operaciones, ocurra exactamente lo mismo en la Comunidad  Valenciana.

Para evitar este desajuste debería crearse un sistema central que coordinara todas las intervenciones. Una central de control de operaciones que definiera dónde se pueden realizar intervenciones sin ingreso y qué médicos de qué hospitales tendrían la posibilidad de hacerlas.

De igual modo, que identificara las camas libres de los centros para poder practicar las operaciones con ingreso, puesto que en muchos centros hay facultativos disponibles pero faltan habitaciones para los ingresos.

En definitiva, buscar una fórmula para que las peonadas  (autoconcierto) permitan eliminar las demoras de pacientes de forma eficaz. Con un reparto por unidades de las patologías y cesión de pacientes entre los hospitales para reducir las listas de espera de forma contundente.

Pero la única forma de llegar a la reducción de esperas para operarse es con mentalidad organizadora. Con un inventario de lo que se dispone y herramientas para repartir el trabajo entre todos a la vez que se ahorra. A ese fin podría llegarse con un programa informático al que pudieran acceder todos los departamentos y remitir los enfermos en función de los huecos que haya en los quirófanos de toda la Comunidad Valenciana. Con una coordinación de todos los jefes de servicio y clínicos de todos los departamentos de salud y que pongan las cartas sobre la mesa para descubrir quien está en disposición de hacer más trabajo y quién sufre más para reducir las listas quirúrgicas.

Sobre el plan de choque conviene tener en cuenta que siempre ha salido más caro que pagarle a un galeno.  Como ejemplo, diré que una operación de cataratas derivada a la privada costaba 700 euros, mientras que un oftalmólogo público cobra, por las tardes, 289 euros brutos por hacer siete intervenciones iguales. Una cuantía que es mucho menor que la que recibe un diputado en las Cortes Valencianas por estar presente y votar en un Pleno.

Dra. Rosa Fuster, presidenta del Colegio de Médicos de Valencia.