Jueves, 13 Diciembre 2018

Reunión institucional

OMC y SECPAL analizan con representantes del Consejo de Europa la situación de los cuidados paliativos en España

El Grupo de Trabajo de Atención al Final de la Vida de la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) se reunieron con representantes del Consejo de Europa para analizar la situación de los cuidados paliativos en España y en Europa. Los expertos coincidieron a la hora de señalar que los cuidados paliativos “siguen siendo una asignatura pendiente”

Madrid 13/03/2018 medicosypacientes.com / R.M.P.
Dr. Herrera, Dr. Gómez Sáncho, Mullen, Dr. Romero, Dr. Rocafort y Dr. Mota.

Participaron en la reunión el Dr. Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial; el Dr. Marcos Gómez Sancho, coordinador del Grupo de Trabajo de Atención al Final de la Vida de la OMC; el Dr. Rafael Mota, presidente de SECPAL; Dr. Javier Rocafort, director médico del Hospital Centro de Cuidados LAGUNA y expresidente de SECPAL; Ronan Mullen, senador independiente irlandés; Ayşegül Elveriş, secretaria de la Comisión de Asuntos Sociales, Salud y Desarrollo Sostenible del Consejo de Europa; y Emilio Herrera, presidente de New Health Foundation.

El Consejo de Europa prepara una moción de resolución sobre cuidados de las personas mayores y cuidados paliativos en Europa y España ha sido uno de los países seleccionados para visitar y analizar.

El Dr. Marcos Gómez Sancho, coordinador del Grupo de Atención Médica al Final de la Vida de la OMC, detalló que hay decenas de miles de pacientes que necesitarían una sedación paliativa y el médico, por diferentes motivos, no se la administra. En España hay entre 50.000 y 60.000 enfermos que cada año sufren de manera intensa y precisan los cuidados de un equipo de cuidados paliativos interdisciplinar y altamente especializado, de los cuales alrededor de 20.000 pacientes del total mencionado precisará una sedación paliativa.

Entre los problemas habituales en la atención a los pacientes en el proceso al final de la vida es que “faltan muchos servicios”.  España cuenta con 196 dispositivos de paliativos que suministran una cobertura media del 40%, “lo que refleja el tremendo recorrido que todavía queda por hacer para que todos los ciudadanos tengan acceso a una atención paliativa de calidad”, recalcó el Dr. Gómez Sancho, porque “existe una gran inequidad que tiene que ver en primer lugar con la comunidad autónoma donde el paciente resida, después entran otros factores como la ciudad, áreas de salud a la que pertenezca, medio rural o urbano, si se trata de un adulto o un niño y la patología que padezca, teniendo en cuenta las enfermedades que requieren este tipo de atención”.

Además de la escasez de recursos destinados a paliativos, España “necesita que los profesionales estén mejor capacitados”, puntualizó el Dr. Gómez Sancho, que reflejó que los directrices de Bolonia recogen que en todas las Facultades de Medicina del continente exista una asignatura obligatoria de cuidados paliativos. Sin embargo, los datos arrojan que en 2012 de las 39 facultades españolas analizadas, en 19 de ellas no había ningún tipo de asignatura que aborde los cuidados paliativos, y de las 20 restantes, 6 cumplen con las exigencias del citado plan educativo de tener una asignatura específica y solamente en 3 de ellas (universidades privadas) es obligatoria. El experto lamentó que “mal camino llevamos si a los estudiantes de Medicina no se les dice ni una sola palabra de cómo tienen que atender a sus pacientes al final de la vida”.

La Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos, publicada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, dirigida por el Dr. Javier Rocafort, recomienda la acreditación de los profesionales mediante la vía de la especialidad, que desde la Administración se ha negado desde el principio y que los países más avanzados en esta rama la tienen; la subespecialidad o área de capacitación específica, que en su día se diseñó para los médicos paliativistas y que  “se nos negó después de muchos años de lucha en el Ministerio”; y el diploma de acreditación avanzada, que es una alternativa que en la actualidad se encuentra parada y que “esperamos que de una vez salga adelante y nos ayude a que el paciente o usuario potencial que necesita un equipo de cuidados paliativos sepa que le ve a atender una persona capacitada por formación y experiencia profesional”.     

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa reconoce que los cuidados paliativos son una parte vital e integral de los servicios de salud y que cualquier persona que los necesite debería poder acceder a dichos cuidados sin excesiva burocracia o demora, y en un entorno coherente con las necesidades y elecciones individuales. 

Además, subraya que la mejor práctica apropiada, normativa e internacionalmente reconocida de los cuidados paliativos es coherente con la dignidad humana y los derechos de las personas gravemente enfermas. Por otro lado, señala que persisten importantes disparidades entre los países respecto de la provisión de las mejores atenciones reconocidas en los estándares de cuidados paliativos.