Lunes, 24 Junio 2019

Aula de Salud en COM Cantabria

“No vamos a permitir que se pegue a nuestros médicos ni que salga más barato”

Los profesionales de la medicina sufrieron durante el año pasado un total de 490 agresiones en España, el 59% de ellas se dirigieron a médicas. Son datos que el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial, OMC, puso sobre la mesa, en el Aula de Salud organizada por El Diario Montañés y el Colegio de Médicos, con la colaboración de la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud

Santander 22/03/2019 medicosypacientes.com / COM Cantabria
Javier Galván, interlocutor policial nacional sanitario; Sandra Pérez, policía del grupo; Dr. Alberto Becerra, coordinador del Observatorio contra las Agresiones de la OMC; Javier Hernández de Sande, presidente del COM Cantabria; Marta Carbajo, interlocutora policial provincial; Rafael Morán, jefe de brigada.

El foro acogió un debate que preocupa especialmente al Colegio de Médicos de Cantabria, con 18 denuncias el pasado año y seis en el primer trimestre de 2019. “No vamos a permitir que se pegue a nuestros médicos, ni que agredirles salga barato”, aseguró el Dr. José Alberto Becerra, secretario general del Colegio de Médicos de Badajoz y coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones. En el debate también intervino Javier Galván, Interlocutor Policial Nacional Sanitario de la Policía Nacional, y estuvo moderado por el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande.

La creación en 2017 de la figura del Interlocutores Policiales Sanitarios en todo el territorio nacional ha contribuido a reducir las denuncias por este tipo de agresiones. La presencia policial en los centros sanitarios tiene el objetivo de “dar seguridad a los profesionales, visibilidad al problema y participar en fuertes campañas de concienciación y prevención”.

Además, se ha creado un equipo liderado por Galván que da a conocer en todas las comunidades herramientas para la prevención. “Los médicos que conocen las herramientas preventivas para tratar a un posible agresor son efectivas y están teniendo resultados favorables”, subrayó Galván, que informó de que en 2017 la Policía registró 321 denuncias y 298 en 2018.

Petición de ley específica

No obstante, siguen produciéndose estas agresiones y en su mayoría se dirigen a las mujeres dentro de la profesión. “En Cantabria se están feminizando las agresiones, con 4,9 de cada 1.000 colegiadas en la región que han sido agredidas”, destacó el Dr. Becerra. 

Ante el nuevo escenario, con cifras policiales que sitúan en un 55% las agresiones ejercidas a las médicas, el Observatorio solicita con urgencia “una ley específica para atender las agresiones como parte de la violencia machista”.

Otra línea de trabajo del Observatorio de Agresiones es conseguir que se aplique la ley por igual en toda España. “El Código Penal considera la agresión al médico como un delito de atentado, pero no se aplica por igual en todas las regiones. En Cantabria se toman medidas punitivas y sale muy barato pegar a los médicos”, denunció el Dr. Becerra. 

Por último, el Observatorio propone la puesta en marcha de un plan nacional contra las agresiones a médicos. Desde la creación del Observatorio de Agresiones en 2009 se ha “generado concienciación social, política, institucional y en la propia profesión de que nos encontramos ante un gran problema”, puntualizó Becerra.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Dr. Javier Hernández de Sande, calificó de “alarmantes” los datos del primer trimestre en Cantabria (seis denuncias). “De seguir esta línea, habrá un repunte”, aseguró. Hernández pidió “tolerancia cero” y “dignificar y respetar a los médicos” para lo que “hay que potenciar la relación médico paciente”.