Jueves, 21 Octubre 2021

IV Convención PM

Nuñez Feijóo anima a los médicos a construir la sanidad del futuro, "desde la independencia de la política y de la industria"

 

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, animó a los médicos a construir la sanidad del futuro, "desde el compromiso con la profesión y desde la independencia de la política y de la industria" porque "los políticos pasan; los médicos quedan". Así se expresó ante más de 500 profesionales médicos, en la conferencia de clausura de la IV Convención de la Profesión Médica, celebrada el sábado por la tarde en Madrid

16/11/2014 medicosypacientes.com

 

Madrid, 17 de noviembre 2014 (medicosypacientes.com)

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, animó a los médicos a construir la sanidad del futuro, "desde el compromiso con la profesión y desde la independencia de la política y de la industria" porque "los políticos pasan; los médicos quedan".

Así se expresó el  presidente del Gobierno gallego ante más de 500 profesionales médicos, en la conferencia de clausura de la IV Convención de la Profesión Médica, celebrada el sábado por la tarde en Madrid.

El titular de la Xunta inició su intervención recordando su etapa como secretario general de Asistencia Sanitaria en el Ministerio de Sanidad y Consumo (1996) y, en especial, su gestión al frente del INSALUD (1996-2000) que "ha sido la llave para gestionar una comunidad autónoma en una situación tan difícil como la que hemos atravesado", más teniendo en cuenta ?dijo- que la sanidad supone  "más del 40% del presupuesto de las comunidades autónomas".

Tras asegurar que "aprendí con los médicos", expresó su convicción de que estos profesionales  son los "resortes y la llave del SNS porque son los que lo conocen bien" y esto les convierte en "protagonistas e interlocutores acreditados".

Expresó a todos los profesionales su reconocimiento por el esfuerzo y el "enfoque de responsabilidad en estos años de difícil situación económica para mantener el SNS". "Yo no he visto tanta ayuda como ahora ?afirmó- para mantener las paredes del Sistema"  y agradeció públicamente el "buen trabajo" realizado por la OMC en este sentido y, en especial, por su presidente, el Dr. Rodriguez Sendin.

Feijóo resaltó la "motivación" de los profesionales que, en esta difícil situación,  "han trabajado más,  se han resignado a bajar los salarios y se han comprometido  con la racionalización del gasto" y les animó a "seguir siendo útiles a la profesión médica, a su país y a lo más sagrado que es devolver la salud de los ciudadanos" y también a "ser valientes para afrontar los retos del futuro de la sanidad; a decir lo que  piensan, desde el compromiso con la profesión y desde la independencia de la política y de la industria" porque "los políticos pasan; los médicos quedan".

Defendió la necesidad de una "custodia compartida" del SNS por las "Administraciones, los profesionales y los ciudadanos" y expresó su convencimiento de que "hoy, la sanidad pública tiene más futuro que antes de la crisis".  "Hemos librado una gran batalla ?dijo- y hemos ganado", pero "no hay que caer en la autocomplacencia" porque "aún queda mucho trabajo por hacer".

Nota de la Xunta sobre intervención de Nuñez Feijóo

El presidente del Gobierno Gallego, Alberto Nuñez Feijóo, en su intervención en la clausura de la IV Convención de la Profesión Médica, subrayó que en la suma del "compromiso, la innovación y la eficiencia" está la garantía de futuro de la sanidad pública y destacó el papel necesario que los profesionales de la salud están desempeñando en el diseño de la sanidad pública del mañana.

El mandatario gallego puso en valor la contribución que el colectivo sanitario está realizando para hacer más certero el diagnóstico actual de la sanidad en España, y detectar con mayor precisión los retos futuros del sistema. En este sentido, destacó el modo en que a su tarea asistencial aportan dedicación, profesionalidad y la implicación para hacer posible que el Sistema Nacional de Salud se haya mantenido en pie en el contexto de las mayores dificultades, señaló.

Como prueba de este compromiso, Feijóo se refirió a los últimos indicadores de productividad del Servicio Gallego de Salud. Así, destacó que aumentó la actividad quirúrgica en jornada común hasta cifras inéditas, un 40% más que hace cinco años; y que los hospitales del Sergas consiguieron un rendimiento quirúrgico del 76,4%. También mencionó que se redujo el número de pacientes que espera por una primera consulta (26.000 pacientes menos que hace un año), y que fue posible bajar de los 50 días de espera media.

En la misma línea, señaló que las vías rápidas del Sergas, según datos de septiembre, cumplieron el objetivo de atender las patologías de prioridad 1 por debajo de los 30 días (19,8); y, las graves, en 56 días. De igual manera, resaltó que mejoró la capacidad resolutiva de la Atención Primaria, porque actualmente se realizan menos derivaciones desde los centros de salud a las consultas hospitalarias y, cada vez, son más las cirugías menores y las pruebas complementarias que se pueden solicitar directamente desde cada centro médico. Y subrayó que, en cinco años, se redujeron hasta en 90.000 las urgencias atendidas en los hospitales gallegos, al incrementarse las registradas en los puntos de atención continuada (PAC).

El titular de la Xunta destacó, también, el compromiso del colectivo médico para conseguir un control más exhaustivo del gasto farmacéutico, porque su implicación, dijo, ha sido fundamental a la hora de buscar mejores prácticas de prescripción y dispensación de medicamentos. En este punto, indicó que desde 2009 el consumo de genéricos se multiplicó por cuatro en Galicia hasta llegar al 41,8%. Sin embargo, a pesar de que esta es la única Comunidad autónoma que mantiene una tendencia decreciente en el gasto farmacéutico de recetas, consideró que es preciso continuar trabajando en el buen uso de los recursos farmacoterapéuticos porque aún suponen el 27% del presupuesto del Sergas, que significa 922 millones de euros en el próximo año.

Favorecer la estabilidad laboral

Feijóo insistió en que el personal sanitario representa la mano tendida al paciente y personifica la calidad asistencial del sistema, por eso, subrayó que es prioritario que puedan desarrollar su cometido en un marco laboral que favorezca la estabilidad y la promoción profesional. Al respecto, apuntó que en el Servicio Gallego de Salud más del 80% de los facultativos tiene plaza en propiedad, lo que sitúa Galicia muy por encima del promedio estatal.

Además, indicó que actualmente se están desarrollando en esta Comunidad dos ofertas públicas de empleo para la cobertura en propiedad de 221 plazas de facultativos especialistas, médicos de urgencias hospitalarias y médicos de familia de Atención Primaria. Junto con esto, recordó que el próximo año 2015 Galicia elevará la tasa de reposición al 50% en los servicios sanitarios de la Comunidad que, de este modo, es la que ofrece mayores tasas de estabilidad laboral en el campo de la salud, dijo.

El jefe del Gobierno gallego destacó que la prueba palpable del compromiso de la Xunta con la sanidad pública está, también, en los Presupuestos para el año 2015, que destinan a este servicio más del 40,4% del presupuesto autonómico hasta alcanzar en total 3.410 millones de euros. Esto significa, precisó, que el gasto por habitante en Galicia será de 1.241 euros, un 1,4% superior al de 2014.

Implantar las nuevas tecnologías para avanzar en calidad asistencial

En su discurso, se refirió, por otra parte, a la necesidad de que el personal de la salud pueda apoyar su labor asistencial en las nuevas tecnologías, como otro de los pilares en los que asentar el futuro de este servicio público. Según señaló, el sistema público de salud "debe superar anacronismos modernizando su infraestructura, para que su nivel de respuesta se adapte a las contingencias de cada momento y a los continuos avances de la práctica clínica".

De este modo, puso de relieve que esta apuesta por la tecnología se traduce en Galicia en una implantación generalizada de la Historia Clínica Electrónica (IANUS) o de la receta electrónica; así como programas de telemedicina o de atención no presencial como la consulta telefónica. Además, remarcó que las TICs están favoreciendo la interrelación entre profesionales -entre la Atención Primaria y la hospitalaria-, a través de iniciativas como la interconsulta electrónica (e-interconsulta). Estos avances, prosiguió, permiten ganar en continuidad asistencial, que es precisamente lo que quiere potenciar el nuevo programa puesto en marcha por la Xunta para hacer un seguimiento de cada paciente en las 72 horas posteriores al alta hospitalaria, el Conecta 72.

Según indicó, la informática es una herramienta que puede contribuir a una mejor gestión de los recursos humanos; un cometido que en el Sergas se realiza a través del programa Expediente-e, para tramitar los diversos procesos de selección y provisión de personal con casi 7.800.000 accesos en sus tres años de funcionamiento. Y, junto con esto, afirmó que las nuevas tecnologías, en la sanidad gallega, ayudan también a la tarea investigadora y docente del personal sanitario a través de la biblioteca virtual BiblioSaúde.

Feijóo subrayó que en la innovación está la llave para que las infraestructuras sanitarias puedan dar cobertura a la demanda de las nuevas pruebas diagnósticas y procedimientos terapéuticos que comporta el avance de la medicina. Y, en este sentido, aseguró que el 2015 será el año de la finalización de los grandes proyectos de innovación sanitaria en Galicia, el Hospital 2050 y el programa Innovasaúde, que buscan poner al alcance de las profesionales equipamientos y soluciones más innovadoras y adecuadas a las necesidades asistenciales futuras. Son dos programas dotados de una inversión conjunta de 90 millones de euros del Fondo Tecnológico, con cofinanciamiento Feder del 80%, que se suman a los 88 millones de euros que el Servicio Gallego de Salud invertirá en los próximos ocho años para que los hospitales gallegos dispongan de la mejor tecnología y equipamiento.

Entre estas infraestructuras, Feijóo puso de relieve el nuevo Hospital Público de Vigo que entrará en funcionamiento el próximo año y que está, dijo, perfectamente alineado con el objetivo de conseguir una sanidad pública innovadora. La apuesta por las infraestructuras sanitarias que está haciendo el Gobierno gallego, añadió, permitirán que en el próximo año 2015, cinco de cada diez gallegos puedan acudir a un hospital público o a un centro de salud nuevo o renovado; y en 2016, siete de cada diez.

El presidente de la Xunta manifestó la necesidad de que todos los recursos de la sanidad pública vayan destinados a quien es el centro del sistema: el paciente. Y, en este punto, mencionó la Ley de garantías sanitarias aprobada por la Xunta de manera pionera, y que blinda por ley los derechos del paciente a la libre elección de médico y centro; al acceso a una segunda opinión médica; a un tiempo de espera máximo; y a la manifestación de sus instrucciones previas.

Los retos que comportan el envejecimiento poblacional y la dispersión geográfica

El modelo de gestión integrada, que en la sanidad gallega está implantado desde 2013, se ha revelado, dijo, como un avance en esa dirección porque permite organizar y gestionar los recursos alrededor del paciente con mayor efectividad, consiguiendo así una atención más individualizada y eficiente. Y es que, según remarcó, a los ya de por sí complejos retos que debe afrontar el Sistema, relativos a su viabilidad y operatividad, hay que sumar dos factores derivados de nuestra demografía: el envejecimiento poblacional y, en el caso de Galicia, la dispersión geográfica.

Feijóo subrayó que la red asistencial de la sanidad pública debe estar preparada para asumir las consecuencias que esto implica; especialmente, por su incidencia en la cronicidad. Por eso, consideró que las prioridades debe ir dirigidas a disminuir la carga de enfermedad a través de la prevención. Y en esa misma línea va encaminada la Estrategia Gallega de Atención Integral a la Cronicidad, apuntó.

"A lo largo de estos últimos años, prosiguió, asistimos al doble reto de preservar una de nuestras principales conquistas sociales y de corregir aquellos desequilibrios que hayan podido interferir en su viabilidad", señaló. "No fue sencillo para nadie ni todos los objetivos se han logrado. Debemos continuar con ese esfuerzo conjunto. Pero hoy podemos decir que la sanidad pública no sólo mantiene su presente, sino que tiene más futuro después de esta crisis que antes de entrar en ella", concluyó.

bridge media | Air Jordan XXX1 31 Colors, Release Dates, Photos , Gov