Sábado, 15 Agosto 2020

Coronavirus

Pedro Alonso (OMS) lamenta que la salud pública está "extraordinariamente desatendida" en España

El director del Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pedro Alonso, ha lamentado, en el curso 'La ciencia ante el desafío de la COVID-19', patrocinado por Pfizer y organizado en El Escorial (Madrid), que la salud pública está "extraordinariamente desatendida" en España

Madrid 23/07/2020 medicosypacientes.com/ E.P.
"La salud pública está extraordinariamente desatendida en España, donde no hay una Agencia de Salud Pública, a pesar de que hay acuerdos entre los distintos grupos parlamentarios desde hace años, y esto es un enorme fracaso. Dentro de eso, hay un problema de enorme gravedad, a escala global y en España, que es que no hay buenos sistemas de información sanitaria, con lo que difícilmente pueden gestionarse ni esta ni ninguna crisis sanitaria que surja", ha dicho.
 
En este sentido, Alonso ha señalado, tras realizar un repaso por la situación epidemiológica global de la Covid-19, que la actualidad "no es un momento sin precedentes", sino que es un hecho regular que ha ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad, ya que las enfermedades infecciosas, que han caído en un cierto desinterés porque los ámbitos del conocimiento han estado en otros lados, son disruptoras y suponen un riesgo sistémico y existencial para la humanidad.
 
"Ahora pocos estarían en contra de una afirmación de este tipo, pero hace sólo cinco meses no era así y un ejemplo de ello es que no hay un Centro de Enfermedades Infecciosas, y eso a pesar de que "en el futuro seguirán siendo el gran reto existencial de la humanidad desde el ámbito de la salud", ha dicho.
 
Uno de los problemas principales con cualquier enfermedad infecciosa, ya sean esas antiguas o la Covid-19, de acuerdo con Alonso, es que la transmisión no es homogénea en una población. Es decir, que no basta con muestrear a una parte y así identificar la prevalencia de anticuerpos y la incidencia, y extrapolarlo al conjunto de la población.
 
"Lo que ocurre, por el contrario, es que se generan clústeres de alta transmisión que pueden estar cercanos a otros donde hay poca o nada transmisión, y por lo tanto la extrapolación para saber cuántos casos hay realmente es muy complejo, así que no sabe ni cuántos han muerto ni cuántas personas están infectadas", ha apostillado el experto de la OMS.
 
En este sentido, el presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), Albert Bosch Navarro, ha reconocido que a pesar de llevar toda la vida trabajando en virología, el nuevo coronavirus le ha cambiado la vida, es como una guerra que tarde o temprano "la vamos a ganar". "En esa batalla se han dado pasos muy rápidos, como la secuenciación del genoma del coronavirus, algo que se hizo ya el 10 de enero de 2020, pero a pesar de eso se ha escapado y se ha expandido hasta convertirse en una auténtica pandemia", ha añadido.
 
Al respecto, Alonso ha asegurado que lo más posible es que se diseñen distintas vacunas, que "no sería razonable" creer que van a ser iguales ni que van a servir para las mismas poblaciones, posiblemente no, y eso añadirá un elemento de complejidad en cuanto a la definición de las reglas de acceso. La OMS está intentando jugar un papel de mediador, con un apoyo razonable por parte de la Unión Europea y de China, y es esa "diplomacia suave" la que permitirá hacer un engranaje para el acceso mundial a la vacuna, pero "no es evidente ni está cerrado".
 
Finalmente, Alonso ha recordado que si algo puede sacar de un problema como la alerta sanitaria actual "es la ciencia, la investigación y el desarrollo. "No hay sustituto para ello, y ahí entran nuestras capacidades de desarrollar y de poder llevar a escala antivirales, monoclonales, vacunas para lo que hoy en día no estamos preparados", ha advertido.
 
De hecho, ha señalado que la capacidad de producir vacunas en Europa no llega al 25 por ciento de sus necesidades, hablando de las vacunas rutinarias. "En España no tenemos la capacidad de producir vacunas y deberíamos repensar lo que significa nuestra capacidad de traslación y de generación de conocimiento", ha zanjado Alonso.