Viernes, 19 Enero 2018

Pablo Yuste (ONU): Valoro enormemente el compromiso de los Colegios de Médicos

Continuación de la entrevista

26/11/2012 medicosypacientes.com

En el Seminario va a abordar los protocolos y las herramientas nacionales e internacionales de respuesta de emergencia ¿Cuáles son las principales herramientas y cómo se pueden mejorar?

Es curioso los pocos protocolos que existen en lo relativo a intervención médica en emergencias. Actualmente, lo único que existe protocolizado son los equipos sanitarios que intervienen en el caso del rescate canino. Lo que denominamos INSARAG. Sin embargo, no existe un protocolo de actuación sanitaria fuera de eso.

En el terremoto de Haiti se produjeron una serie de intervenciones muy desafortunadas. Los equipos sanitarios llevaron a cabo amputaciones sin el material ni el personal adecuado. Muchas de ellas fueron realizadas por personal sin ninguna preparación y sin anestesia. En aquel momento se hizo evidente la necesidad de crear un estándar mínimo de intervención. Al volver a España plantee a un grupo de profesionales sanitarios (D. Alberto Lafuente y D. Luis de la Fuente con el apoyo de la SEMHU) un ejercicio a partir de las reflexiones que me produjo Haití.  Les pedí un diseño modular, escalable y transportable fácilmente que replicara los servicios de un Hospital de Distrito del tercer mundo.  Cada módulo debía tener su propia cartera de servicios, junto con su personal y equipamiento asociado. El personal debía recibir formación específica para adaptar sus conocimientos a la ayuda humanitaria.

El resultado creo que ha sido el modelo más avanzado que existe en lo que se refiere a los estándares de intervención. A partir de un primer borrador, se llevó a cabo un proceso de consulta con todas las ONGs sanitarias que hicieron sus aportaciones para mejorar el documento. Finalmente fue aceptado como el estándar mínimo para la intervención de los actores españoles.

¿Cómo valora el trabajo la Fundación Red de Colegios Médicos Solidarios y la creación del Registro de Médicos Voluntarios y Cooperantes?

Creo que es fundamental que los profesionales tengan una orientación antes de saltar a un mundo tan complejo como el de la ayuda. Necesitamos que las organizaciones orienten, promuevan y orden la entrada de profesionales en el sector. Esto evita malas experiencias tanto a los voluntarios como a las organizaciones y aumenta la efectividad de la ayuda.

¿Qué opinión le merece el trabajo de los Colegios de Médicos en cooperación para el desarrollo?

Conozco el trabajo desde hace tiempo y valoro enormemente el compromiso del Colegio de Médicos.

A lo largo de su trayectoria en cooperación ¿Cuáles han sido los mayores problemas a los que se ha enfrentado? ¿y la situación más complicada?

En general, el mayor problema que puede enfrentar un humanitario es no poder ayudar. No poder ser útil. El mayor problema se produce cuando no tenemos acceso a las víctimas por barreras administrativas, inseguridad o falta de recursos. Esto a veces se produce por culpa de grupos irregulares pero a veces es aun peor y se produce por culpa de gobiernos. La reducción del Espacio Humanitario dificulta cada vez más nuestro trabajo.

¿Qué mensaje y/o consejos daría a los MIR interesados en la cooperación?

Sobre todo que se preparen intensamente. Si quieren trabajar en ayuda humanitaria es muy posible que tengan que asistir a pacientes sin medios, sin tener a quien recurrir y sin hablar su idioma. Eso exige una preparación extraordinaria. Estoy seguro de que si estudian su carrera con esta idea en la mente, podrán mucho más esfuerzo y atención.

¿Cree que una buena formación en este ámbito puede mejorar notablemente la labor de los médicos en terreno?

Sin duda. Hace falta que el profesional sanitario sea capaz de adaptar sus conocimientos al ámbito de la ayuda humanitaria.

España vive una situación social muy complicada ¿Cree que va a llegar a ser necesario acciones de cooperación médicas en nuestro país?

Siempre han existido excluidos. Ahora simplemente hay más y menos recursos para atenderlos. Eso requerirá posiblemente que la iniciativa particular tenga que cubrir en mayor medida aquellas situaciones de vulnerabilidad que no pueda soportar la Administración. Tendremos que confiar en la solidaridad que siempre ha demostrado España.