Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Plan Estratégico de Formación Continuada para los médicos de Castilla y León

17/10/2008

Dirigido a los 37.000 profesionales de esta Comunidad Autónoma permitirá la adaptación a las innovaciones tecnológicas, a los cambios en los modelos asistenciales y a las nuevas demandas de la sociedad

Madrid, 17 octubre 2008 (Redacción/azprensa)

Más de 350 profesionales del Sistema de Salud de Castilla y León -responsables formativos sanitarios, de equipos directivos de las Áreas de Salud y de la Gerencia Regional de Salud y de los Servicios Territoriales y Centrales de la Consejería de Sanidad- han participado en la jornada de presentación del Plan Estratégico de Formación Continuada 2008-2011 de los profesionales del Sistema de Salud de Castilla y León.

El consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, ha presentado un plan integral “con el objetivo último de aumentar la calidad asistencial que presta el Sistema de Salud de Castilla y León mediante la mejora de la competencia de los profesionales, que constituyen su principal activo”.

Bajo la premisa de “Un plan de todos y para todos”, la Junta ha elaborado este Plan Estratégico de Formación Continuada dirigido a los 37.000 profesionales de SACYL y de la Consejería de Sanidad, cumpliendo así con uno de los compromisos expresados en materia de política sanitaria para la presente legislatura por el consejero de Sanidad: la definición de una planificación en materia formativa que, ajustada a las necesidades y expectativas de los trabajadores del sistema y de los usuarios de la Sanidad pública, permita una Formación Continuada que asegure a los profesionales la adaptación a las innovaciones tecnológicas, a los cambios en los modelos asistenciales y a las nuevas demandas de la sociedad y de la población castellana y leonesa.

En la elaboración de este Plan Estratégico de Formación Continuada, la Consejería de Sanidad ha tenido en cuenta “las necesidades y expectativas de los diferentes grupos de interés, tanto sanitarios como no sanitarios, a los que va dirigida la Formación Continuada de los profesionales y, para ello, ha contado en la elaboración de este documento estratégico con los responsables y técnicos implicados en el proceso formativo”, según fuentes de la Consejería.

Se ha partido de un análisis de los antecedentes y de la situación actual de la Formación Continuada en el Sistema Regional de Salud y del estudio de planes formativos de otras comunidades autónomas españolas y de algunos países vecinos, labor que se ha visto completada con casi 2.000 encuestas telefónicas a otros tantos trabajadores del Sistema de Salud de Castilla y León y entrevistas con “informadores de calidad” (agentes sociales sanitarios, formadores, responsables sanitarios, etc.)

Obtenida esta panorámica a través de la que se han detectado los “puntos fuertes” y las “áreas de mejora”, la Junta ha vertebrado el Plan estratégico de Formación Continuada 2008-2011 de los profesionales del Sistema de Salud de Castilla y León.

Los procedimientos utilizados para ello se han basado en el Modelo de Excelencia EFQM, la Gestión por Procesos y el Ciclo “Deming”, además de adoptar otros modelos de gestión en Recursos Humanos, como son la Gestión del Conocimiento y la Gestión por Competencias.

El Plan Estratégico de Formación Continuada se articula en torno a tres grandes ejes. En primer lugar se encuentran los profesionales, que deberán hacer uso de su derecho y de su obligación de actualizar sus competencias profesionales, mediante la participación en actividades formativas, para garantizar la mejor calidad asistencial y la Salud Pública a los ciudadanos de Castilla y León.

En segundo lugar se encuentra el objetivo que pretende la Consejería de Sanidad, para quien “la Formación Continuada de los profesionales sanitarios se constituye como una herramienta clave e ideal en el ámbito de los Recursos Humanos, para implementar planes, programas y objetivos institucionales destinados a la mejora continua y progresiva del Sistema Regional de Salud”.

En tercer lugar se sitúa la red de formación, a través de una planificación que permita ofertar una acciones formativas en las que queden alineados los objetivos de la organización y las necesidades de los profesionales.

Partiendo de ellos, los principios básicos que inspiran esta planificación son:

  • La participación de los grupos de interés a los que se dirige la oferta formativa en el diseño y ejecución de la misma, teniendo en cuenta para ello sus necesidades y sus aspiraciones.
  • El liderazgo y la motivación de los profesionales del Sistema de Salud de Castilla y León.
  • La gestión por procesos, a través de Planes Anuales de Formación con los que materializar los objetivos perseguidos por el plan 2008-2011.
  • La incorporación de las nuevas tecnologías: cursos on-line, secretaría virtual, aplicación informática específica para la gestión y evaluación de la Formación Continuada, etc., todo con la idea de aplicar las nuevas tecnologías al proceso formativo y crear valor y agilizar el trabajo facilitando así la labor de los responsables de Formación.
  • Gestión eficaz de los Recursos Humanos y materiales.
  • Diseño de una oferta formativa orientada a las necesidades, que permitirá a los responsables de la Formación Continuada una labor más homogénea y optimizada a las demandas reales a la hora de elaborar los catálogos de acciones formativas ofertadas.
  • Establecimiento de ciclos de mejora mediante medición y evaluación.
  • Orientación hacia los resultados.

Son, en definitiva, 38 objetivos específicos y 63 líneas de actuación planteados con la idea de alcanzar tres grandes objetivos generales coincidentes con los ejes del plan: la mejora de la competencia de los profesionales; la mejora de la organización a través de planes y programas institucionales; y la mejora de la planificación, la coordinación y la gestión de los planes formativos.

La puesta en marcha del Plan Estratégico de Formación Continuada 2008-2011 de los profesionales del sistema de Salud de Castilla y León ha definido un modelo de formación continuada basado en la personalización de la oferta formativa y su apertura entre los distintos colectivos que integran los Recursos Humanos del Sistema Regional de Salud; y la estandarización de los procesos de gestión y su simplificación, con el fin de lograr una mayor optimización de los recursos y una mejora en los resultados.

Se trata de una planificación “moderna, integral, participativa y dinámica, elaborada por un equipo multidisciplinar compuesto por 80 profesionales y técnicos, cuyo desarrollo vendrá determinado en los distintos Planes Anuales de Formación”, según informan desde la Consejería.

A lo largo del presente 2008, la Junta prevé cerrar este año con la celebración de cerca 3.000 acciones formativas para trabajadores del Sistema de Salud de Castilla y León -tanto SACYL como Consejería de Sanidad-, en las que la oferta de plazas supera las 70.000 y con un presupuesto destinado para ello que se eleva hasta los 4.393.018 euros.

El modelo de formación continuada emanado del Plan Estratégico se estructura en tres niveles -central (planificación global de toda la oferta formativa y desarrollo de iniciativas innovadoras), intermedio (coordinación de los Planes Anuales de Formación por ámbitos) y periférico (elaboración de los Planes Anuales de Formación y ejecución descentralizada de las actividades formativas por parte de las Gerencias periféricas del Sistema de Salud castellano y leones)- y lo hace así para llegar a todos los profesionales y contar con una amplia participación social.