Miércoles, 25 Abril 2018

Jueves, Día Mundial del Riñón

Pacientes renales recuerdan a las CCAA la importancia de implantar medidas de prevención de esta enfermedad

Con motivo del Día Mundial del Riñón, que se celebra este jueves 9 de marzo, bajo el lema ´Obesidad y Enfermedad Renal’, la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) recuerda a las Comunidades Autónomas que deben implantar las medidas necesarias para ayudar a prevenir la enfermedad renal crónica, tal y como se indica en el documento elaborado hace dos años por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el título ‘La estrategia del abordaje de la enfermedad renal’

Madrid 06/03/2017 medicosypacientes.com
Campaña ALCER
Este año, los representantes de los enfermos renales, centran su atención en la elevada prevalencia y morbimortalidad cardiovascular que sufren las personas con enfermedad renal, además de los costes económicos que supone el tratamiento crónico de la misma. Y para ello, recuerdan a las Comunidades Autónomas que deben implantar las medidas necesarias para ayudar a prevenir la enfermedad renal crónica.
 
El documento que recoge ‘La estrategia para el abordaje de la enfermedad renal’ (http://alcer.org/federacionalcer/wp-content/uploads/2015/12/estrategia.pdf) fue elaborado en febrero de 2015 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el que ALCER fue uno de los asesores, y aprobado por el Consejo Interterritorial de salud de 25 de marzo de ese mismo año. 
 
El documento, reconoce que el diagnóstico de la enfermedad renal crónica y sobre todo el inicio de la terapia renal sustitutiva marca un antes y un después en el estilo de vida de la persona afectada y en el de su familia. 
 
La insuficiencia renal, explica el documento, es una enfermedad que genera un amplio rango de situaciones estresantes en la persona con enfermedad renal y su entorno, momentos en los que el paciente sufre una pérdida de salud que puede ser percibida como una amenaza. Esto ocasiona trastornos tanto de tipo físico como psicológico que obligan al paciente a pedir ayuda a los profesionales de atención social. 
 
Además de estos aspectos, el documento contempla la necesidad que tiene el paciente de conservar el certificado de discapacidad una vez que es trasplantado. 
 
‘Obesidad y enfermedad renal’ 
 
Este año el lema del Día Mundial del Riñón, está centrado en evitar la obesidad, ya que es uno de los factores de riesgo de padecer enfermedad renal crónica.  
 
En las últimas décadas han aparecido numerosos trabajos epidemiológicos que relacionan el índice de masa corporal con el desarrollo de enfermedad renal crónica en los sujetos obesos. 
 
Otro hallazgo importante, es el papel crucial que juega la obesidad como factor de riesgo para una peor evolución de la función renal en pacientes con diversas patologías renales, glomerulares y el mundo del trasplante renal.
 
El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por lo que las autoridades sanitarias de los países deberían incluir planes estratégicos para la prevención de la obesidad. Lógicamente, la reducción de peso debiera de ser el aspecto terapéutico más determinante; sin embargo, la evidencia disponible acerca de su influencia es más bien escasa. En los últimos años, podemos encontrar interesantes revisiones que analizan con profundidad el efecto de la pérdida de peso y su influencia en la proteinuria y la función renal.
 
Litiasis renal y obesidad
 
La obesidad es considerada uno de problemas de salud más importantes en los países desarrollados. La OMS considera que el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo.
 
En nuestro país, según la Sociedad Española de Cardiología, cerca del 40% de la población presenta sobrepeso y el 21% obesidad. Se ha demostrado un aumento del riesgo de padecer un cólico nefrítico hasta 2 veces mayor en los pacientes obesos.
 
La probabilidad de recurrencia, posibles complicaciones y el riesgo de insuficiencia renal severa y diálisis estará aumentado en los pacientes con litiasis renal y obesidad. Por tanto la obesidad se presenta como uno de los factores modificables más importantes en la prevención de padecer cálculos renales y sus posibles consecuencias para el riñón.
 
Hoy, 7 de marzo ALCER mantendrá una reunión en el Senado con la Presidenta de la Comisión de Salud,  y en la que participarán la SEN, SEDEN, ONT, SEMERGEN, SEMG Y SEMFYC.
 
El 9 de marzo se reunirá en el Congreso de los Diputados con la comisión de Sanidad.